Despliega el menú
Aragón

AGUA

El tercer y último plan de depuración tendrá que llegar a 851 pequeños núcleos

La DGA estudia ya cómo sanear todas las aguas residuales que produce Aragón. Europa obliga a hacerlo para 2015, así que el objetivo es lanzar los trabajos a principios de 2012.

El Departamento de Medio Ambiente de la DGA está preparando ya un tercer y definitivo plan de depuración que permita que para el año 2015 Aragón pueda sanear el 100 por 100 de sus aguas residuales. Según los estudios realizados por el Instituto Aragonés del Agua, ese tercer plan tendrá que extender la depuración a otros 851 pequeños núcleos diseminados por toda la Comunidad.

Esto supone que, para tratar tan solo el 9% de las aguas residuales de Zaragoza, Huesca y Teruel, el Gobierno de Aragón va a tener que hacer al menos otras 851 obras de distinta complejidad: desde depuradoras con tratamientos secundarios o terciarios para las poblaciones de relativo mayor tamaño hasta simples fosas sépticas en los núcleos más aislados.

El coste total de construir y explotar todas esas actuaciones restantes no podrá calcularse hasta que no se hagan estudios más detallados, pero atendiendo al presupuesto de la depuración integral en el Pirineo, parece claro que ascenderá a muchas decenas de millones de euros.

Al igual que ha sucedido con los planes anteriores, el Departamento de Medio Ambiente tiene previsto hacer frente a esa cuantiosa inversión mediante el sistema de concesión de obra pública: las empresas adjudicatarias adelantarán el dinero y luego lo recuperarán gracias al canon de saneamiento que pagan los ciudadanos.

La obligación de que para el año 2015 todos los municipios saneen sus aguas residuales independientemente de su tamaño es una exigencia de la Unión Europea. Sin embargo, hasta hace poco más de dos años en Aragón solo había 50 depuradoras que daban servicio a las tres capitales y a los municipios más grandes.

Los dos planes anteriores

Para poder cumplir las directivas comunitarias, en 2004 el Departamento de Medio Ambiente puso en marcha un plan especial de depuración que incluyó a todos los municipios de 1.000 o más habitantes equivalentes. No obstante, hay que tener que en cuenta que esa magnitud expresa el potencial contaminante de un núcleo habitado incluyendo las actividades agrarias, industriales y terciarias, por lo que en realidad ese primer programa -que ya está casi acabado- llegó a todas las localidades de unos 500 o más habitantes reales.

Posteriormente, en 2007, la DGA llegó a un acuerdo con el Ministerio de Medio Ambiente para hacerse cargo de la construcción de las depuradoras de los núcleos pirenaicos, unas obras declaradas de interés general en 1993 que deberían haber sido ejecutadas por el Estado.

El convenio firmado entonces con la ex ministra Cristina Narbona -que garantizó a Aragón 169 millones de euros hasta 2011 con la previsión de llegar a 347 millones en 2015- permitió que el Departamento de Medio Ambiente lanzara un segundo programa de depuración.

El denominado plan Pirineos, que ya tiene adjudicadas 194 de sus 296 actuaciones, no solo incluye las depuradoras de los grandes municipios pirenaicos, sino que aborda el saneamiento en todos los pequeños núcleos. Esto convertirá al Pirineo aragonés en una de las primeras zonas montañosas de Europa que logra la depuración integral.

Unos 110 vecinos de media

Ahora, el reto es llegar a todas las poblaciones que no están ni en el primer plan especial ni en el del Pirineo. Dada la diversidad y la dispersión de esos pequeños núcleos -de media tienen unos 110 vecinos, pero algunos rondan los 500 y otros no llegan ni a 5-, el Instituto Aragonés del Agua ha tenido que realizar distintos estudios para definir cuántos y cuáles son e ir estableciendo sus necesidades de depuración, las tecnologías más convenientes en cada caso, las posibles ubicaciones, el trazado de los colectores...

Esos trabajos permitirán disponer de datos básicos con los que diseñar el sistema de depuración que se instalará en cada núcleo. También permitirán estudiar su viabilidad servirán de base para la redacción de los anteproyectos.

El objetivo del Departamento de Medio Ambiente es lanzar este tercer plan de depuración a finales de 2011 o principios de 2012 para tener las actuaciones terminadas en 2014 o 2015.

Etiquetas