Aragón

SALUD/ARAGÓN

El Servet derivará directamente al San Juan de Dios a parte de sus pacientes crónicos

La integración del Hospital San Juan de Dios de Zaragoza en la red del Salud es ya un hecho. Entre ambas instituciones existe un convenio que se renueva anualmente y que ahora ofrece una solución más cómoda y eficaz para algunos pacientes.

Dentro del nuevo convenio -que se está tramitando-, se incluye la derivación directa desde las urgencias del Miguel Servet al San Juan de Dios de determinados pacientes crónicos o dependientes. Este protocolo se comenzó a probar a finales de octubre, y la consejera, Luisa Noeno, aseguró ayer que ya se han beneficiado de él un centenar de pacientes.

Se trata de personas de avanzada edad que acuden frecuentemente a urgencias y que muchas veces están afectadas por pluripatologías o descompensación crónica. Antes, eran ingresados en el Servet y, una vez allí, podían pasar al San Juan de Dios, pero ahora liberarán esas camas y tendrán una asistencia sin traslados.

La consejera visitó ayer la reforma de las instalaciones de este hospital, que este año atenderá a 3.600 pacientes de la red pública aragonesa, de los que 2.100 serán en régimen ambulatorio. Noeno recordó que Salud y Consumo aportará 12 millones de euros para el desarrollo del convenio y resaltó los recursos específicos de un centro que ofrece profesionales de la máxima calidad tanto para rehabilitación como en el caso, por ejemplo, de los cuidados paliativos.

El San Juan de Dios vivió una primera reforma que finalizó en 2004 y que afectó a los 2.200 metros cuadrados del nuevo hospital de día, el área de rehabilitación y las consultas externas. Ahora, ha finalizado la reforma total de las cinco áreas de hospitalización (6.000 metros cuadrados), más otros 1.000 de la unidad de salud bucodental, y se han invertido 9 millones de euros.

El centro cuenta con una unidad de agudos, además de camas para convalecencia, servicio de rehabilitación, unidad de hemodiálisis para 180 enfermos y cinco equipos asignados de cuidados paliativos.

Compromiso con la OPE

En esta visita, la consejera reiteró su compromiso de que a 31 de diciembre de 2009 todos los trabajadores de la sanidad que hayan optado a la oferta pública de empleo (OPE), de 1.800 plazas, estén en su destino.

"Nuestro compromiso es que 2009 finalice con todos los trabajadores ya examinados y que hayan elegido su plaza para asegurarse su empleo en el futuro", afirmó Noeno. El calendario será progresivo y, de momento, ya se ha publicado una resolución que abre el proceso selectivo de 455 plazas, la mayoría de enfermería.

Etiquetas