Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PRESUPUESTOS 2011

El recorte presupuestario de la DGA rebaja cerca de un 40% la financiación a municipios

Las cuentas se aprobarán la próxima semana en un consejo de gobierno extraordinario tras cerrarse ayer la asignación a las Cortes. La oposición dice que el tijeretazo inversor impedirá salir de la crisis.

Los tres miembros de la Cámara de Cuentas tomaron posesión en julio.
El recorte presupuestario de la DGA rebaja cerca de un 40% la financiación a municipios
CARLOS MONCíN

El recorte presupuestario pactado por PSOE y PAR reducirá cerca de un 40% la financiación autonómica a los ayuntamientos para el próximo año, por lo que deberán echar mucha imaginación para afrontar nuevas inversiones. Los cerca de 20 millones de euros que se habían destinado este año para el fondo local quedarán más que reducidos, según consta el proyecto de presupuestos que se aprobará finalmente la próxima semana en un consejo extraordinario de gobierno. Los grupos políticos pactaron ayer la asignación para las Cortes, el último capítulo que quedaba por cerrar para grabar las cuentas de 2011.

El tijeretazo se centra en las partidas de inversión, por lo que la Consejería de Política Territorial, Justicia e Interior ha tenido también que rebajar drásticamente las transferencias destinadas a los municipios a través del fondo local y del fondo de compensación. En el primer caso, con la citada reducción cercana al 40%, mientas que en el segundo quedará prácticamente suprimido.

El fondo local está ideado para que los ayuntamientos puedan afrontar inversiones (no se dedica a gasto corriente ni a amortizar deuda), por lo que se sentirán las consecuencias en el territorio. Fuentes del Ejecutivo autonómico reconocieron el impacto, pero incidieron en que se debe priorizar y "todos" deben hacer un esfuerzo.

En este sentido, apuntaron que el gasto corriente se come la mayor parte del presupuesto, por lo que la caída de ingresos obliga a recortar del único sitio del que se puede, inversiones y transferencias. "Si al personal se suma el mantenimiento de las partidas destinadas a la sanidad, la educación y los servicios sociales, los que garantizan la cobertura social, el margen de maniobra es muy pequeño", señalaron varios miembros del Ejecutivo.

El consejero de Economía, Alberto Larraz, apenas ha dado oportunidad de renegociar la asignación para cada departamento, hasta el punto de fijar, por primera vez, las partidas por capítulos al resto de compañeros.

La consecuencia directa es el tijeretazo a las inversiones de los departamentos de Medio Ambiente (30%) y de Obras Públicas (no llega al 20%). Desde Economía se apuntó que la "reprogramación" de las inversiones del plan de depuración pactadas con el Ministerio de Medio Ambiente, que se alargan cuatro años (hasta 2015), hace que cerca de 40 millones ya no se tengan que invertir por parte de la DGA en 2011. Por ello, explicaron que en este caso es una rebaja impuesta.

Y a esto se une la caída de los fondos para investigación y desarrollo, hasta el punto de que alguno de los entes públicos dependientes de Ciencia y Tecnología se quedarán casi con la mitad de la asignación para 2011.

Duras críticas

La oposición mostró ayer su malestar por la reducción de las partidas de inversión, al entender que impedirá salir de la crisis, especialmente si se une al tijeretazo del Ministerio de Fomento.

El portavoz parlamentario del PP, Eloy Suárez, calificó de despropósito que cuando Madrid ha previsto la mayor caída de inversiones en Aragón se decida también un tijeretazo en la DGA. "Son unos presupuestos para que haya más parados y la gente que roza el umbral de la pobreza siga desesperada, en la línea de la política de Rodríguez Zapatero", opinó.

Suárez sostuvo que con las cuentas que se aprobarán la semana que viene no se ofrece una alternativa real para salir de la grave crisis económica. "Si quieren ahorrar, pueden empezar por suprimir el sueldo de Iglesias. Que se lo pague Madrid", dijo en referencia a su nombramiento como número tres del PSOE y la compatibilización que hará de sus nuevas funciones con su responsabilidad como presidente.

El diputado de CHA Chesús Yuste también sostuvo que ese presupuesto "no sirve para responder a la crisis" y calificó de "error" que se pretenda reducir la inversión en infraestructuras, "cuando es una medida anticíclica que ayuda a dinamizar la economía".

El diputado de IU Adolfo Barrena incidió en que con unas cuentas "absolutamente restrictivas" no se facilitará la recuperación. "Son unos presupuestos de la derrota y entregado a los poderes económicos y al Fondo Monetario Internacional", dijo.

Etiquetas