Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

AGUA

El PSOE remite a sus grupos municipales un argumentario en defensa del trasvase

Los socialistas quieren insistir en que se trata de una "medida urgente y excepcional"

La polémica del trasvase del Ebro se le complica cada vez más al PSOE. El precedente que sienta para nuevas peticiones de transferencias hídricas ha sido enarbolado a la primera ocasión por los defensores del macrotrasvase planeado por el PP con el gobierno de José María Aznar. Los socialistas, acusados de incoherencia por haber derogado ese proyecto y haber aprobado el de la capital catalana, se han visto incluso en la necesidad de instruir ideológicamente a sus representantes municipales para dotarles de argumentos con los que defender su actuación y oponerse al contraataque de los populares.

Para ello, la dirección federal socialista, según informó ayer Efe, ha enviado a sus alcaldes y portavoces municipales en los ayuntamientos un argumentario en el que les aconseja cómo fundamentar su rechazo a posibles mociones en materia del agua que el Partido Popular pueda presentar como "elemento de confrontación política".

En la misiva que acompaña al documento, los socialistas sostienen que la reunión de unos trescientos alcaldes del PP de la Comunidad Valenciana, Murcia y Almería, celebrada el miércoles en Orihuela (Alicante), sólo puede interpretarse como un "instrumento de confrontación".

Esa reunión, donde también participó el alcalde socialista de la localidad alicantina de Benferri, estuvo protagonizada por los presidentes de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, y de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, así como el presidente del PP de Andalucía, Javier Arenas. El encuentro culminó con la firma de un manifiesto donde se reclama satisfacer las necesidades hídricas de Valencia Murcia y Almería con los "caudales sobrantes del Ebro", tal y como planificó el Gobierno Aznar y siguiendo "el ejemplo" del nuevo trasvase a Barcelona.

El texto con la defensa argumental de los socialistas ante esa ofensiva política (alentada por su propia iniciativa de la transferencia pactada entre Zapatero y Montilla) se divide en apartados en los que se recuerda la "nefasta" gestión del PP, lo que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero hizo la pasada legislatura, la solución que se ha adoptado recientemente para "garantizar el abastecimiento de Barcelona", las propuestas del PSOE para los próximos años y una defensa de la desalación en contra del derogado macrotrasvase del Ebro.

"Medida urgente y excepcional"

Respecto al denominado "abastecimiento de Barcelona" para evitar restricciones, el argumentario de los socialistas sostiene que el Partido Popular "una vez más usa de forma partidista el agua y quiere sacar rédito a una necesidad de cinco millones de españoles" con la apelación al trasvase del Ebro, del que asegura que Rajoy "no se atrevió a llevar en su programa electoral" para las últimas elecciones generales.

"A diferencia de lo que dice el PP no hay un nuevo trasvase del Ebro; se trata de una medida urgente y excepcional", se agrega en el documento, antes de recordar que esta solución "es exactamente la misma que durante la última legislatura se adoptó" para diversas zonas de Alicante, Murcia, Almería y Valencia.

Sobre la gestión del agua por parte de los populares, los socialistas instan a sus correligionarios a sostener públicamente que el anterior Gobierno redujo "drásticamente" la inversión, y que toda su política se basó en el trasvase del Ebro, que "no resuelve las carencias" y "genera graves conflictos territoriales". El texto añade que el PP, en su último programa electoral, "olvidó deliberadamente" prometer la recuperación del proyecto de transferir 1.050 hectómetros cúbicos.

Frente a ello, los responsables del PSOE deben remarcar que el Ejecutivo de Zapatero ha creado seis plantas desaladoras, está construyendo otras trece y ha adjudicado cinco más. Además, tienen que destacar que ha aprobado un plan de modernización de regadíos, lo que se traducirá en un incremento sustancial del volumen de agua disponible.

"La Comunidad Valenciana dispone de 335 hectómetros cúbicos al año más que en 2004, que llegarán, cuando se completen las actuaciones del programa AGUA, a los 500", afirma el texto, que añade que Murcia ha incrementado su oferta en 186 hectómetros cúbicos y llegará a los 204.

Etiquetas