Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ÚLTIMAS DE LA LEGISLATURA

El PSOE y el PAR aprueban las cuentas aragonesas para 2011

El presupuesto, que ha sido rechazado por la oposición, asciende a 5.273 millones de euros, un 7,46% menos que el ejercicio anterior.

Iglesias, Almunia y Larraz durante el pleno de hoy en las Cortes
El PSOE y el PAR aprueban los últimos presupuestos de la legislatura
ESTHER CASAS

Los grupos del PSOE y PAR han aprobado en las Cortes de Aragón los presupuestos de 2011, los últimos de la legislatura, con un montante total de 5.273 millones de euros, un 7,46 por ciento menos que el ejercicio anterior, que han sido rechazados frontalmente la oposición al entender que no permiten afrontar la crisis actual.

Para el PP, CHA e IU, los presupuestos no aportan soluciones que favorezcan el crecimiento del empleo, disminuyen en términos absolutos en 165,7 millones los gastos sociales, y no se rigen por los criterios de austeridad esgrimidos por PSOE y PAR, sino que son "escasos".

Desde los bancos de la oposición se ha reprochado a la coalición de gobierno el fuerte descenso de la inversión, especialmente en Medio Ambiente y Obras Públicas, que baja en conjunto de 462,5 a 376,9 millones, al entender que se impide el desarrollo de una actividad productiva favorable a la creación de empleo.

En respuesta a estas críticas, el parlamentario socialista Antonio Piazuelo, encargado de defender las cuentas autonómicas, ha destacado el carácter social de los presupuestos, con un 64,5 por ciento de los recursos destinados a sanidad, educación y servicios sociales, y ha reprochado a la oposición el no haber realizado propuestas concretas para mejorar el documento.

Austeridad

Los criterios de austeridad inciden de forma especial en las inversiones de los departamentos de Medio Ambiente (-28,18 por ciento), Política Territorial (-19), y Obras Públicas (-14,14), y afectan por debajo de la media en los gastos de Presidencia (-2,9), Salud (-3), Agricultura (-3,51), Economía (-4,19), Industria (4,49) y Servicios Sociales (6,06).

Respecto a los ingresos, estos presupuestos son los primeros que se elaboran a partir de las entregas a cuenta de acuerdo con el nuevo sistema de financiación autonómica, que reduce las transferencias del Estado en un 47,28 por ciento, mientras que amplía los ingresos en un 38,44 por impuestos directos y en un 39,85 los indirectos.

En el largo proceso de votación de las cuentas, solo se han aprobado tres enmiendas, la presentada por el PAR en relación a la supresión de la gratuidad de los libros de texto, y otras dos del CHA y PP, respectivamente, referidas a criterios técnicos y que no suponen modificaciones de partidas.

En la explicación de voto, el parlamentario de CHA Chesús Yuste ha insistido en que los presupuestos no ofrecen alternativas para propiciar un crecimiento sostenido de la economía, basado en la inversión pública, y van a suponer un "año perdido" para la Comunidad.

Tras rechazar las criticas del PSOE sobre la falta de propuestas por parte de la oposición, ha resaltado que las 449 enmiendas presentadas por su grupo conforman una alternativa "sólida" para remontar la situación de crisis.

Yuste ha considerado imprescindible una reforma fiscal en profundidad dirigida a gravar a las rentas más altas, las correspondientes al 3 por ciento de la población aragonesa con unos ingresos anuales por encima de los 50.000 euros.

Condicionados por el déficit

Por su parte, la portavoz adjunta del PAR, Ana de Salas, ha reconocido que los presupuestos están "muy condicionados" por los criterios de recorte del déficit público establecido por los países de la zona euro.

Ha comentado, sin embargo, que las cuentas autonómicas no renuncian a crear empleo mediante una progresiva recuperación de la actividad económica, y a generar confianza en el sector empresarial de cara a remontar la crisis.

Por su parte, el diputado del PP, Manuel Guedea, ha destacado que los presupuestos aprobados son muestra "del final de una legislatura y de un ciclo político", y evidencian una línea "habitual" en la coalición de gobierno de rechazar la totalidad de las enmiendas de los grupos de oposición.

Guedea ha cuestionado que las previsiones de gastos e ingresos puedan llevarse a cabo, y ha advertido que las partidas establecidas pueden provocar un descenso de la calidad de los servicios públicos durante 2011.

El representante del PSOE, Antonio Piazuelo, ha tomado la palabra en último lugar para insistir en el carácter social y realista de los presupuestos, y ha asegurado la existencia de "alternativas" a las cuentas.

Tras destacar que la coalición de gobierno PSOE y PAR se comprometió a no incrementar la presión fiscal en 2011, propuesta defendida por CHA e IU para las rentas más altas, ha reprochado a la oposición de elaborar discursos con criterios de "propaganda electoral" y sin ofrecer alternativas concretas.

Por su parte, el portavoz de IU, Adolfo Barrena, ha renunciado a ejercer su derecho a utilizar su turno de explicación de voto, aunque en su intervención inicial en el debate ha manifestado su posición contraria a unos presupuestos que ha considerado "antisociales" al disminuir las partidas destinadas a gasto social.

Etiquetas