Despliega el menú
Aragón

SANIDAD

El nuevo acelerador del Servet estará a pleno rendimiento en el segundo semestre de 2011

El Salud alquila, con opción a compra, esta máquina por 1,8 millones. Los primeros meses del año se necesitarán para calibrarla.

Acelerador del Servet, que se inauguró en 2009.
El nuevo acelerador del Servet estará a pleno rendimiento en el segundo semestre de 2011
HERALDO

El Servicio Aragonés de Salud (Salud) ha adjudicado el suministro del segundo acelerador del hospital Miguel Servet de Zaragoza, en régimen de alquiler con opción a compra. El importe asciende a 1.804.000 euros, un montante un poco menor del que salió a licitación -1.825.000-. La previsión es que los primeros tratamientos (se quiere enfocar especialmente a la radiocirugía) comiencen a realizarse a mediados del año que viene.

Será la empresa Elekta Medical la encargada de dotar al centro hospitalario de este nuevo aparato, que se convertirá en el quinto acelerador de la Comunidad aragonesa en la sanidad pública -hay tres en el Clínico y uno en el Servet-.

El búnquer donde se instalará está junto el que alberga el actual acelerador del Servet, que se puso en marcha en septiembre de 2009 y que ya se encuentra a pleno rendimiento. Entonces, ya se preparó una segunda 'habitación' para instalar esta segunda máquina con las máximas medidas de seguridad (se tiene que garantizar que no existen 'filtraciones' al exterior).

Aunque está todo a punto, los primeros tratamientos de radioterapia a pacientes con este nuevo aparato todavía tardarán. Debido a la precisión que se necesita, estos equipos requieren de unas técnicas de calibración que duran unos meses y en las que colaborarán los servicios de Radiofísica del Miguel Servet y Oncología Radioterápica. Lo fundamental es 'instruir' a la máquina para que le dé al paciente, dependiendo de sus características, la dosis adecuada (siempre con la supervisión médica).

Las sociedades científicas recomiendan un acelerador cada 200.000 habitantes. Es decir, todavía haría falta uno más para cumplir estos parámetros. Para evitar demoras, el Salud normalmente concierta actividad con el que tiene la Clínica privada Quirón en la capital aragonesa.

Previsión de futuro

De momento, el Servicio Aragonés de Salud ha manifestado su voluntad de sustituir más adelante el aparato más antiguo del hospital Clínico de Zaragoza. Este acelerador ha originado bastantes problemas, ya que ha tenido bastante averías en los últimos años. No obstante, todavía no se ha precisado cuándo se procederá al cambio.

Normalmente, los aceleradores permiten dar sesiones de radioterapia a los enfermos de cáncer, una media de 4 o 5 personas a la hora. Una sesión normal suele durar entre 10 y 12 minutos, aunque realmente el tiempo de exposición en sí no suele pasar del minuto. Se dedica una especial atención al posicionamiento correcto del paciente, ya que es muy importante que la radiación se dirija exactamente a las células afectadas y no a los órganos sanos.

Etiquetas