Aragón
Suscríbete

El Congreso rechaza el trasvase del Ebro que plantea Vox con la abstención del PP

Los diputados populares de Aragón respaldan la decisión de voto de su grupo parlamentario frente al plan de conectar cuencas de la extrema derecha.

La formación de Santiago Abascal insiste en el Congreso en un Pacto Nacional del Agua que incluya trasvases entre cuencas
La formación de Santiago Abascal insiste en el Congreso en un Pacto Nacional del Agua que incluya trasvases entre cuencas
EFE

El Congreso de los Diputados rechazó este martes el Plan Nacional del Agua que propone Vox, en el que los trasvases como el del río Ebro deberían ser una “medida esencial” para hacer frente a la sequía. Todo el arco parlamentario votó en contra de la moción de la extrema derecha salvo el PP, que se abstuvo, incluidos los diputados aragoneses, una vez que su enmienda para eliminar del texto la interconexión de cuencas no fue aceptada.

“España dispone de agua sobrante para sus necesidades pero se requiere una gestión adecuada y una política nacional que rompa con el egoísmo localista y piense en la cohesión territorial”, defendió el representante de Vox, Ricardo Chamorro, que recurrió al río Ebro para argumentar su postura.

Los embalses de la cuenca del Ebro están casi al 80%, mientras que Cataluña tiene sus reservas al 18%”, detalló para denunciar a continuación que “los consensos antinacionales” tumbaron el último intento de trasvase hacia el Levante.

En la moción, Vox cargaba contra el Pacto Verde Europeo y pedía un Pacto Nacional del Agua basado en la “solidaridad” y la “interconexión de las cuencas”, que además contemplara un plan específico de regadíos para todo el país.

El PP presentó una enmienda para modificar algunos de esos postulados, en la que pedía una “revisión” de las políticas medioambientales de la UE y un Pacto Nacional del Agua “desde el diálogo y el consenso” entre las comunidades autónomas y los sectores afectados. Vox no aceptó y los conservadores optaron por la abstención.

Para los diputados aragoneses del PP era fundamental que se eliminara cualquier referencia a los trasvases, línea roja a la hora de apoyar cualquier iniciativa de este tipo, aunque no fueron más allá de la abstención que marcó su grupo parlamentario.

En este sentido, los populares tienen registrada en el Cámara Baja una proposición no de ley para impulsar un Pacto Nacional del Agua que evita la palabra trasvase, pero que sí contempla "todas las alternativas, tanto convencionales como no convencionales, incluyendo aquellas que afectan a más de una cuenca". Los diputados del PP-Aragón en el Congreso defienden que el texto se asienta sobre el “consenso” entre los territorios y que por tanto no hay riesgo para la cuenca del Ebro.

“No nos vamos a mover, pedimos un Pacto dialogado y consensuado, dejando a un lado las disputas”, explicó César Sánchez desde la bancada del PP. A su juicio, Vox cae en el “populismo hídrico” mientras que el PSOE “ha abierto la guerra del agua” al carecer de una “gestión integrada de los recursos” y de planes para la sequía.

En respuesta, la diputada socialista Mari Nieves Ramírez defendió las políticas del Gobierno, con “inversiones millonarias en las cuencas más afectadas” y una “visión integral del agua”. Para la representante del PSOE, “la derecha y la ultraderecha solo aportan ruido y la confrontación, compiten para ver quién lidera el ranking del populismo hídrico”. Del PP dijo que “ha comprado el discurso a Vox, también con el trasvase del Ebro”.

“Humillación el 23-A”

Especialmente duro fue Jorge Pueyo en su intervención. “PP y Vox nos traen el trasvase del Ebro el Día de Aragón, pretenden humillarnos pero de los aragoneses no se ríe nadie”, advirtió el diputado de Sumar-Aragón.

Para el representante de CHA en la coalición de Yolanda Díaz, “el PP quizá se desmarque para quedar bien, pero en su enmienda defiende los postulados de Vox”. Y recordó que los conservadores han presentado una proposición no de ley que “pide el trasvase de forma sibilina, sin usar la palabra”.

Pueyo aprovechó su turno para denunciar que el presidente de Aragón, Jorge Azcón, “pretende resucitar zombis hidráulicos como Biscarrués”, por lo que pidió a la ministra de Transición, Teresa Ribera, que “desestime el pantano definitivamente en el BOE”.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión