Aragón
Suscríbete

Inversión récord de 78 millones para ampliar la innivación artificial en las estaciones de Aragón

La DGA asume el grueso del desembolso, que se acometerá en dos temporadas con el apoyo de los propios complejos. La red de cañones se duplicará para asegurar la nieve ante el cambio climático.

Varios cañones fabrican nieve en una de las pistas de la estación de Cerler.
Varios cañones fabrican nieve en una de las pistas de la estación de Cerler.
Aramón

El Gobierno de Aragón impulsa la mayor inversión de la historia en innivación artificial para las estaciones de esquí de Huesca y Teruel. La cuantía alcanza los 77,8 millones de euros más IVA y permitirá modernizar y ampliar las instalaciones existentes para las dos próximas temporadas y, sobre todo, asegurará fabricar mucha más nieve y a una mayor temperatura. El objetivo final es adaptarse al cambio climático para garantizar el negocio, de modo que se pueda abrir al principio de cada temporada, haya más días de explotación y se disponga de un mayor dominio esquiable efectivo.

El consejero de Hacienda, Roberto Bermúdez de Castro, asegura a este diario que el principal esfuerzo recaerá en las arcas autonómicas, dado que aportarán 61,2 millones, y el resto del dinero irá a cargo de la propiedad de los complejos invernales, 14,2 millones, y del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite), 12,9 millones. En este último caso, servirá para acometer íntegramente las inversiones en Valdelinares y Javalambre.

Bermúdez de Castro indica que el primer paquete de actuaciones se licitará en primavera para iniciar las obras entre verano y otoño, de modo que los cañones estén operativos la próxima temporada. Y lo mismo se hará a su conclusión para ejecutar la segunda fase, de forma que se remate la red de innivación de las estaciones de Aramón (Formigal, Panticosa, Cerler, Javalambre y Valdelinares) y las de Astún y Candanchú para la campaña 2025-2026.

El pago se hará en cinco ejercicios y la partida de este año se cubrirá fundamentalmente con fondos para el estadio de La Romareda al no requerirse tanto dinero para lanzar su construcción.

La introducción de cañones para producir nieve se remonta a hace más de treinta años por impulso del Ejecutivo autonómico, que ahora vuelve a liderar una "inversión estratégica" para el futuro del sector. Para evitar que esta subvención millonaria compute como ayuda de Estado, la DGAse plantea acometer las obras a través de Turismo de Aragón o recuperar Nieve de Aragón. "Serían las titulares de los equipos y se les alquilaría por un precio simbólico a las estaciones", apunta.

A una idéntica solución llegaron el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento de Panticosa cuando acometieron la pista de evacuación de la estación hace una década, que costó 1,8 millones.

Bermúdez de Castro subraya que la competencia ha hecho fuertes inversiones en los últimos años y "Aragón no puede quedarse atrás para mantener su cuota de mercado" en el sector de la nieve, que alcanza el 25%. Por ello, prepara un plan estratégico con un respaldo adicional más allá de la unión de estaciones de Astún y Candanchú y la telecabina para conectar Benasque con Cerler.

El consejero de Hacienda indica que el reparto de la inversión se ha asignado, fundamentalmente, en proporción al dominio esquiable de cada complejo. La mayor cuantía irá a Formigal (28,8 millones), seguida por Cerler (15 más 2,2 para innivar el nuevo sector de Castanesa), Astún y Candanchú (8 cada una), Javalambre (6,8), Valdelinares (6) y Panticosa (2,2).

La mayor partida en el grupo Aramón se destinará a la adquisición del sistema de innivación, 42,8 millones, mientras que a las nuevas balsas de agua se dedicarán 10,1, el propio montaje y la obra civil asociada requerirán 5,9 y las instalaciones eléctricas y las actuaciones en las pistas, 1,7 y 1,2 millones, respectivamente.

Tecnología más eficiente

El director general de Aramón, Antonio Gericó, explica que la tecnología ha evolucionado "mucho", dado que los cañones más antiguos en servicio, de los años noventa, solo pueden fabricar con temperaturas bajo cero, en el mejor de los casos a -4º. Los últimos equipos instalados, con un 20% de humedad, son capaces de funcionar con hasta 3º y hacerlo de forma más eficiente.

El ahorro en el consumo energético será sustancial, hasta quince veces menor que la cuantía actual, y el rendimiento del agua será casi total, de modo que el recurso que se utilice podrá transformarse en nieve. "Se va a conseguir maximizar la producción al tener mayor capacidad para aprovechar las ventanas de frío durante la temporada, que ahora son más cortas", especifica.

Gericó avanza que van a reforzar la red de cañones y sustituir los antiguos en cotas bajas, las que no llegan a 1.800 metros, donde más se resienten las precipitaciones por las temperaturas. La operación incluirá tanto las denominadas lanzas como los ventiladores, que trabajan a distinta presión.

En el caso del Aramón, cuenta con 1.301 innivadores en sus cinco estaciones y prevé disponer de 2.126, un 63% más. Este año se pretenden instalar 248 y otros 577 en 2025, además actualizar componentes para que el 75% de los existentes sean más eficientes. Su socio tecnológico es el gigante del sector, Technoalpin, al que se le encargó la renovación parcial del sistema de innivación en servicio.

Además, acometerá cinco nuevas balsas para nutrir al sistema en las estaciones turolenses, en Formigal y en Cerler. En esta última habrá dos, en Inllada y en Castanesa. Tres de ellas disponen de los preceptivos permisos y las dos restantes ultiman su tramitación.

Salto cualitativo

Por su parte, las estaciones del valle del Aragón completarán la renovación y ampliación de su red de cañones. Candanchú cuenta con 132 innivadores, de los que tiene pendientes de actualizar 80, y su intención es incorporar otros 172, con lo que duplicará con creces su red para reforzar la fabricación en las cotas bajas y medias: Pista Grande, Rinconada-Tortiellas, Tobazo y accesos a Tuca. Con los ocho millones, dos de los cuales los aportará la estación, se acometerá también la ampliación de la balsa de agua ya autorizada y se renovará la sala de máquinas y el software de innivación. "Este Gobierno se cree el sector de la nieve", sentencia el consejero delegado, Fernando Montón.

Idéntica inyección económica habrá en Astún para rematar el plan comenzado en la pasada década, lo que permitirá duplicar los kilómetros de pistas innivadas, hasta alcanzar una docena, y se cubrirán así todas las zonas de la estación: Canal Roya, Pastores, Tubo del Anayet, Águilas y la zona de La Raca entre las cotas 1.725 y 2.000 metros. «Supondrá tener muchas más garantías de abrir en tiempo y forma y tener todas las zonas operativas la mayor parte de la temporada. Es muy importante», concluyó el subdirector general, Andrés Pita.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión