Aragón
Suscríbete

guerra civil

Hallados los restos de dos alfareros de Alpartir asesinados en la Guerra Civil cuya obras se expone en Nueva York

Algunas de sus piezas se pueden contemplar en la Hispanic Society of America.

Los alfareros hermanos Dionisio y Teófilo del Val, que fueron fusilados en un campo de Alpartir con 33 y 23 años respectivamente.
Los alfareros hermanos Dionisio y Teófilo del Val, que fueron fusilados en un campo de Alpartir con 33 y 23 años respectivamente.
Heraldo

Los restos de los hermanos alfareros Dionisio y Teófilo del Val Algarate, de 33 y 23 años respectivamente, han sido recuperados en un operativo promovido por la Asociación de Familiares y Amigos de los Asesinados y Enterrados en Magallón (Affaem). Se encontraban enterrados en un campo de la localidad zaragozana de Alpartir, donde fueron fusilados a finales de julio de 1936, poco después de que empezara la Guerra Civil.

Es un gran día para nosotros. Eran mis tíos y los fueron persiguiendo hasta matarlos en ese campo”, relata Rafael del Val, sobrino de los fusilados. “Supone cumplir el objetivo que nuestros padres se marcaron y no pudieron lograr. Así cerraremos un capítulo pendiente de la historia familiar”.

Dionisio del Val, el hermano mayor, de 33 años.
Dionisio del Val, el hermano mayor, de 33 años.
Heraldo

Resulta que fueron los únicos vecinos de Alpartir que fueron asesinados en el pueblo, junto al maestro de música, durante la Guerra Civil. Al parecer, el testimonio de un vecino que participó en el entierro ha servido para localizar la fosa situada a 1.80 metros de profundidad. Estaban uno al lado de otro (uno de cara y otro de espalda, colocados con delicadeza) y han encontrado sus huesos junto a la ropa que vestían. Tenían hasta las manos juntas. A uno de ellos se le encontraron los tres dientes de oro que llevaba y parece que era Dionisio, el mayor.  

Teófilo del Val, de 23 años.
Teófilo del Val, de 23 años.
Heraldo

La familia de los alfareros de Alpartir estaba marcada por su ideología de izquierdas, aunque ninguno militaba en algún partido. Los padres de los siete hijos (Manuel del Val Usón, de 58 años, y su mujer Juana Algarate García, de 53) desaparecieron en la Guerra Civil cuando la madre llevaba 150.000 pesetas al colegio de Escolapios con una carta para conseguir que sacaran de la prisión de Torrero a su marido detenido, quien era el alfarero maestro de referencia para toda la familia.

Dionisio, el hijo mayor, estaba dispuesto a casarse cuando llegó la Guerra Civil y no pudo hacerlo. En total, eran siete hermanos y tres de ellos (dos mujeres, Juana y María) vivían en Barcelona. Otro menor, el padre de Rafael del Val, tenía 13 años, salvó la vida en el tiroteo cuando mataron a sus tíos y quedó huérfano en el reformatorio, en el orfanato y en una familia de Alagón que lo acogió.

Una obra de los arfareros Del Val que represwenta a Fermín Galán.
Una obra de los arfareros Del Val que representa a Fermín Galán.
Heraldo

Muestras en Hispanic Society 

El taller de alfarería de la familia Del Val era suministrador habitual del Ayuntamiento de Zaragoza y algunas de sus obras muy singulares han acabado expuestas en la Hispanic Society os America en Nueva York. Ya contaba María Isabel Álvaro Zamora en un artículo publicado en ‘Andalán’ en 1981 que la ollería de Alpartir fue mencionada por Pascual Madoz en 1849 y estaba en un área geográfica muy rica en la producción de “alfarería de fuego”.

“Alpartir dejó de producir hace ya una veintena de años (sobre 1960) y su obra contó tal renombre que algunas muestras de la misma se conservan en la colección de la Hispanic Society of America, de Nueva York. Sus últimas realizaciones a lo largo del siglo XX estuvieron unidas a la familia Val, que tuvo su obrador situado en el Camino de la Fuente, con sus balsas para el colado del barro y hornos”, detalló en esa publicación.

Artículo publicado en Andalán en 1981 sobre 'La ollería de Alpartir'.
Artículo publicado en Andalán en 1981 sobre 'La ollería de Alpartir'.
Heraldo

La presidenta de Affaem, Pilar Gimeno, destaca que estas piezas estuvieron en exposiciones en la sala de Nueva York durante los años de la Transición, mencionando otro artículo de Enrique Gastón (hermano del Justicia de Aragón, Emilio Gastón), que demuestran que estos alfareros “son famosos a nivel internacional”

Asimismo, Gimeno ha destacado el apoyo del Gobierno de Aragón para financiar la exhumación, el Ayuntamiento de Alpartir y la Diputación Provincial de Zaragoza. "En el pueblo siempre nos han apoyado y nos han tenido mucho respeto con la situación vivida y agradecemos los gestos de cercanía que nos han tenido", destaca Rafael del Val. Así pueden financiar el trabajo de ADN que realiza el equipo de arqueólogos dirigido por Javier Ruiz.

Obra de los alfareros de la familia Del Val de Alpartir.
Obra de los alfareros de la familia Del Val de Alpartir.
Heraldo

El sobrino de los asesinados hallados destaca que dejaron piezas repartidas de mucho valor en el horno en los años de la Guerra Civil y algunas de ellas fueron saqueadas y a una de las autoridades se le escuchó decir: “Me quedo la plaza de toros”. Utilizaban un barniz oscuro, realizaban bustos de personajes como Fermín Galán o Joaquín Costa, hasta piezas de vajilla y de uso doméstico, con pucheros, ollas o cazuelas.

Obra de los alfareros de Alpartir.
Obra de los alfareros de Alpartir.
Heraldo

Familiares de Israel y Dinamarca

La búsqueda y el hallazgo, que se ha confirmado este jueves en el campo de Alpartir, ha sido presenciado por varios descendientes de Juana del Val, una de las hermanas de los asesinados que emigró a Barcelona y luego pasó a Francia, al final de la Guerra Civil (algún hermano llegó hasta Polonia). De hecho, han llegado estos días dos de sus hijos, Josef y Aizma Wanda Rabin, procedentes de Dinamarca e Israel, para colaborar con sus familiares.

Queremos enterrarlos con discreción en el cementerio de Alpartir cuando sean cotejados los datos de los restos y las pruebas de ADN que hagan después”, advierte Rafael del Val, residente en Álagón, quien ha participado en todo el operativo junto a su primo Pedro del Val, el único que vive en la localidad donde nacieron y residían los alfareros que dieron la vuelta al mundo con sus trabajos.   

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión