Aragón
Suscríbete

Javier Hernández: “Lo ideal sería que para el 20 de diciembre hubiera nuevo Justicia”

El lugarteniente del Justicia de Aragón asegura que para él sería “un honor” ser la próxima persona al frente de la institución.

Javier Hernández, lugarteniente del Justicia de Aragón, en Palacio de Armijo, sede la institución.
Javier Hernández, lugarteniente del Justicia de Aragón, en Palacio de Armijo, sede la institución.
Guillermo Mestre

El mandato del Justicia de Aragón, Ángel Dolado, termina después de cinco años, y su sucesor lo elegirán las Cortes tras las elecciones. Su lugarteniente, Javier Hernández, que ejerce como número dos y seguirá en funciones ocupando este cargo ha pedido este miércoles a los grupos parlamentarios que la decisión no se dilate en el tiempo y que lo “ideal” sería que el próximo 20 de diciembre, jornada en la que se conmemora esta figura, se cuente ya con un nuevo Justicia.

Hernández ha hecho estas declaraciones tras la presentación en la sede del organismo, el Palacio de Armijo de Zaragoza, del libro ‘El Estatuto de Autonomía de Aragón. Una mirada de futuro’. El acto ha contado con la presencia del presidente de las Cortes, Javier Sada; el secretario general de la Fundación Manuel Giménez Abad, José Tudela, y el asesor responsable de tutela del ordenamiento jurídico aragonés del Justicia, Javier Oliván.

El lugarteniente del Justifica ha defendido la necesidad de que tras los comicios autonómicos y municipales convocadas para el 28 de mayo los grupos parlamentarios sean “rápidos” a la hora de designar al sucesor de Dolado, apartado temporalmente por una baja y que ya ha comunicado su decisión de no seguir en el cargo. “La institución necesita tener un titular que es el que le da la impronta y que esta institución que queremos y hemos vuelto a poner en primer línea pueda seguir adelante con sus funciones”, ha señalado.

La interinidad en el Justiciazgo no es una novedad. El predecesor, Fernando García Vicente, estuvo tres años en funciones tras agotar tres mandatos. Sin embargo, Hernández ha recalcado que espera que no se repita esta situación ni se llegue a otros extremos como los del Defensor del Pueblo de Navarro que permaneció nueve años en esta situación.

Sobre si se postula o no para ser el próximo Justicia, el lugarteniente del Justiciazgo ha reconocido que para él sería “un honor”. “Creo que es la cima de cualquier jurista aragonés y he estado dos años en la situación de interinidad, pero lo tienen que decidir los parlamentarios. Yo si me dicen que esté estaré, pero si no me iré a mi casa porque en la vida siempre hay un antes y un después”, ha contestado a preguntas de los medios de comunicación.

Acerca de las asignaturas pendientes después de cinco años de mandato, Hernández ha apuntado que la "espinita clavada" es la reforma de la ley del Justicia que data de 1985 e "incluso entra en contradicción en algunos puntos con el Estatuto de Autonomía». Una reclamación, ha recordado, que Dolado puso sobre la mesa "desde el primer momento". "La plena independencia y neutralidad del Justiciazgo se conseguiría reformando la ley y que el mando sea quizás más largo pero único", ha concluido.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión