Aragón
Suscríbete por 1€

Caja Rural de Aragón gana en 2022 un 46% más y prevé crecer en 25.000 clientes hasta 2025

Luis Ignacio Lucas, director de la entidad, anuncia un plan estratégico de tres años que no prevé cierres de oficinas.

Imagen de los empleados de Caja Rural de Aragón que estuvieron ayer en la convención.
Imagen de los empleados de Caja Rural de Aragón que estuvieron ayer en la convención.
Toni Galán/CRA

Caja Rural de Aragón cerró 2022 con un volumen de negocio que supera los 5.700 millones de euros y unos beneficios después de impuestos de 4,7 millones de euros, un 46% más que el año anterior, datos que le permiten afrontar un 2023 y los ejercicios que le siguen con expectativas halagüeñas. Así lo puso de manifiesto ayer Luis Ignacio Lucas, director general de la entidad, en una convención anual en Zaragoza en la que presentó el nuevo plan estratégico de la caja 2023-2025.

Cerca de 700 personas se dieron cita en la convención, que tuvo lugar en la sede central de la cooperativa de crédito, en la que Lucas dio cuenta de la hoja de ruta que marcará su actividad en estos tres años. Un plan que supone "una decidida apuesta por la mejora continua, el crecimiento acompañado de la rentabilidad, avanzando en la eficiencia y la contribución al desarrollo sostenible de los territorios donde está presente la entidad financiera aragonesa".

Caja Rural de Aragón registró en 2022 un ratio de solvencia por encima del 17%, señaló el director general, si bien los números definitivos del año se conocerán con exactitud en la asamblea general de la entidad, que se celebrará en los próximos meses.

En todo caso, el notable incremento de los beneficios, la estabilidad de una plantilla que integran unos 750 empleados y la actividad de 221 oficinas permiten a la caja rural afrontar su nuevo plan estratégico hasta 2025 "desde un excelente punto de partida, con una estructura más sencilla y sólida, como entidad cooperativa aragonesa líder en su territorio y en un contexto en el que quedan atrás los tipos de interés negativos".

Luis Ignacio Lucas precisó que en estos tres años se buscará que Caja Rural de Aragón incremente su volumen de negocio un 20% en las provincias donde está presente, Zaragoza, Huesca, Lérida y La Rioja, y conseguir unos 25.000 clientes activos nuevos. La entidad cuenta en la actualidad con unos 186.000 clientes, de modo que el objetivo es alcanzar los 211.000 entre 2023 y 2025.

Otras metas anunciadas por el director general fueron lograr un incremento de la productividad del empleado del 12% y alcanzar una eficiencia del 40% en estos años.

Asimismo, quiso dejar claro que no habrá ni cierres de oficinas ni recorte de empleo en este tiempo y la propuesta de valor pasa por facilitar más asesoramiento especializado, "manteniendo la red de oficinas en áreas urbanas y rurales y con una ampliación de la gama de productos que aporten soluciones a las personas".

"Gracias al excelente trabajo de un gran equipo, esperamos a la finalización de este plan aportar mayor valor y rentabilidad a la sociedad, a nuestros socios y a la Fundación Caja Rural de Aragón para que pueda seguir llevando a cabo su importantísima labor social que realiza en todos los territorios", apuntó Lucas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión