Aragón
Suscríbete por 1€

Muere un joven en el campo de fútbol de Bujaraloz al caer un árbol en el banquillo donde se refugiaba de una tormenta

El chico tenía 16 años y estaba con otro cuatro jóvenes con los que había quedado para jugar un partido.

Foto de archivo del campo de fútbol municipal de Bujaraloz
Foto de archivo del campo de fútbol municipal de Bujaraloz
Google

Una pachanga entre amigos acabó este viernes en tragedia en la localidad monegrina de Bujaraloz. Alrededor de las 19.00, cinco jóvenes del municipio jugaban al fútbol en el campo municipal cuando se vieron sorprendidos por una tormenta y decidieron refugiarse en uno de los banquillos. Por causas que se desconocen, un árbol cercano cayó sobre el mismo, atrapando a uno de los integrantes del grupo, de 16 años de edad, que falleció en el acto. Los otros cuatro jóvenes pudieron salir a tiempo.

El trágico suceso conmocionó ayer a los vecinos de esta pequeña población, que ronda el millar de habitantes y que está situada en el sur de Los Monegros. Allí el joven era una persona muy querida y apreciada.

Tras este infortunio, sus compañeros corrieron en busca de ayuda, alertando a uno de los responsables del club de fútbol local, que se encontraba en ese momento en las instalaciones. Aunque llegó de inmediato y avisó a los servicios de emergencia, nada pudo hacerse por salvar la vida del chico. A través de la intervención de los bomberos, su cuerpo fue recuperado horas más tarde.

El árbol, de grandes dimensiones, formaba parte de una hilera de pinos situada en paralelo a la banda del terreno de juego. De momento, se desconocen las causas que provocaron su desplome y caída sobre el banquillo. Al parecer, según fuentes del club local de fútbol, un ruido fue el que alertó a los jóvenes de la existencia de un peligro, llevándoles a salir de forma inmediata del banquillo. Por desgracia, la víctima no pudo hacerlo a tiempo. Los otros cuatro, que se encontraban muy conmocionados, solo sufrieron alguna herida o golpe superficial.

Al lugar del suceso, y tras una primera llamada al centro de salud de Bujaraloz, acudieron sanitarios, agentes de la Guardia Civil, bomberos del parque de Caspe y voluntarios de Protección Civil. Las labores de retirada del árbol caído y la recuperación del cuerpo del fallecido se prolongaron varias horas. El joven no era jugador del club local. Al parecer, como cualquier otra tarde, simplemente estaba disfrutando de una pachanga entre amigos. Aunque había previsión de que llegase, la tormenta se formó en cuestión de minutos y sorprendió a los jóvenes sobre el terreno de juego.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión