Aragón
Suscríbete por 1€

Francisco Bono, homenajeado como "un gran diseñador de ideas"

El Colegio de Economistas e Ibercaja reconocen la labor de quien "tuvo siempre a Aragón en la cabeza".

Jorge Azcón, Javier Nieto, Ana Carmen Vega (viuda de Bono), Amado Franco y Javier Sada.
Jorge Azcón, Javier Nieto, Ana Carmen Vega (viuda de Bono), Amado Franco y Javier Sada.
Ch. Marchador

Una buena persona. Un hombre generoso y comprometido con Aragón. Un gran creador de equipos. Un profesional que innovó en la banca, en la política, en la empresa. Francisco Bono Ríos, Paco, exconsejero de Economía del Gobierno de Aragón durante dos periodos distintos, que falleció el pasado mes de junio, fue homenajeado este viernes en Zaragoza en un evento entrañable en la que fue su ‘casa’, el Patio de la Infanta de Ibercaja. Un acto que congregó a expresidentes de la Comunidad, directivos de la entidad finaciera y de varias empresas y personas que trabajaron codo a codo con él en diferentes etapas. Todos reconocieron ahí de modo unánime a quien fue "un gran diseñador de ideas", como lo definió Luisa Fernanda Rudi, presidenta del Ejecutivo aragonés entre 2011 y 2015 y que contó con Bono en su equipo en esos años.

Amado Franco, presidente de la Fundación Ibercaja, y Jorge Azcón, alcalde de la capital aragonesa, glosaron en la apertura del acto la figura de quien ayudó a fundar la actual Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Zaragoza y que luego formó a tantos profesionales, hoy directivos en compañías importantes de la Comunidad. Una persona "especialmente comprometida con Aragón", según Franco, que recordó el papel clave que Bono desempeñó en dos proyectos impulsados por Ibercaja con la DGA, Aramón y Plaza, "hoy dos pilares de la economía aragonesa".

Eduardo Bandrés, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza y exconsejero de Economía del Ejecutivo aragonés, que compartió tanto con Francisco Bono, destacó de este su pasión por la docencia y el "compromiso permanente que tuvo con su facultada", sin olvidar su autoría de las denominadas ‘tablas input-output’, que servían para conocer la estructura de la economía de Aragón, la tercera comunidad económica del país en conseguirlo con tanta nitidez.

Una mesa redonda en la que participaron Manuel Pizarro, expresidente de Ibercaja y los expresidentes de la DGA Rudi y Marcelino Iglesias, moderada por el director de HERALDO, Mikel Iturbe, permitió conocer mejor algunos detalles de la trayectoria de Bono. Tanto en la antigua caja de ahorros, en la que "fue todo", un hombre que "tuvo siempre a Aragón en su cabeza", según refirió Pizarro, como en la constitución y posterior gestión de Aramón, un proyecto "muy importante para generar actividad económica en los extremos de la Comunidad", como reseñó el expresidente socialista. "No era fácil hacer cosas en la montaña, y con Paco fue posible", apuntó Iglesias, que reconoció que la modernización de Formigal y Cerler le costó a Bono -que nunca se puso unos esquís, se recordó- "sangre, sudor y lágrimas".

Luisa Fernanda Rudi desveló que la mediación de Pizarro fue decisiva para conseguir que el este viernes homenajeado formara parte de su gobierno como consejero de Economía después de haberse jubilado de Ibercaja.

Javier Nieto, presidente del Colegio de Economistas de Aragón, desveló al final que el Consejo de Economistas de España concedió el 17 de octubre a Bono la cruz al mérito por sus servicios a la economía española, distinción que se entregó a su viuda, Ana Carmen Vega. José Luis Aguirre, presidente de honor de Ibercaja, cerró el acto reconociendo a un hombre "metódico y constante", pero sobre todo, "un sabio bueno".  Javier Lambán, presidente del Gobierno de Aragón, no pudo asistir, peró destacó en su mensaje "la vocación de servicio" de Bono.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión