Aragón
Suscríbete por 1€

ferrocarril 

Nuevos trayectos y un coche restaurante art déco, entre la oferta de Azaft para este invierno

La Asociacion Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías congregó a sus 300 socios en Casetas para enseñar sus vagones y máquinas.    

El coche restaurante 2747 WR del tren, pintado de marrón, que unía Lisboa-Madrid-París, junto al vagón de viajeros de segunda clase 6033 BB4, que utilizar´na para ir a Logroño.
El coche restaurante 2747 WR del tren, pintado de marrón, que unía Lisboa-Madrid-París, junto al vagón de viajeros de segunda clase 6033 BB4, que utilizar´na para ir a Logroño.
Azaft (Asociacion Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías).

La Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y Tranvías (Azaft) congregó a buena parte de sus 300 miembros el pasado fin de semana para mostrarles en su sede de Casetas los dos últimos vagones restaurados antes de ponerlos en marcha en próximos viajes, que se prevén para antes de final de año. Asimismo, se pudo contemplar la conocida locomotora de Escatrón.  

Paco de la Orden, secretario de Azaft, detalla que el nuevo vagón 2747 WR, que tiene la librea del Sudexpress, de color marrón claro y se utilizó antes de los 70 se pondrá en marcha en el trayecto internacional Lisboa-Madrid-París, pero van a inaugurarlo el próximo 12 de noviembre en el viaje que harán entre Zaragoza y Logroño.

Interior del vagón restaurante restaurado.
Interior del vagón restaurante restaurado.
Azaft

Este vagón es un coche restaurante construido en 1926 en Longeville (Francia) que ha recuperado el color que tenía cuando lo gestionaban para esa conexión entre Portugal, España y Francia. Parece que también fue utilizado tanto por la frontera de Irún (Guipúzcoa) como por la de Canfranc (Huesca), durante la Segunda Guerra Mundial, cuando huían miles de europeos.

Carlos Abadías, presidente de Azaft, explica que se ha realizado una restauración estética gracias al apoyo de la operadora Alsa, que les ayuda en la financiación de los 30.000 euros este año (en 2021 hicieron una revisión técnica de 15.000 euros). Hubo que trasladarlo a un taller especializado en Madrid, que ha dejado el vagón muy lujoso. Se trataba de un coche metálico, uno de los primeros que se construyeron en esa etapa.   

Agrega Abadías que la decoración interna es art déco porque guarda la marquetería, los lugares para las flores y ventiladores, o las zonas destinada para dejar los sombreros ya que los pasajeros tenían que comer en este vagón "vestidos de etiqueta". "Cabían seis camareros, un cocinero y dos ayudantes de cocina que elaboraban la comida allí, no había  nada precocinado", señala el presidente de Azaft. "Hasta había sala de fumadores y no fumadores".   

El vagón recién restaurado.
El vagón recién restaurado.
Azaft

 

Es el vagón más bonito que tenemos ya que el interior está lleno de marquetería y hay unas 49 plazas”, apunta Paco de la Orden. “Contamos con otro coche restaurante, que se restauró en los 70 pero utilizaron la fornica para ese trabajo”.

Ese viaje, que puede ser el último del año, arrancará a las 9 de la mañana para llegar en dos horas a la capital de La Rioja, que podrán conocer con detalle porque está previsto que regresarán por la tarde (a las 18.30). Carlos Abadías apunta que la mejor manera de conocer los nuevos vagones restaurados es ponerlos en marcha y conocerlos dentro. 

“El Tren Azul llevará dos coches restaurante, un coche cama y otro de salón, entre otros, para poder ofrecer pasajes a 200 personas. Lo normal es que la empresa Alsa (especializada en trenes históricos) sea la operadora de ese viaje”, explica el responsable de Azaft, aunque también se solicita a Renfe como alternativa.

El último tren llegó a Alhama de Aragón 

Además del precioso vagón recuperado por Azaft, que es propietario del mismo, sus miembros pudieron ver el vagón 6033 BB4, de color verde, que era de tercera clase y se reconvirtió en segunda. En este caso, fue estrenado en el último viaje histórico que realizaron el pasado 9 de octubre al Balneario de Alhama de Aragón.

El secretario de Azaft precisa que la última conexión fue realizada con los compañeros de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid y se reunieron en la localidad aragonesa, a la que llegaron en dos trenes históricos distintos por cada lado.

Los de Madrid vinieron con un tren de los 80 y nosotros acudimos con el Tren Azul, que es anterior a 1975. Así podemos unir la historia del ferrocarril cuando nos juntamos”, destaca De la Orden, muy satisfecho con los llenos de esos viajes con los más de 300 pasajeros que utilizan las máquinas y vagones recuperados.

Además, en esta ocasión se abrió también a los viajeros la posibilidad de acudir a través de algunos autobuses hasta el Monasterio de Piedra.

Durante el último año, la Azaft ha organizado varios trenes que conectaron Zaragoza con San Sebastián, el pasado 18 de junio, el de Canfranc, que llevó a las 250 personas en la manifestación anual para recuperar la línea internacional y lo bautizaron como Expreso Reapertura, o el de Soria, renombrado n como Torrezno Express que viajó en abril de 2021 y no ha podido repetirse.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión