Aragón
Suscríbete por 1€

turismo

Un viaje en un tren histórico, con boda y Eurovision, desde Madrid a Canfranc

Una locomotora diésel 333 con 9 vagones trasladará a los 450 viajeros que subirán en Madrid y Zaragoza el próximo fin de semana.

Cuatro vagones del tren azul de Azaft se sumarán a los cinco que van desde Madrid. Carlos Abadías (vestido de ferroviario) muestra el ferrocarril histórico en un viaje a Teruel.
Cuatro vagones del tren azul de Azaft se sumarán a los cinco que van desde Madrid. Carlos Abadías (vestido de ferroviario) muestra el ferrocarril histórico en un viaje a Teruel.
Jorge Escudero

Un tren histórico de 9 vagones y una locomotora diésel va a trasladar a 450 viajeros desde Madrid y Zaragoza hasta Canfranc este próximo fin de semana. Harán historia porque es el tren más largo desde que un ferrocarril con maíz francés dejó de conectar la empresa Silos de Canfranc con Cataluña en diciembre de 2019 y desde que se pararon los trenes de pasajeros en los 90. Van a abrir una nueva etapa para el turismo ferroviario en el Pirineo aragonés con la compañía Alsa, que unirá vagones de los años 80 del ferrocarril diurno Río Aragón y los del tren Azul.

Vamos a utilizar el tren de pasajeros que tiene más vagones de los últimos 30 años y será similar al que utilizamos en el 70 aniversario (en 1998)”, detalla Carlos Abadías, presidente de la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía (Azaft). Aunque considera que el futuro de la reapertura de la línea Pau-Canfranc-Zaragoza dependerá del “tráfico de mercancías”, Abadías agrega que en esta “línea ecológica” para el Pirineo “va a potenciarse mucho el uso turístico” con ejemplos como el de este viaje, “muy simbólico”.

De hecho, está previsto que este tren histórico lo utilicen también el próximo 16 de julio los miembros de Crefco (Coordinadora por la Reaperturaq del Ferrocarril Canfranc-Olorón) para la concentración anual que se celebra esas fechas con motivo del aniversario de la apertura de la línea internacional Canfranc-Olorón (18 de julio). "Este ferrocarril azul tiene mucho tirón y es posible que además de subir el 16 también lo hagamos el 17", detalla Carlos Abadías.      

En el viaje del próximo fin de semana, los 330 pasajeros de Madrid se subirán en cinco vagones del Tren de los 80, de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Madrid (AAMF), que cuentan con dos coches de literas, dos de primera y uno mixto, de segunda clase y restaurante. Llegarán a Casetas el viernes por la noche (a las 21.50) después de cuatro horas de viaje, cogerán el Cercanías y dormirán en dos hoteles (el Eurostar, situado en la misma estación Delicias, y el Villa de Zaragoza, en Casetas).

Viajarán con la locomotora diésel 333-107, que deberá emplearse a fondo para el tramo entre Jaca y Canfranc, donde tendrá que subir 368 metros de altura con rampas que se acercan a las 20 milésimas en poco menos de 25 kilómetros. En las previsiones se plantearon haber usado también una locomotora eléctrica para compatibilizar ambas, pero al final se desechó esa posibilidad por los gastos que provocaba.

El precio es de 100 euros para los pasajeros que vienen de Madrid (120 si no son ferroviarios de AAMF) y 40 euros desde Zaragoza (50 para los que no son socios de Azft).  

Cuatro vagones del Tren Azul se sumarán en Casetas a los cinco que trae una locomotora diésel desde Madrid para subir a Canfranc el próximo sábado.
Cuatro vagones del Tren Azul se sumarán en Casetas a los cinco que trae una locomotora diésel desde Madrid para subir a Canfranc el próximo sábado.
Jorge Escudero

El viaje de ida tendrá paradas en localidades como Ayerbe y Santa María de la Peña para que los pasajeros disfruten de estos escenarios antes de llegar a las 13.13 a Canfranc tras cuatro horas de viaje. 

La boda civil de David y Silvia 

Entre los pasajeros hay una pareja aragonesa de aficionados al ferrocarril (David y Silvia) que ha decidido casarse al llegar Canfranc y aprovechar este evento único para los seguidores de las vías. Está previsto que el enlace se celebre en el Ayuntamiento de Canfranc, y que el alcalde Fernando Sánchez oficie como juez de paz.

Pero el viaje tiene más sorpresas. En el trayecto se regreso se instalará "una amplia pantalla de televisión” para poder seguir el concurso de Eurovisión, al parecer hay muchos aficionados entre los viajeros. La salida de Canfranc será a las 18.23, aunque está previsto que el convoy se detenca en Jaca más de media hora, de modo que la llegada del ferrocarril a Zaragoza será a las 22.50, casi con el resultado del concurso.

“Los viajeros de Madrid volverán el domingo a las 16.30 porque la mañana, así podrán visitar Zaragoza y la basílica del Pilar”, apunta el presidente de Azaft. “La respuesta de los restaurantes y hoteles de Canfranc va a ser sensacional porque tenemos espacio para poder comer el sábado allí y disfrutar del viaje”, concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión