Aragón
Suscríbete por 1€

terrorismo

La fiscal pide 30 años de cárcel para los etarras Ata y Zaldúa por el asesinato de Giménez Abad

El Ministerio Público reclama prohibir a los terroristas aproximarse a menos de un kilómetro de Zaragoza (donde se produjo el crimen el 6 de mayo de 2001) durante cinco años después de cumplir la pena.   

El exjefe del aparato militar de ETA Mikel Karikoitz Carrera Sarobe.
El exjefe del aparato militar de ETA Mikel Karikoitz Carrera Sarobe.
EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide 30 años de prisión para los etarras Mikel Carrera Sarobe, alias ‘Ata’, ex jefe militar de ETA, e Miren Itxaso Zaldua, alias ‘Sahatsa’, por el asesinato del presidente del PP en Aragón, Manuel Giménez Abad. El crimen se produjo el 6 de mayo de 2001, en la calle Cortes de Aragón de la capital aragonesa, cuando iba con su hijo Borja a ver un partido del Real Zaragoza contra el Numancia en La Romareda.

La fiscal Angela Gómez-Rodulfo concluye que los dos etarras acusados “habían diseñado y ejecutaron concertadamente” el atentado mortal del político aragonés (quien entonces era senador y presidente del PP en la comunidad) que se produjo en la esquina de la calle Cortes de Aragón con la calle Princesa, y el etarra ‘Ata’ le disparó “por la espalda y a bocajarro” los tres tiros que acabaron con su vida.

En la petición fiscal, se acusa a los dos miembros de ETA de un delito de asesinato terrorista y reclama a la Sección Primera de la Sala de lo Penal que además de los 30 años de cárcel se les imponga otra de inhabilitación para prohibirles aproximarse a Zaragoza, a menos de un kilómetro, durante cinco años después de cumplir su pena.

Consideran que los dos etarras “se desplazaron hasta la ciudad de Zaragoza donde, sobre las 18.30 del día 6 de mayo de 2001, cuando don Manuel Giménez Abad se dirigía al estadio de la Romareda a ver un partido de fútbol acompañado de uno de sus hijos, por entonces menor de edad”, cometieron el atentado mortal.

El presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, y Manuel Giménez Larraz, hijo del presidente del PP asesinado por ETA Manuel Giménez Abad, colocan un ramo de flores en el lugar donde la banda terrorista acabó con su vida en 2001.
El presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, y Manuel Giménez Larraz, hijo del presidente del PP asesinado por ETA Manuel Giménez Abad, colocan un ramo de flores en el lugar donde la banda terrorista acabó con su vida en 2001.
EFE/Javier Cebollada

El asalto se produjo entre las calles Cortes de Aragón y Princesa, donde había un edificio en obras con una malla que tapaba la fachada, cuando Mikel Carrera Sarobe se aproximó al político y a su hijo, le disparo “por la espalda y a bocajarro” a Manuel Giménez Abad, de 53 años, y “continuó disparando mientras caía y cuando ya se encontraba tirado en el suelo”.

Agrega que el asesinato fue “en presencia de su hijo menor de edad” y los dos etarras huyeron del lugar (según la Policía, huyeron por la calle Princesa hasta la avenida de Goya, por donde se podían cruzar con los seguidores del Numancia).

El político aragonés recibió el impacto de tres proyectiles de 9 mm Parabellum disparados por una pistola semiautomática de la marca HS (Hrvatski Samocres, que en croata significa pistola). El arma estaba limpia con ese crimen, aunque luego se utilizó en el asesinato de Joseba Pagazaurtundua en Andoain, cometido en 2003). Una de las balas le alcanzó en la zona lumbar derecha, otro en el glúteo y el último en el cerebro, en la región occipital, y la causa de la muerte fue un shock traumático y hemorrágico.

En el escrito fiscal describe que los dos acusados eran miembros del ‘comando Basajaun’ en 2001 y asegura que los dos terroristas decidieron “dar muerte” a Giménez Abad en unos días próximos a las elecciones en el País Vasco. “Para ejecutar su plan criminal, que los dos habían diseñado y ejecutaron concertadamente”, agrega, los dos etarras se desplazaron a Zaragoza donde sorprendieron al político del PP cuando se dirigía al campo de fútbol con su hijo Borja (entonces tenía 16 años).

La banda terrorista reivindicó el atentado de Giménez Abad el 26 de julio de 2011 con un comunicado en el diario Gara. Asimismo, el escrito detalla que Mikel Kabiboitz Carreras cumple cadena perpétua en Francia como autor de un doble asesinato terrorista, cometido como integrante de la organización criminal ETA.

Por su parte, menciona a la acusada Miren Itxaso Zaldua Iriberri, alias Sahatsa, quien cumplió condena en Francia como integrante de la organización criminal ETA, fue detenida en 21 de julio de 2020, y el instructor acordó respecto de ella la medida cautelar de prisión provisional comunicada y sin fianza mediante un auto dictado en 22 de julio de 2020 y esta medida fue prorrogada por un auto del 22 de junio de 2022 dictada por la Sección Primera de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. La etarra fue trasladada a una cárcel del País Vasco, en el proceso de acercamiento de los miembros de ETA acordado entre el Gobierno de Sánchez y el Ejecutivo del País vasco.

Asimismo, el Ministerio fiscal considera que en los dos acusados concurre la agravante de alevosía. Y además solicita a ambos la indemnización de forma solidaria a Ana Larraz, la viuda de Manuel Giménez Abad, y a sus hijos Manuel y Borja con 150.000 euros a cada uno.

El procesamiento de Mikel Carrera por el juez Santiago Pedraz se facilitó con su reconocimiento que hicieron cinco testigos de Zaragoza, localizados por la Policía Nacional en 2019, y la detención de la etarra Miren Itxaso en se produjo en 2020. 

La abogada de la acusación particular, Carmen Ladrón de Guevara, en representación de la familia de Manuel Giménez Abad, anuncia que va a pedir la misma pena que la Fiscalía, dado que es la máxima condena que se puede pedir por el asesinato del político aragonés. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión