Aragón
Suscríbete por 1€

Educación plantea que la única niña de Gallocanta que va al instituto se mude a Teruel

La DGA también ofrece a la familia una ayuda para que la menor pueda ir hasta Tornos, a nueve kilómetros, para coger el autobús.

Andrea Gómez, la madre de la única niña de Gallocanta que va al instituto.
Andrea Gómez, la madre de la única niña de Gallocanta que va al instituto.
HA

La odisea de Andrea Gómez para que su hija de 13 años -la única niña en edad de ir al instituto en la localidad de Gallocanta- continúa. Más de una semana después de denunciar que la menor no cuenta con ruta de transporte escolar, al acabar el itinerario en el cercano pueblo de Tornos, la joven sigue sin tener un medio para acudir a las clases y ya ha perdido más de una semana de lecciones que tendría que estar recibiendo en el centro de educación secundaria de Calamocha, donde la madre sostiene que le dijeron que contaría con autobús. Entre las alternativas que le ha planteado la Secretaría de Educación de Teruel está que la lleve a una residencia de la capital provincial.

"Me llamaron el otro día para decirme que lo único que me pueden ofrecer es que vaya a una residencia de Teruel, de lunes a viernes, donde le darían también de comer. Y que ellos se encargarían de los trámites para cambiarla de instituto", explica Gómez. Esta opción, según confirman fuentes de Educación, es una de las "varias alternativas para tratar de solucionar el problema" que le han trasladado a la madre, que no cuenta con carné de conducir ni vehículo propio.

Según Gómez, esta vía "no la veo viable, porque no me parece bien que una niña esté solita tantos días". Otra de las soluciones sobre la mesa es la concesión de una ayuda individualizada al transporte, que se cobra a final de curso y que consiste en el pago de una cantidad –a 19 céntimos el kilómetro- para sufragar el traslado de la niña hasta el último pueblo que sí tiene ruta, que está a nueve kilómetros de distancia. "Les he dicho que esta es la que mejor veo, aunque creo que tampoco es la solución", decía, sin descartar el marcharse de Gallocanta.

La madre sigue valorando que lo mejor sería extender la ruta actual hasta la localidad, a donde llegaron en julio, pero Educación ya le indicó que se exceden los tiempos máximos, a pesar de estar solo a 10 minutos. Desde el Departamento recuerdan que las rutas se contratan con arreglo a un pliego que no es fácil modificar. Por el momento, Gómez explica que "un señor que está estos días en el pueblo la va llevando, pero le pago de mi bolsillo, porque no sé cuánto tiempo podrá hacerlo". "Sigo sin entender que estando tan cerca no pueda venir el transporte", lamenta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión