Aragón
Suscríbete por 1€

meteorología

El peor verano para dormir en Zaragoza

La capital aragonesa ya ha batido en 2022 su récord de noches tropicales, con 54 días sin bajar de 20º. Entre 1950 y 1980, solo cuatro años sufrieron más de 10 noches de este tipo.

Noches tropicales en Zaragoza.
Noches tropicales en Zaragoza.
Víctor Meneses

Hace no tanto, las noches en las que el calor hacía difícil descansar bien eran una excepción. Son las llamadas noches tropicales, esas en las que el termómetro no baja de los 20 grados. Hace unas décadas, en Zaragoza se podían contar con los dedos de una mano. Poco a poco, la cifra ha ido subiendo hasta llegar a su récord histórico en este 2022: cuando todavía quedan más de tres semanas para que termine el verano, el histórico observatorio meteorológico del aeropuerto de Zaragoza ha superado el que hasta ahora era el mayor registro, las 47 noches tropicales de 2003.

Este año ya son 54. A falta de los registros de septiembre -puede caer alguna noche tropical más-, ya suponen un récord en la capital aragonesa. Desde que comenzó el verano el pasado 21 de junio, casi dos de cada tres noches se han sufrido los más de 20 grados de mínima en Zaragoza. Y antes incluso de que empezara la estación más calurosa del año ya se registraron once. La primera se dio el 2 junio (20,3º de mínima). La más elevada llegó el 13 de agosto con 24,8 grados. Fue el récord (otro más) de temperatura mínima más alta en Zaragoza, rozando la consideración de noche tórrida (más de 25 grados).

Loading...

Tras el apretón de calor que hubo en junio (e incluso en mayo, aunque no se llegara a dar ninguna noche tropical), el verano comenzó con temperaturas hasta frescas, con alguna jornada a finales de junio de mínimas de 14,4 grados, otras con máximas de solo 24,8... Sin embargo, a partir de la segunda semana de julio el calor comenzó a apretar de nuevo. Se llegó a la temperatura máxima del verano (41,9 grados el día 17) y entre el 10 y el 22 de ese mes se completaron 13 jornadas consecutivas con noches tropicales. Esta racha fue superada por los 14 primeros días de agosto, en los que el termómetro se mantuvo siempre por encima de los 20 grados.

Estas cifras confirman la tendencia al alza de las temperaturas en los últimos años. Hasta ahora, solo 2003 presentó registros similares, con 47 noches tropicales. Desde ese año, solo en tres ocasiones se habían superado las 40 jornadas por encima de 20 grados (40 en 2009 y 2019 y 42 en 2015). Este año 2022 son 54… de momento. En 2007 solo fueron seis. “Los más jóvenes se van a acostumbrar a que las noches tropicales sean lo normal en verano, cuando antes eran lo excepcional”, señala Rafael Requena, delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Aragón (Aemet).

Los datos avalan esta afirmación. Las dos décadas que precedieron a ese excepcional 2003, la media de noches tropicales estaba en torno a las 20 al año. Había cursos en los que se superaba (33 en 1991, 31 en 1994...) y otros en los que se quedaban por debajo (8 en 1997 y 2002, solo 5 en 1984...). Pero es que si se echa la vista más atrás, antes de los años 80 eran noches absolutamente excepcionales a lo largo del año.

En la segunda mitad del siglo XX no era raro que hubiera años con solo una noche tropical
Loading...

Entre 1950 y 1980, solo hubo cuatro años en los que se registraran más de diez noches tropicales (10 en 1958, en 1969 y en 1980 y 11 en 1975). Hubo tres años en los que en todo el verano solo se registró una noche de este tipo (1953, 1966 y 1977). “La tendencia es clara, no solo por las temperaturas mínimas, sino por las máximas”, apunta Requena.

En Huesca y en Teruel

Este fenómeno de las noches tropicales ha sido excepcional en Zaragoza, pero también se ha dejado sentir en Huesca. En la capital altoaragonesa ha habido 29 jornadas por encima de los 20 grados. El año pasado solo fueron 8, en 2020 se dieron 14 y en 2019, 21. El calor de este verano se ha dejado sentir también en el Pirineo. En lugares donde siempre refresca por la noche, se han rozado las noches tropicales: en Torla (a más de 1.000 metros de altitud), por ejemplo, el 19 de julio no se bajó de los 19,3º, mientras que en Bielsa y en Benasque se quedaron en 17,4º.

A diferencia de las otras dos capitales de provincia, Teruel se ha mantenido al margen de esta escalada de noches tropicales. Solo han sufrido una en todo el verano, la del 30 de julio. Y fue por los pelos, ya que se clavaron esos 20 grados. En esta ciudad sí que sigue siendo un fenómeno extraordinario, ya que en los últimos años solo se han registrado noches tropicales en 2019 (20,4 grados el 13 de julio), en 2017 (20,7 grados el 7 de agosto) y en 2015 (20 grados el 21 de julio).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión