Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón encara agosto con menos servicios sanitarios y personal y pendiente de la covid

En verano se reduce la actividad quirúrgica y los hospitales llegan a cerrar hasta 524 camas. Las atenciones en las Urgencias se prevé que sean elevadas.

Dos mujeres se dirigen al servicio de Urgencias del Hospital Royo Villanova de Zaragoza.
Dos mujeres se dirigen al servicio de Urgencias del Hospital Royo Villanova de Zaragoza.
Javier Belver

Aragón encara un mes de agosto complejo en el sistema sanitario, con menos servicios y personal y en un escenario de pandemia de covid que hace necesario seguir destinando recursos a esta patología. A las vacaciones se suman las bajas entre el personal del Salud por coronavirus (413 esta semana), el cierre de más de 500 camas, la reducción de la actividad quirúrgica y una demanda creciente en los consultorios locales, donde crece la población en la época estival. El elevado número de atenciones registradas en los servicios de Urgencias las últimas semanas, relacionadas con los episodios de calor extremo, se prevé que se mantenga, aunque con una menor intensidad que durante las pasadas olas de calor sufridas en la región.

Desde los sindicatos reconocen que faltan trabajadores de distintas categorías para hacer frente al descanso de las plantillas. Para Elena Lahoz, secretaria de Sanidad de UGT Aragón, la situación de escasez se agrava en el medio rural, "puesto que la población se ha doblado en los pueblos y no hay personal". Pilar Navaz, secretaria autonómica del Sindicato de Enfermería Satse, traslada las "dificultades" que acarrea el déficit de este colectivo, con "la bolsa de trabajo agotada desde hace tiempo". Para hacer frente a la situación, se aplica el pacto de permisos y licencias del Servicio Aragonés del Salud

Entre algunas de las medidas incluidas, dice, está la "compensación de horas para el personal que en su día de libranza tenga que trabajar por necesidades asistenciales y, en último caso, la prolongación de jornada". El Salud ofrece desde hace algunas semanas a los profesionales la posibilidad de hacer guardias en centros de salud ajenos al propio, con una remuneración extraordinaria del 20% sobre el precio habitual. 

Por el momento, 14 personas han expresado su voluntad de acogerse a esta opción, aunque es una cifra que varía, porque uno puede hacer una guardia un día concreto y no hacer ya más en todo el verano. El sindicato Satse a nivel nacional ha denunciado, a su vez, "la grave precariedad que sufren los enfermeros que han sido contratados de manera temporal este verano para hacer sustituciones en los distintos servicios" y que "pone en jaque su salud y seguridad personal, así como la atención a los pacientes".

Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) prevén un agosto "complicado" para los centros sanitarios, por distintos motivos, como "el número de profesionales de baja por covid, el cierre de camas hospitalarias, la alta demanda en Urgencias, la alta presión en todos los servicios del hospital y la falta de personal". 

Jesús Sicilia, responsable de Sanidad de CSIF, asegura que "en Atención Especializada los profesionales doblan turnos" y "están agotados física y psicológicamente por las elevadas cargas de trabajo que sufren de manera continuada". Y en Primaria, continúa, los trabajadores "tienen que cubrir además de su consulta la de otros compañeros, incluso realizar coberturas en otros centros, especialmente rurales para cubrir las necesidades asistencias". Por esta razón, dice, solicitan de nuevo "un estudio y ampliación de las plantillas orgánicas del Salud".

En torno a 1.695 urgencias al día

Rafael Marrón, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes) en la Comunidad y médico adjunto de Urgencias del Hospital Miguel Servet, indica que estos servicios registran un aumento global de atenciones en todo Aragón con respecto a julio del año pasado -en plena sexta ola de covid- de un 3%. Durante este mes, hasta el miércoles, han recibido a 45.761 pacientes, 1.695 al día. "Espero que la intensidad baje en agosto pero se mantendrá incrementada con respecto al año pasado y preveo nuevos episodios de atasco de pacientes pendientes de cama en planta", adelanta.

Desde la Consejería de Sanidad recuerdan que la actividad baja como ocurre todos los veranos, especialmente en agosto. Los distintos servicios se reorganizan para cubrir las vacaciones y si surgen imprevistos se van resolviendo. La mayoría de centros de especialidades de Zaragoza permanecen cerrados por las tardes en verano, una medida que se adopta todos los años ante la reducción de consultas. Se mantiene la previsión del cierre de hasta 524 camas, para garantizar las vacaciones y aprovechar para acometer obras menores. 

La actividad quirúrgica es menor también en la época estival por las vacaciones de los trabajadores y de los pacientes. De hecho, hay muchos ciudadanos que descartan intervenirse en julio y agosto. El Salud, sin embargo, mantiene abierta la opción de que los profesionales puedan hacer peonadas, operaciones de tarde que se pagan como horas extras, dependiendo de la disponibilidad de recursos.

En este sentido, José María Abad, director general de Asistencia Sanitaria, recordó hace unos días que en julio se ha mantenido la actividad quirúrgica, algo menor que el mes anterior, para intentar reducir las listas de espera, en virtud del plan de abordaje aprobado. La perspectiva que maneja la Consejería es mantener hasta final de año una tendencia descentente similar a la del primer semestre, concreta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión