Aragón
Suscríbete por 1€

aragón

Polluelos que se lanzan de los nidos: las aves y otros animales también sufren la ola de calor

La Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza ha recogido estos días, con la colaboración ciudadana, muchos ejemplares en apuros por las altas temperaturas. Ya están en La Alfranca para su pronta recuperación.

Cajas con animales recogidos por los ciudadanos listas para su traslado al centro de recuperación de La Alfranca, en la sede de la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza
Cajas con animales recogidos por los ciudadanos listas para su traslado al centro de recuperación de La Alfranca, en la sede de la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza
@AF_UnidadVerde

Un día de la pasada semana, en plena ola de calor, en una sola mañana la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza registró hasta 20 incidencias relacionadas con aves que habían caído al suelo, ante el exceso de calor, y necesitaban ayuda.

Tal y como explica Alberto Esteban, jefe de dicha Unidad (encuadrada en el Área de Servicios Públicos y Movilidad), han sido jornadas ajetreadas por la cantidad de animales de fauna silvestre que han recogido por ese motivo. "Hay una mayor casualidad de aves en apuros. Cuando la temperatura sube de 40 grados y se da la circunstancia de que los pollos de vencejos están en el momento de empezar a volar, estos hacen una salida prematura del nido debido a estas calores. Si baja al suelo no puede alzar el vuelo por sí solo; tiene las alas muy largas y las patitas muy cortas", apunta.

Lo que se han encontrado días atrás han sido, sobre todo, casos de pollos que están a punto de emanciparse. La mayoría han sido vencejos, pero hasta la sede de la Unidad Verde (en la plaza Europa) también han llegado ejemplares de golondrinas, cernícalos vulgares, autillos o aviones comunes; además de algunos mamíferos, como murciélagos y erizos. Para ello, han contado con la colaboración de los ciudadanos, que incluso les han llevado los animales 'rescatados' en sus respectivas cajas. Y de ahí directos al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, que depende del Gobierno aragonés, para su pronta recuperación.

"La gente ha reaccionado de manera extraordinaria. Somos conscientes de que algunas especies son complicadas; no todo el mundo coge con unos guantes un murciélago"

"Cuando nos llaman para avisarnos de que han encontrado un animal, interactuamos con ellos vía telefónica para ser eficientes. Lo primero es identificar la especie. Estos días de tanto calor, en los que hemos estamos principalmente para la prevención de incendios fuera de Zaragoza, les hemos pedido que una vez han recogido a ese animal en apuros nos los acercasen. De ahí las cajas preparadas en nuestra sede, al fresquito, para trasladarlos en un solo viaje a La Alfranca", comenta Esteban, en alusión al tuit que colgaron en su cuenta de esta red social, agradeciendo a la ciudadanía "lo bien que han entendido todas las situaciones". "La gente ha reaccionado de manera extraordinaria. Somos conscientes de que algunas especies son complicadas; no todo el mundo coge con unos guantes un murciélago. En ese caso, pasamos nosotros", añade.

El jefe de la Unidad Verde resalta la importancia de la fauna silvestre para la ciudad. "Un ecosistema muy biodiverso es más saludable", subraya. Al tiempo que da unos consejos en caso de recoger un animal en la calle: no darle nada de comer ni de beber y llamarles lo antes posible (al 6099270090 o al 112). "Lo deben poner en una cajita de su tamaño y hacerle unos agujeritos (para que respire). Cuanto más tranquilo y menos caras de personas vea, mucho mejor", informa.

Por su parte,  José Antonio Pinzolas, ornitólogo y miembro de Ansar, alude también a la situación de las aves que viven debajo de las tejas en épocas de excesivo calor. "Este año está habiendo una cantidad de pollos de vencejos que se tiran de los nidos porque no pueden soportarlo; en algunos hemos constatado una máxima de casi 43 grados. La semana pasada vi unos pollos de buitre leonado en Villar del Cobo (Teruel) que estaban en sus nidos agachados sin moverse porque les estaba dando un sol implacable. Y eso que las plumas son un buen aislante. Habrá animales que se mueran por exceso de calor; es posible. Por ejemplo, nosotros hemos encontrado en algunos nidos pollos muertos. A la hora de colocar las cajas de nido hay que mirar muy bien la orientación", advierte.

"Habrá animales que se mueran por exceso de calor. A la hora de colocar las cajas de nido hay que mirar muy bien la orientación"

Pinzolas también considera que la climatología adversa influye a la hora de la crianza ("este año, los vencejos no están criando en zonas de los Montes Universales, donde llevamos 30 años yendo", informa) y alude a las consecuencias que la sequía tiene en los animales. "Se están secando los pocos puntos de agua que había en la naturaleza y tienen peor acceso al agua para beber o bañarse. Si las balsas donde acudían se secan, ¿dónde pueden ir a beber? Podrían fallecer por deshidratación. Además, las aves casi todos los días se tienen que bañar para conservar su plumaje en buenas condiciones. Otra cosa: especies como golondrinas y aviones comunes, que hacen los nidos de barro, no encuentran material para construirlos", observa.

Ni siquiera rocío

Mientras, el delegado de SEO/BirdLife en Aragón, Luis Tirado, indica que la ola de calor habrá influido "mucho" en el Pirineo, donde la floración es más tardía. "Y si retrasa o adelanta, influye en toda la cadena de seres vivos", advierte. Asimismo, recuerda que los días de altas temperaturas no hay ni rocío, del que se nutren muchas plantas y animales (insectos, aves...). "Y las pequeñas charcas se habrán secado. No habrá tanta disponibilidad de charcos dispersos por muchos sitios, con el desgaste energético que les supone recorrer distancias para llegar a un punto de agua", asegura.

Por otro lado, Tirado se refiere a la afección que para la fauna supone el devastador incendio de Ateca, que ha arrasado miles de hectáreas. "Por ejemplo, el año que viene las rapaces forestales no tendrán donde criar. Quitando las que tuviesen puestas tardías -que muchos se habrán quemado-, los adultos y pollos que podían volar habrán huido", explica. A nivel local, el delegado de SEO/BirdLife califica el reciente fuego de "desastre ecológico" instantáneo, que a medio plazo -los siguientes 5-10 años- recuperará "un porcentaje elevado" de la biodiversidad. "Los bosques mediterráneos tienen una alta resilencia para recuperarse ante un incendio. En general, los bosques están aumentando en España por culpa del abandono del medio rural", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión