Aragón
Suscríbete por 1€

Temperaturas extremas

"El riesgo de incendio siempre existe y hay que estar preparado para actuar de inmediato"

Daniel Lacasa, natural de Barós, explica qué mantenimientos se han de hacer con una cosechadora para evitar un incendio.

Dani Lacasa procura parar en las horas centrales cuando hay ola de calor.
Dani Lacasa procura parar en las horas centrales cuando hay ola de calor.
Verónica Lacasa

Daniel Lacasa, natural de Barós, trabaja desde casa estos días. Tras una larga temporada en Los Monegros, su labor como cosechador se ciñe ahora a la comarca de La Jacetania. Allí, rodeado de masas forestales y sin el salvavidas de los aspersores, el joven es todavía más consciente de la necesidad de extremar las precauciones, ya que "el riesgo de incendio siempre existe y hay que estar preparado", reconoce, justo cuando se encuentra cosechando un campo de avena cercano a la zona protegida de San Juan de la Peña y Monte Oroel.

Durante los dos meses que el joven pasa sobre la cosechadora, toma siempre las mismas precauciones, ya que es muy consciente de los riesgos que conlleva el roce de piezas o el sobrecalentamiento de la maquinaria, especialmente cuando el mercurio se dispara. Ante la nueva ola de calor, Lacasa asegura que lo recomendable será parar un par de horas durante el mediodía y además, aprovechar este tiempo para "volver a coger el soplador y limpiar las zonas que acumulan más calor como el motor o los radiadores, lo que nos ayudará a reducir los riesgos", indica. "El cosechador debe ir calibrando e intentar evitar el sobreesfuerzo de la máquina, aunque es complicado, ya que el trabajo apura y la cosecha debe darse en el momento óptimo; es mucho el esfuerzo y el dinero invertidos", reconoce.

Siempre va acompañado para intervenir con rapidez.
Siempre va acompañado para intervenir con rapidez.
Verónica Lacasa

A estas medidas de prevención, añadirán las habituales. Para empezar, "lo más importante -indica- es estar acompañado". "Cuatro ojos ven más que dos y además, en caso de incendio, es fundamental actuar de inmediato y para ello, es necesario contar con más manos", detalla Lacasa. De darse esta circunstancia, ya conocen el plan. De hecho, siempre tienen cerca un tractor con un apero ya enganchado, con el fin de labrar alrededor del campo y crear un eficaz cortafuegos. Tras la primera pasada de la cosechadora, hay agricultores que incluso realizan esta maniobra de forma preventiva. Asimismo, suelen llevar algunos medios de extinción propios y además, existen máquinas equipadas con depósitos de agua. En el regadío, lo más eficaz es recurrir a los aspersores y para ello, "siempre debemos saber dónde está el hidrante y cómo accionarlo", explica. "Se trata de un sistema inmediato y eficaz, que evita la propagación del fuego", añade. También hay otras medidas que ayudan a prevenir las consecuencias de un posible incendio agrícola, entre ellas, la rotación de cultivos. De hecho, una parcela dedicada a la alfalfa es capaz de actuar por sí misma como cortafuegos.

Es útil tener cerca un tractor para hacer cortafuegos.
Es útil tener cerca un tractor para hacer cortafuegos.
Verónica Lacasa
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión