Aragón
Suscríbete por 1€

Quejas en Jaraba, Ibdes y Nuévalos por la pérdida de un docente

La comunidad educativa dice que un profesor hará inviable la atención mutinivel en las aulas del centro rural agrupado.

Imagen de archivo del colegio de Arándiga, en la comarca de Calatayud
Imagen de archivo del colegio de Arándiga, en la comarca de Calatayud
Macipe

El Colegio Rural Agrupado (CRA) Mesa-Piedra-Alto Campillo perderá una de las once plazas para docentes con las que cuenta hasta ahora. Esta es la previsión del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón ante la reducción de cinco alumnos en el centro, que cuenta con 66 escolares repartidos entre Nuévalos (28), Jaraba (23) e Ibdes (15) procedentes de siete pueblos. Desde la comunidad educativa –asociaciones de padres, profesores y ayuntamientos– han remitido sendos escritos al servicio provincial reclamando que se rectifique esta decisión al implicar "grandes complicaciones para organizar los grupos multinivel de un modo viable para su adecuada atención".

"En un aula han estado chicos y chicas desde primero de infantil a tercero de primaria, pero han podido hacer desdobles para seguir su ritmo. Pero para el curso que viene esa posibilidad ya no está y hay escolares que necesitan apoyo, porque no hablan el idioma", alega Teresa Sicilia, de Ibdes, madre de un niño de 7 años y una niña de 3. "Los pueblos van a menos, pero si cada vez se pierden más servicios, menos gente se querrá quedar y mirará para irse a zonas urbanas", lamenta. Ante esta situación recuerda que la nueva ley de Educación recoge, literalmente, que "las administraciones facilitarán la dotación de los centros rurales con recursos humanos suficientes".

Fuentes del área que dirige Felipe Faci explican que ante los escritos remitidos se "está analizando la situación y valorará la dotación definitiva". A través de un comunicado, la comunidad educativa en conjunto considera que en el centro, al ser de difícil desempeño, "deberían tenerse en cuenta otros criterios para la asignación de cupo, y no solo el número de alumnos".

Reclaman mantener la actual dotación y recuerdan que un 30% de los estudiantes tienen "necesidades de apoyo". "Se requiere atención para combatir la brecha social y favorecer la inmersión lingüística", puntualizan. Consideran que esta supresión generará "grupos muy numerosos, con gran cantidad de niveles en las mismas aulas, alumnado con desconocimiento del idioma, con necesidades específicas o con dificultades detectadas y pendientes de valoración".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión