Aragón
Suscríbete por 1€

defensa 

La Academia General Militar recupera la entrega de despachos en público para 397 militares

El número uno de los nuevos tenientes es el zaragozano Guillermo López Martínez, de 22 años, quien defiende la vocación militar.   

La Academia General Militar (AGM) de Zaragoza ha recuperado este lunes por la mañana el tradicional acto de la entrega de despachos abierto al público, después de la suspensión por la pandemia en 2020 y tras realizarlo con mascarillas y limitaciones en 2021. Alrededor de 2.000 personas acudieron a la ceremonia realizada en el patio de armas para ver a los 397 militares (dos de ellos procedentes de Jordania) recibiendo sus nombramientos como tenientes del Ejército de Tierra (256) y de la Guardia Civil (141) después de los cinco años de formación y se incorporarán en las Escalas de Oficiales. De los oficiales había 35 mujeres (15 en la Guardia Civil).  

El general de la AGM, Manuel Pérez López, ha destacado que el merecido despacho que han recibido “es el fruto del trabajo continuo de los últimos años” de los oficiales, pero no habría sido posible sin el “incansable desvelo de los profesores y del personal de apoyo de la Academia General Militar, de las academias especiales y de nuestros centros universitarios de la Defensa”.

Asimismo, el general invitó a los oficiales a vivir esta profesión “de forma intensa”, con “plena confianza” en ellos mismos y con la “prioridad” de “actuar en defensa de los intereses de España”. Les recomendó que tengan presente siempre a sus subordinados a la hora de ejercer el mando y alejen la soberbia del mismo, siendo siempre “justos y ecuánimes”. “Dadle a cada uno lo que precise, siempre desde la exquisita cortesía y la humildad que debe caracterizar a un ofical”, les recomendó.

El general hizo un llamamiento a los valores militares como el amor a la patria, la ejemplaridad, el honor, la disciplina, la lealtad, el valor y el compañerismo para mejorar su labor en el servicio de España.

El acto fue presidido por el general Jefe del Estado Mayor del Ejército (JEME), Amador Enseñat y Berea, y acudieron, entre otras personalidades, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, la subsecretaria de Defensa, Adoración Mateos, la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa María Serrano, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, Manuel Bellido, la fiscal superior de Aragón, María Asunción Losada, la vicepresidenta de las Cortes, María Rodrigo, y el lugarteniente del Justicia, Javier Hernández.

Entre los militares y guardia civiles reconocidos después de haber superado los exigentes planes de formación de cinco años, destacó el número uno Guillermo López de Silanes Martínez, un zaragozano de 22 años, quien reconoció que “han sido unos años de trabajo duro y otros muy bonitos, de camaradería, de los que te vienen a la cabeza durante el acto. Soy de Zaragoza y por eso es un honor y un placer poder celebrar este logro en mi cuidad, con mi familia”, destacó.

El teniente aragonés se decanta por la montaña y ha sido destinado a Ronda (Málaga), con el fin de regresar a la Escuela Militar de Montaña en Jaca. Reconoce que “es un día de alegría y felicidad, tanto para los que egresamos para tenientes, como para la familia que nos acompaña”.

“Para llegar a ser número uno sintiéndolo desde dentro la vocación militar, cuando uno realmente disfruta lo que hace, el trabajo duro sale adelante todos los días”, agregó.

Los familiares se sumaron a la celebración después de que los oficiales concluyeran el acto tras desfilar ante la bandera de España situada delante del patio de armas con el lanzamiento de los tricornios y gorras de tenientes como símbolo del final de la etapa como alumnos de la Academia General Militar. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión