Aragón
Suscríbete por 1€

Los agentes sociales de Aragón reclaman medidas para frenar el alza de la inflación

La subida de los premios ha escalado al 10,2% en junio, la tasa más elevada en 37 años.

Un hombre rellenando el depósito de su vehículo, una acción que este mes es todavía más cara
Un hombre rellenando el depósito de su vehículo, una acción que este mes es todavía más cara
Guillermo Mestre

El alza de los precios no da tregua y el dato adelantado de inflación, publicado este miércoles, ya se sitúa en el 10,2%, la mayor cifra en los últimos 37 años. A expensas de conocer el dato definitivo en la Comunidad, la patronal aragonesa ha reclamado al Gobierno una reforma fiscal "que abarque a todos" en lugar de las medidas "populistas" anunciadas la pasada semana. "Solo la bajada del IVA de la luz puede tener algún efecto", aseguró Miguel Marzo, presidente de CEOE Aragón, ante una situación que merma el poder adquisitivo de la población, y que los sindicatos piden paliar con una subida de los salarios.

Una escalada en precios a la que los expertos no ven mejoras en el medio plazo. "La inflación ya no es transitoria y amenaza con convertirse en un artefacto de desgaste político", alertó el economista Jorge Torres. El riesgo de recesión es "más que latente", advirtió, a la vez que defendió la posibilidad de que el Gobierno reduzca el "gasto público". Una medida "un poco peligrosa", reconoció, ya que "podría afectar a la recuperación económica", aunque lograría ralentizar la inflación. El catedrático Marcos Sanso tampoco se mostró optimista y avanzó que a partir de ahora se va a producir "una desaceleración económica". A su juicio, las medidas tomadas no están teniendo efecto y si bien el incremento de los tipos de interés que están aplicando los bancos centrales podría ayudar a contener la inflación, se podría correr el riesgo de acabar en una "recesión".

"La inflación ya no es transitoria y amenaza con convertirse en un artefacto de desgaste político"

Expectación tras el verano

"La situación es complicada", reconoció Marzo, quien explicó que en estos momentos el consumo interno "está muerto", pero no será hasta después del verano cuando se perciba la realidad. "Si el consumo interno no se estimula, vamos a entrar en recesión y las empresas lo van a pasar muy mal", avanzó. Insistió en que las medidas tomadas hace tres meses no han paralizado el ascenso de la inflación. Por ello, reclamó esa bajada de impuestos: "El Gobierno está recaudando y más que antes. Esta situación no se puede solucionar con unos cheques".

En este sentido, la presidenta de Cepyme, María José Lorente, apuntó que, en una encuesta interna del mes de mayo, el 25% de los participantes no veían viable la empresa si se mantenía esta situación económica. "Hay momentos en los que no solo se está trabajando a pérdidas, sino que se está con la soga al cuello", señaló. Al igual que Marzo, pidió al Gobierno central "medidas realistas" que incentiven la economía. "Estamos a las puertas de entrar en la estanflación. Y salir es muy difícil", subrayó.

Por su parte, los líderes de UGT y CC. OO. Aragón exigieron una subida salarial para que los trabajadores no sean los únicos paganos. "Todo el sistema de precios se ha contagiado de la subida de los carburantes y la energía", dijo este miércoles Daniel Alastuey, secretario de UGT Aragón. Destacó que los empresarios han aumentado los precios, tal y como demuestra la inflación subyacente (aquella obtenida tras eliminar la energía y los alimentos) que es del 5,5% a nivel nacional. "Si no se consigue estabilizar, mucha gente va a empezar a dejar de consumir y la recuperación económica se paralizará", advirtió su homólogo en CC. OO. Aragón, Manuel Pina.

"Si no se consigue estabilizar, mucha gente va a empezar a dejar de consumir y la recuperación económica se paralizará"

Según Alastuey, la nula voluntad de los empresarios a alcanzar un acuerdo estatal de negociación colectiva que recogía una subida moderada (del 3,5% para 2022, el 2,5% para 2023 y el 2% para 2024, eso sí, con cláusulas de revisión salarial) ha hecho que el incremento haya estado por encima de esas cifras en los convenios que se han podido firmar, en un escenario de conflictividad, que "irá a más" a partir de septiembre, avisó. La próxima semana ya habrá una protesta conjunta ante las sedes de la patronal. Por el contrario, Marzo insistió en que las empresas "no pueden subir sueldos" porque "se ha dejado de ganar".

Desde el Gobierno de Aragón, la consejera de Economía, Marta Gastón, valoró de manera "positiva" la prórroga de las medidas existentes y las nuevas. "Son selectivas de cara a los más vulnerables, y pretenden aliviar al grueso social y empresarial del país", explicó. Reconoció, no obstante, que no se puede pretender que "paren la inflación", ya que es un problema global. La solución, apuntó, es llegar a un "pacto de rentas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión