Aragón
Suscríbete por 1€

naturaleza

5 espacios naturales de Aragón para huir del polen de la ciudad

Para escapar de la concentración polínica debemos acudir a espacios naturales amplios y húmedos.

Foz de Biniés, Paisaje Protegido.
Foz de Biniés, Paisaje Protegido.
Turismo de Aragón

La concentración de polen en las ciudades, medida en granos por m3 de aire, causa brotes de alergia en una población donde ya se está dejando notar sus síntomas. Una situación muy molesta para aquellas personas sensibles, que coincidiendo con esta época del año, sufren las consecuencias de una alergia con múltiples orígenes: desde robles, encinas, ortigas/parietarias o gramíneas, entre otros tipos plantas. El diseño urbanístico y los niveles de polución, entre otros factores, también incrementan la concentración polínica. 

Detectar la alergia es muy sencillo, debido a su amplia sintomatología: estornudos, picor, congestión, secreción y obstrucción nasal; conjuntivitis; picor de oídos; picor de garganta; picor de paladar; o asma -hasta un 40% de los casos de alergia al polen puede provocar asma-. Para disfrutar de la naturaleza minimizando el riesgo de sufrir las consecuencias de la alergia por la alta concentración de polen, se debe acudir a zonas abiertas y húmedas y espacios naturales extensos donde se minimice la concentración polínica y la probable rinitis alérgica.

Por suerte, las tres provincias aragonesas, Zaragoza, Huesca y Teruel, están bien surtidas de espacios naturales donde ir a pasar el día, respirar oxígeno limpio y huir de la gran polinización que azota a las ciudades durante este periodo del año. Aunque no es fácil escapar de esta situación en la rutina -durante el día a día-, los fines de semana son siempre una buena ocasión para hacer una escapada y suavizar los síntomas de nuestra alergia.

Alfredo Legaz, en la orilla de una de las balsas de la Saladas de Chiprana.
 

Saladas de Chiprana

La Reserva Natural de las Saladas de Chiprana se encuentra en el municipio de Chiprana (comarca Bajo Aragón-Caspe), centro de la depresión del Ebro. Se trata de un conjunto lagunar de aguas salinas con gran valor paisajístico, natural y geológico. La ruta que rodea la Salada Grande es perfecta para los amantes del senderismo. También destaca por su gran riqueza en cuanto a variedad de aves acuáticas. 

Grutas de cristal
 

Grutas de Cristal

Situadas en la localidad Molinos (comarca del Maestrazgo), este Monumento Natural adentra al visitante en un sistema de cuevas repletas de estalagmitas y estalactitas. Geológicamente, es un complejo de alto valor por sus formaciones endokársticas y abundancia fauna fósil.

La imponente Sierra de Santo Domingo.
 

Sierra de Santo Domingo

En las Altas Cinco Villas, zona prepirenaica, se alza la Sierra de Santo Domingo, declarado paisaje protegido. Algunos de sus lugares más populares son Pozo Pígalo, y Arba de Biel, bajo la imponente sierra de Luesia. Distintos itinerarios excursionista definen rutas alrededor de pueblos como Isuerre, Lobera de Onsella o Longás. 

Nacimiento del río Pitarque.
 

Nacimiento del río Pitarque

Se trata de otro Monumento Natural, situado en el pueblo de Pitarque de la comarca del Maestrazgo. Un espacio natural donde se puede encontrar una fauna variada como el buitre leonés, la cabra montesa y nutrias. El río, de aguas cristalinas, con pequeños saltos de agua y rocas kársticas también guarda una gran riqueza geológica.

Foz de Biniés.
 

Fozes de Fago y Biniés

Este Paisaje Protegido ubicado en la comarca de La Jacetania destaca por su gran riqueza paisajística y natural, combinando los cortados labrados por los ríos Veral, en el caso de Biniés, y Majones, en el de Fago. Naturaleza mediterránea y eurosiberiana con una gran cantidad de especies faunísticas.

Todos los lugares enumerados pertenecen a la Red de Espacios Naturales Protegidos en Aragón, que siempre da pistas e ideas sobre donde acudir para escapar de la rutina. Parques naturales, reservas naturales, monumentos naturales y paisajes protegidos que salpican el ancho y largo del territorio aragonés de magia, oxígeno y sorprendentes formaciones. Cualquier lugar natural, amplio y húmedo, es una buena opción para escapar de la polinización de la ciudad.

Conoce aquí más rutas para disfrutar en Aragón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión