Aragón
Suscríbete por 1€

Los llaveros de seguridad que han ideado dos universitarios de Zaragoza

Una alarma que emite el sonido de un coche es el principal elemento disuasorio de este recurso.

Samuel Leonard Leiva sostiene uno de los llaveros de seguridad.
Samuel Leonard Leiva sostiene uno de los llaveros de seguridad.
HA

Hace medio año, dos jóvenes estudiantes de la Universidad de Zaragoza comenzaron a gestar la idea de los llaveros Safety Glam Woman y hoy son una realidad. "Esta idea nos surgió debido a la reciente inseguridad que algunas mujeres y jóvenes han vivido, por ejemplo, al volver de fiesta en nuestra ciudad. También va orientada a prevenir los robos a personas de edad avanzada y a jóvenes al volver de las escuelas", señala Samuel Leonard Leiva, estudiante de Ingeniería Mecánica en la capital aragonesa.

 "Además, mi pareja que es enfermera y padece una enfermedad crónica que le debilita, tiene unos turnos que sale muy tarde y su calle no es muy buena", añade este joven de 22 años.

En cada llavero -que no son de defensa, sino disuasorios- se encuentran diferentes elementos. En primer lugar una especie de llave que sirve de abrebotellas, puntero para el móvil o para abrir las manillas de las puertas sin tocar el pomo. También incluye un objeto que permite cortar los cinturones de seguridad en caso de accidente o romper los cristales con poca fuerza, con un sencillo pulsador.

El llavero de seguridad ideado por los estudiantes de Zaragoza.
El llavero de seguridad ideado por los estudiantes de Zaragoza.
HA

El recurso principal es la alarma, que además de disponer de luz, emite una sirena de 130 decibelios cuando se suelta una pieza lateral. "Está dentro de la ley e imita a la alarma de un coche, lo que hace que la gente se asome más fácilmente a las ventanas", agrega Samuel Leonard. El sonido cesa cuando se introduce de nuevo la ficha. Fundas de neopreno para el gel hidroalcohólico u otros botes completan el llavero, decorado con un pompón.

Estos llaveros tienen un precio de en torno a 30 euros. "Lo que incluye nuestro llavero es todo legal –apunta Leiva-. No son como los sistemas que se popularizaron hace unos años. Por ejemplo, la llave de pugilato o el espray pimienta son ilegales en Europa". Leiva añade que se aseguran de la legalidad de su producto allí donde lo comercializan, ya que artículos que se pueden comprar en Amazon a veces no pasan la aduana. "El primero que trajimos nos dio problemas", ejemplifica el propio Leiva.

En la actualidad ya piensan en actualizar los llaveros, disponibles en cuatro colores. "Estamos copiando a Latinoamérica, donde se usan unas fundas para cubrir el vaso y asegurarse que no vierten nada en la bebida", explica Leiva, que añade que son del tamaño de un coletero.

A estos dos estudiantes de la Universidad de Zaragoza les ha sorprendido la rápida acogida que están teniendo en las redes sociales. "Somos la cuarta 'start up' del mundo de estas características, por detrás de otras en Estados Unidos, Inglaterra y de un país de Latinoamérica", enumera Leiva.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión