Aragón
Suscríbete por 1€

sucesos

"Me robaron la identidad para abrir una cuenta y ahora vivo con miedo a que me acusen de algo"

La Policía Nacional alerta del auge de las estafas que se cometen por internet con la identidad de otras personas y pide que se extremen las precauciones al compartir documentos personales.

K. R. teme que la cuenta que abrieron a su nombre le genere problemas.
K. R. teme que la cuenta que abrieron a su nombre le genere problemas.
José Miguel Marco

K. R. vive “muerta de miedo” de que cualquier día se plante un agente a las puertas de su casa y le detenga por haber cometido algún tipo de fraude. De manera totalmente casual, recientemente descubrió que alguien le suplantó la identidad hace unos meses para abrir una cuenta bancaria a su nombre. ¿Qué han hecho con esa cuenta? Aún no lo sabe, pero deduce que “nada bueno”. Este tipo de casos son cada vez más frecuentes, y testimonios como el de K. R. alertan del riesgo que tiene compartir datos personales a través de internet en sitios que no son seguros.

Esta zaragozana de la margen izquierda recibió un día una notificación de la Agencia Tributaria en la aplicación que tiene en su teléfono móvil. Hacienda le embargaba una pequeña cantidad de dinero (19 euros, concretamente) de una cuenta bancaria… que ella jamás abrió. Al verlo, se puso en contacto con la entidad bancaria en cuestión -que opera fundamentalmente a través de internet-, y allí le confirmaron que alguien había abierto una cuenta a su nombre presentando unas fotocopias de su DNI por ambas caras.

“No me han robado la cartera, ni me ha desaparecido… No sé cómo han podido hacerlo”, señala esta mujer. Ella tiene el DNI escaneado en el teléfono móvil y lo ha enviado en alguna ocasión cuando ha tenido que hacer trámites “con el seguro o con las administraciones”. La Policía Nacional alerta de que, en ocasiones, hay páginas web con apariencia de legales que solicitan a los usuarios el DNI por algún motivo y que, en realidad, se captan para operaciones de este tipo.

Esta afectada no puede saber a través del banco quién abrió la cuenta “por protección de datos”, así que ha puesto una denuncia para que investiguen el caso. Mientras tanto, vive con la angustia de que cualquier día puedan acusarle de algún delito cometido a través de esta cuenta. “De momento, la Policía me ha dicho que lleve la denuncia siempre conmigo para dar explicaciones si algún día me detienen”, apunta.

Estos delitos cada vez son más habituales. Hace apenas unos días HERALDO publicó el caso de un futbolista profesional zaragozano que desde hace dos años vive una auténtica pesadilla, ya que alguien estuvo un tiempo cometiendo estafas con su nombre y su DNI, por las que le han llegado citaciones judiciales de media España. “Todos los días nos llegan estafas cometidas por internet. La mayoría de las veces cuando damos con el supuesto estafador, resulta ser alguien a quien han suplantado su identidad”, señalan fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón.

Generalmente se trata de “pequeñas estafas en compraventa entre particulares”, de un valor no superior a 400 euros para que sea considerado un delito leve. En ocasiones se trata de una falsa venta de artículos de diversa índole, que el estafador ofrece a través de una línea telefónica contratada con la identidad robada. Cuando recibe el pago por el artículo, luego no hay contrapartida para el comprador. “Desde que existe internet se producen estos delitos, que además son bastante complicados de seguir”, señalan fuentes policiales.

Para evitarlos, los agentes recomiendan ser muy escrupulosos a la hora de facilitar en internet la documentación personal sensible, como puede ser la fotocopia del DNI. “Lo que decimos es que no hagamos por internet lo que no haríamos en la vida real. Si no dejamos nuestro DNI en la calle a cualquier desconocido para que lo fotocopie, tampoco debemos darlo a cualquiera por el ordenador o el móvil”, señalan desde la Jefatura.

Por eso, a la hora de hacer cualquier trámite digital en el que se exija un documento personal, los ciudadanos deben comprobar que se trata “de un sitio fiable” que es “totalmente oficial” y al que se llega tecleando su dirección, no a través de otros enlaces. Además, también recomiendan desconfiar de los particulares que piden este documento. “Ha habido casos de personas que decían que iban a vender algo personal, como una mascota por ejemplo, y que solicitaban el DNI al interesado para, supuestamente, asegurarse de que se trataba de una persona real”, señalan las citadas fuentes policiales. A algunas personas esto les generaba una seguridad y hasta “una garantía” de que el vendedor se preocupaba para que la compraventa fuera correcta. Pero, en realidad, estaba a punto de ser víctima de una suplantación de la identidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión