Aragón
Suscríbete por 1€

energías renovables

El Gobierno permitirá instalar plantas solares flotantes en 14 embalses de Aragón

Su explotación saldrá a concurso y su extensión se limitará a un 20% de la masa de agua. El Ministerio de Transición defiende que serán más eficientes y además reducirán la evaporación.

El embalse de Lechago será el que cuente con una mayor superficie cubierta con placas solares en Aragón, hasta 44,7 hectáreas.
El embalse de Lechago será el que cuente con una mayor superficie cubierta con placas solares en Aragón, hasta 44,7 hectáreas.
Guillermo Mestre

El Gobierno central quiere acelerar la transición energética, para lo que está decidido a exprimir al máximo la energía solar en España. Y esto pasa por extender su instalación a más de un centenar de embalses de titularidad estatal, catorce de ellos situados en Aragón, en los que se podrán montar plantas fotovoltaicas flotantes y cuya concesión saldrá a concurso público por un periodo máximo de 25 años.

El Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) pretende ser garantista en la conservación de las aguas y en el respeto a los usos ya autorizados, como los recreativos y de navegación, por lo que ha establecido en un real decreto una larga lista de requisitos que se deberán cumplir para conseguir una concesión.

Repartidos por las tres provincias, la selección excluye de entrada todos los lagos naturales y los embalses con escasa carga de nutrientes (los denominados oligotróficos) para no dañar ecosistemas acuáticos. Para ello, ha elegido siete pantanos con una carga orgánica media o alta (mesotróficos o eutróficos), los de Moneva, El Val, Cueva Foradada, Lechago, Gallipuén, Tranquera y Sotonera. En función de la calidad de sus aguas, las compañías eléctricas podrán explotar entre un 5% y un 20% de la masa total embalsada. Esto implica que las placas flotantes podrán ocupar un máximo de 138,5 hectáreas.

En los siete embalses restantes, los de Lanuza, Búbal, El Grado, Montearagón, Ardisa, La Estanca y San Salvador, el Miteco no ha definido su grado trófico, que quedará sujeto al análisis que haga la compañía eléctrica solicitante, por lo que no se ha podido establecer la superficie a explotar de sus 1.182 hectáreas. Al igual que en el resto, solo se autorizarán tres plantas de generación por pantano.

Su impulso no es nuevo en Aragón y ya ha generado recelos en el territorio. Este es el caso de la planta de 15 megavatios proyectada por una promotora en Mediano, a la que se oponen desde principios de año los vecinos de La Fueva y la Diputación Provincial de Huesca, al entender que la ocupación de casi 17 hectáreas de la lámina de agua provocará impactos sobre la calidad del agua, la flora y la fauna. Este embalse no está incluido en el listado del decreto estatal.

En cambio, el Miteco destaca las ventajas competitivas sobre las placas solares terrestres, ya que subraya su "mejor rendimiento energético" gracias a los efectos de enfriamiento del agua, la disminución de polvo y la ausencia de zonas de sombra.

No acaba ahí su defensa de la iniciativa, para lo que resalta que las placas solares flotantes reducirán la evaporación en los embalses. "Es de especial importancia en medios áridos", apunta, sin dejar de resaltar que igualmente ayudarán a reducir la proliferación de algas.

Del mismo modo, incide en que posibilitará incrementar la potencia en las centrales hidroeléctricas. Esto es clave porque permitirá "optimizar" las infraestructuras de evacuación existentes y ayudar a gestionar los periodos de baja disponibilidad de agua. En lo que sí se muestra precavido es sobre su impacto ambiental al no existir "estudios sistemáticos", lo que le lleva a incidir en que hará falta evaluarlo, así como las medidas para minimizar sus consecuencias y su compatibilidad con el mantenimiento de la vida acuática.

En todos los casos, los solicitantes deberán contar con permisos de acceso y conexión a la red eléctrica, presentar un estudio sobre los efectos de la planta flotante sobre la masa de agua, disponer de un anteproyecto y, además, un acuerdo con el titular de la concesión del embalse. Y el proyecto deberá ser compatible con el plan hidrológico de cuenca y los aprovechamientos existentes.

Con el decreto, los verdaderos beneficiarios en la obtención de las concesiones de las futuras plantas solares serán las compañías que explotan los saltos hidroeléctricos de los embalses. Y será así porque el Ministerio establece que no tendrán siquiera que competir cuando planteen hibridar el aprovechamiento hidroeléctrico con la instalación fotovoltaica flotante "y no implique un aumento de la capacidad de evacuación del nudo".

El Clúster de la Energía pide competir en igualdad de condiciones

El presidente del Clúster de la Energía de Aragón (Clenar), Pedro Machín, insta al Gobierno a garantizar que todas las empresas pueda "competir en igualdad de condiciones" y que no se concedan directamente las plantas flotantes a las empresas que tienen el uso hidroeléctrico de los embalses ya concedido. "La gente tiene mucho interés por las renovables y, tecnológicamente, las placas flotantes no dan problemas. Esperemos que haya igualdad", indica.

Machín señala que todo lo que sea descarbonizar y aprovechar instalaciones eléctricas existentes es positivo, pero siempre sobre la base de que los proyectos respeten la calidad de las aguas y los usos recreativos ya autorizados, en la línea de lo establecido en el real decreto que ha salido a información antes de su publicación en el boletín oficial.

La primera planta piloto en España pertenece a Acciona y está úbicada desde 2021 en el embalse de Sierra Brava, en Cáceres, con 12.000 metros cuadrados y una potencia de 1,1 megavatios. No obstante, los paneles solares flotantes se han empezado a extender en balsas de riego para el autoconsumo

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión