Aragón
Suscríbete por 1€

"El paro del transporte no ayuda. Es un elemento más de incertidumbre"

José Juste, director de Tecnología y Operaciones de BSH, urge a buscar fórmulas que reduzcan el coste "altísimo" de la luz.

El director de Tecnología y Operaciones de BSH España, José Juste, ayer en la fábrica de La Cartuja.
El director de Tecnología y Operaciones de BSH España, José Juste, ayer en la fábrica de La Cartuja.
Guillermo Mestre

La semana pasada la fábrica de lavadoras de BSH en La Cartuja prácticamente solo pudo trabajar un día. Es la consecuencia, explicó ayer el director de Tecnología y Operaciones de esta compañía, José Juste, de las dificultades que están sufriendo las empresas para mantener la producción. Al "altísimo" coste de la energía -en el caso de BSH hasta tres o cuatro veces más que lo que venía pagando- hay que sumar la falta de suministro de componentes electrónicos y desde hace casi dos semanas el paro del transporte. "En algunos entornos geográficos nos está afectando más. No es el caso de Aragón. Pero es un elemento más que se junta a esta incertidumbre", dijo.

Esta semana entrante, añadió el directivo de BSH, "presenta mejor perspectiva, pero no sabemos qué va a ocurrir", y aunque reconoció haber repercutido una parte de esos sobrecostes a sus productos, mostró su preocupación ante "una afectación de la inflación que va a ir pesando cada vez más en los costes de nuestros proveedores". Por eso Juste urgió al Ejecutivo a "buscar la fórmula" que mitigue estos impactos del precio de la luz mayores en España que en Alemania y que restan competitividad. "Hacemos lo que podemos para asegurar la producción. Tenemos demanda, pero los costes de las materias primas son altísimos desde hace dos años y también el coste energético. No es ninguna novedad", manifestó.

Respecto a los resultados de 2021, Juste reconoció que fue un año "bastante bueno" para BSH y este año la previsión es que sean superiores, pero todo dependerá de cómo evolucione el mercado y afecte la crisis de aprovisionamiento de materiales. El responsable de Tecnología y Operaciones de BSH hizo estas declaraciones en la visita a la planta de La Cartuja -que ha producido 22 millones de lavadoras desde 1979 y que fabrica en la actualidad unas 2.700 al día- de la consejera de Economía del Gobierno aragonés, Marta Gastón, que quiso visibilizar su apoyo a BSH tras haber quedado finalista en España -junto a la pyme barbastrense Juan Mairal- a los premios de salud laboral que concederá en abril la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo y a los que se presentan un total de 39 empresas europeas. Ha sido el plan de prevención de trastornos musculoesqueléticos que BSH puso en marcha hace años en colaboración con la MAZ y la Universidad de San Jorge -a través de la Cátedra Empresa Sana- lo que les ha hecho llegar a la final de estos premios.

José Antonio Villalba, responsable de Salud Laboral de BSH, recordó que estos trastornos musculoesqueléticos son el problema más importante. Suman el 27% de los procesos de incapacidad temporal y el 55%, de promedio, de los días de ausencia al trabajo. Unas bajas a las que puso cifras: un coste al año de 2,9 millones para BSH y 3,1 millones más que pone MAZ.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión