Aragón
Suscríbete por 1€

sucesos 

Huir de la guerra de Ucrania y quedarte sin nada por un robo

Una familia que huía de la contienda en su coche sufrió un robo y se quedaron sin nada. Uno de los culpables fue detenido en Alfajarín   

Instante en el que la Guardia Civil detiene al líder de la banda
Instante en el que la Guardia Civil detiene al líder de la banda
Guardia Civil

Vladislav Igorobich huyó de la guerra de Ucrania con su familia en un coche a primeros de marzo. Emprendieron un viaje largo, con destino incierto, dejando atrás todo lo que tenían y cargando con lo poco que podían llevar. Durante el trayecto, decidieron parar en la autopista AP-7, a la altura de la provincia de Castellón. Allí fue donde un grupo de cinco magrebíes integrantes de una banda se les acercaron: uno para indicarles que tenían una rueda pinchada y entretenerlos y otros, para aprovecharse de lo que llevaban en el coche: 7.000 euros en efectivo, joyas, billetes de avión, las llaves de su casa de Ucrania y un teléfono móvil entre otros enseres. Les robaron todo lo que tenían.

Las víctimas no quieren pronunciarse de momento respecto a lo que han vivido y esperan en Los Alcáceres, un municipio de Murcia, para recuperarse después de haber perdido todos sus bienes valorados en 10.250 euros. Lo que han sufrido no les empuja a hablar, aunque están en contacto con la Guardia Civil que les ha comunicado la detención de los culpables.  

La Guardia Civil detuvo este domingo a un hombre e identificó a otro como presuntos autores de ocho delitos de hurto al descuido en áreas de servicio de autovías, entre ellos el cometido en Castellón a esta familia ucraniana. En el marco de la Operación KAROBUR se detuvo a R.M.J. (47) en el área de servicio de Alfajarín.

La familia puso una denuncia y el caso era muy similar a otros cuya investigación tenía abierta la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Burgos desde julio de 2021 y, por eso, se pusieron a hacer el seguimiento. Un portavoz de la unidad detalla que llevaban abiertos cuatro casos en autopistas por Burgos, tres en Castellón y otro en Palencia, y la manera de actuar esa muy similar a la que sufrió esta familia ucraniana. 

"Fueron localizados en otras comunidades y abrimos el operativo para su detención en el área de servicio de Alfajarín (Zaragoza). El detenido era un conocido para nosotros porque forman un grupo itinerante que suelen tener sus centros de operaciones entre Navarra y Cataluña", detalla el portavoz de la Guardia Civil de Burgos. La detención se produjo el pasado jueves al detectar al sospechoso.  

La manera de actuar de esta banda suelen ser en las áreas de servicio de carreteras nacionales, intervienen contra  extranjeros que no son turistas sino que su viaje es por necesidad y suelen participar hasta cinco personas, como le ocurrió a Valdislav. "Los efectivos de esos robos entran enseguida en el mercado negro y no se suelen recuperar. Las bandas son de origen magrebí, como en este caso, o de países del Este. "En esta ocasión actuaron cinco pero también lo hacen con menos integrantes", detalla el agente de la Guardia Civil.     

Los trabajadores del restaurante Rausán del area de servicio de Alfajarín no se enteraron de la detención, aunque su relación con la Benemérita es frecuente porque a veces les reclaman imágenes grabadas sobre personas que pueden ser sospechosas y pueden haber parado a tomar un café o a comer. 

"Creo que por las imágenes de la Guardia Civil podría ser del área de Saseta (situada entre Alfajarin y La Puebla de Alfindén). Aquí tuvimos otra detención la noche del jueves, la de un transeúnte entre las 23.00 y las 00.00. Hace tres meses vimos el robo de un coche al que le rompieron los cristales y se llevaron una maleta que había dentro. Pero esa es otra forma a la utilizada en este caso", agrega el responsable del restaurante Rausán.    

Con todo, es habitual que la Guardia Civil solicite imágenes del área de servicio de Alfajarín ante operativos abiertos y sospechosos que han podido pasar por este lugar tan frecuentado.  

Alina Klochko, presidenta de la Asociación ucraniana de residentes en Aragón, sabe bien los efectos de sufrir un robo., hace unos días atracaron su tienda. 

"Me parece muy mal lo que ha pasado esos ucranianos porque cualquier robo es malo. El robo está mal para cualquiera, sea ucraniano o africano", sostiene.

 

 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión