Aragón
Suscríbete por 1€

educación

Ingeniería, la rama que más ha reducido la tasa de abandono en la Universidad de Zaragoza

Los alumnos de Artes y Humanidades son los más proclives a dejar los estudios frente a los de Ciencias de la Salud, que son quienes más continúan estudiando.

Estudiantes en el campus de San Francisco, este martes en Zaragoza.
Estudiantes en el campus de San Francisco, este martes en Zaragoza.
Oliver Duch

El 13,1% de los estudiantes de la Universidad de Zaragoza dejaron los estudios durante el primer año en el curso 2019-2020, en consonancia con la tasa de abandono registrada a nivel nacional -del 13% en el sistema universitario español-. Se trata de una tendencia a la baja, que también se registra en casi todas las áreas de conocimiento que se imparten en el campus aragonés, tal y como destaca la vicerrectora de Estudiantes y Empleo, Ángela Alcalá.

En diez años (del curso académico 2009-2010 al de 2019-2020), la rama de Ingeniería y Arquitectura es la que más ha recortado la tasa de abandono en el primer año (13 puntos, pasando del casi 29% al 16%), seguida de la de Ciencias (casi 11 puntos, del 21% al 10,13%) y de la de Artes y Humanidades (10,6 puntos, del 27,6% al 17%). Por contra, la de Ciencias Sociales y Jurídicas ha experimentado una subida de 3,4 puntos (del 10,03% al 13,5% en el curso 2019-2020). Y la rama de Ciencias de la Salud se mantiene en un mínimo 6%, según los datos facilitados por Alcalá.

De esta forma, los alumnos que cursan una carrera de Artes y Humanidades en Unizar son los más proclives a dejar los estudios sin concluir y los de Ciencias de la Salud, lo que menos. Estas diferencias por áreas de conocimiento coinciden con las conclusiones del 'Estudio sobre el Abandono de los Estudios de Grado en el Sistema Universitario Español', elaborado por el Ministerio de Universidades y presentado esta misma semana (en él se tomó como referencia los estudiantes matriculados de nacionalidad española en estudios de grado en universidades presenciales -incluida la de Zaragoza- en el curso 2015-2016). 

Las notas de corte, el nivel socioeconómico y la edad son algunos de los elementos que explican estas tasas de abandono, como apunta la vicerrectora. "En general se da más en aquellas ramas donde hay menos empleabilidad; de ahí que esté más alta en Artes y Humanidades y ahora veamos menos en Ingenierías. Un nivel socioeconómico más bajo hace que esos estudiantes se tengan que incorporar antes al mercado laboral o que tengan que trabajar compaginando estudios, etc. Cuanto más joven se es menos tasa de abandono hay y las mujeres dejan los estudios menos que los hombres. Además, cuanto más nota de corte entra y más vocación es la titulación a la que acceden más disminuye esa tasa; por eso creo que estamos bajando mucho en Ciencias en general", detalla.

"Cuanto más nota de corte entra y más vocación es la titulación a la que acceden más disminuye esa tasa de abandono"

Hay que destacar que la tasa de abandono se refiere al porcentaje de estudiantes que se han matriculado por primera vez en un grado y no lo han vuelto a hacer durante dos cursos seguidos ni han titulado en un máximo de cuatro cursos a partir del primero, es decir, no incluye el abandono de una titulación para cursar otra diferente o para cursar la misma en otra universidad. 

El papel de la becas

Asimismo, Ángela Alcalá resalta la importancia de las becas a la hora de que haya menos abandono entre los universitarios. "Es importante toda la incentivación y el esfuerzo de la universidad (con becas propias y becas de las comunidades autónomas) y del Ministerio de Educación para que los estudiantes puedan desarrollarse", indica.

El Ministerio de Universidades recordó, durante la presentación del informe, el incremento en un 45% de la inversión en becas en los últimos 5 años (2.134 millones de euros), como una de las medidas para fomentar la igualdad de oportunidades, mejorar el acceso al sistema y prevenir el abandono. Y es que el precio de la matrícula es también uno de los factores claves a la hora de aparcar los libros. Además, el estudio revela que quienes estudian en las universidades públicas no tienen más probabilidades de abandono que los que lo hacen en las privadas.

Para la vicerrectora de Estudiantes, lo más relevante es la evolución a la baja de la tasa de abandonos que han registrado, en general, las ramas de conocimiento de la Universidad de Zaragoza en una década. Y alude a las herramientas y diferentes motivaciones que ofrecen al estudiante para el desarrollo de sus habilidades."Son competencias transversales que nuestros servicios de orientación y empleo están dando para que la gente no solo adquiera los conocimientos de cada titulación, sino que tengan otras competencias que les permitan desarrollarse en empleabilidad y emprendimiento", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión