Aragón
Suscríbete por 1€

Cuarenta niños huérfanos intentan salir de Kiev para reunirse con sus familias aragonesas

Asistencia a la Infancia y el Grupo Sesé fletan un autobús en el que viajan también familiares de empleados de la compañía. 

Refugiados ucranianos reciben flores a su llegada bajo la nieve a la frontera con Rumanía.
Refugiados ucranianos reciben flores a su llegada bajo la nieve a la frontera con Rumanía.
Robert Ghement/Efe

Un grupo de 41 ucranianos de 6 a 25 años, en su mayoría niños huérfanos que han pasado temporadas con familias de acogida aragonesas de la Asociación Asistencia a la Infancia, están intentando salir del país por la frontera con Polonia. Algunos de ellos ya lo consiguieron la tarde del miércoles, pero no todos. Estos niños tienen previsto viajar a España en un autobús fletado por el Grupo Sesé, en que también se trasladarán familiares y allegados de los empleados ucranianos que esta empresa del sector logístico tiene tanto en Zaragoza como en sus filiales trabajando como gestores de tráfico y conductores.

Además de los menores, entre los evacuados hay cuatro madres con sus hijos, mujeres jóvenes que siendo niñas estuvieron en tierras aragonesas, y un tutor ucraniano. Llegaron este miércoles sobre las 19.00 a la frontera con Polonia tras diez horas de trayecto. Una vez allí estaba previsto que se trasladaran a Gliwice, una ciudad situada al sur de la capital polaca, para pasar la noche. Son los datos que manejaba a última hora Pablo Ferrán, responsable de programas y comunicación de la Fundación Sesé. Los menores irán acompañados también de dos tutores que se han desplazado desde Aragón, entre ellos una trabajadora ucraniana de la propia compañía.

"El horario previsto es que hubieran llegado a la frontera a las once de la noche, pero todo se ha adelantado. Han cruzado de un país a otro a pie, porque no hay otra manera. Ahora hay que esperar que salgan de Varsovia este viernes, tras juntarse con el resto de personas de la expedición, y emprendan el viaje hasta España. Sobre la marcha tendremos que planificar las paradas que van a hacer y la llegada", señaló Ferrán.

Para llevar a cabo con todas las garantías la salida de los desplazados, especialmente los niños, la Asociación Asistencia a la Infancia y el Grupo Sesé se han coordinado con Accem, entidad de referencia en la acogida de refugiados, y el Gobierno aragonés.

Esta acción solidaria en la que la empresa aragonesa se ha volcado no es aislada, ya que también está colaborando con varias oenegés en el transporte de ayuda humanitaria con su flota de vehículos. Este miércoles tarde salió un camión con alimentos y material de la asociación Hambre Cero con destino a Leópolis y está previsto que en los próximos días parta otro hacia Rumanía de la entidad Olvidados.

Otra empresa aragonesa del sector, Transportes Callizo, ha comenzado ya a sufragar el envío de enseres a la frontera de Polonia con Ucrania y la próxima semana fletará sus propios camiones. Cada viaje le costará unos 6.000 euros. La firma ha puesto a disposición su flota de manera desinteresada para hacer llegar material humanitario. Una semana después lanzar un llamamiento para recoger donaciones de alimentos lleva más de 40 palés en sus delegaciones de Huesca, Zaragoza y Teruel. Tienen material suficiente para mandar la próxima semana tres tráiler es propios. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión