Aragón
Suscríbete por 1€

semana santa

Las cofradías de Zaragoza vuelven a sacar los tambores a la calle: "Han sido dos años durísimos"

Los ensayos se han retomado este fin de semana tras el parón por la pandemia de covid, con mascarilla, distancia y esperando que en abril se recuperen las procesiones de Semana Santa.

Parque del Canal en Zaragoza: primeros ensayos de las cofradías para preparar la Semana Santa
Rubén Serrano, de la cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz, del barrio de Casablanca.
Toni Galán

Los tambores, bombos y cornetas han vuelto a sonar este fin de semana en varios puntos de Zaragoza con el regreso de los ensayos de las cofradías. Algunos estaban guardados en el trastero desde el invierno de 2020, cuando la pandemia de covid-19 impidió la celebración de la Semana Santa de ese año y el siguiente. Varios grupos de cofrades han desempolvado los instrumentos y se han echado a la calle este domingo con la esperanza de que en abril puedan desfilar junto al resto de compañeros. El Ayuntamiento de Zaragoza ha autorizado hasta el 10 de abril 26 espacios en los que los cofrades pueden ir a practicar, principalmente parques y zonas junto a la ribera del Ebro. Todavía no se sabe si habrá procesiones este año.

En Casablanca, en el Parque del Canal, este domingo quienes aprovechaban el sol radiante que hacía más llevaderos los 5 grados de temperatura han vuelto a escuchar el sonido de los bombos, casi olvidados por algunos o desconocidos para los más pequeños. Timbales y tambores han completado la sección. "Gonzalo no ha conocido aún las procesiones", ha contado Victoria de las Casas, tía del pequeño de dos años que esperaba a que su padre sacara el tambor del maletero del coche. Pertenecen a la cofradía de la Exaltación de la Santa Cruz de dicho barrio zaragozano y la zona de tierra junto al parking es su lugar de ensayo, al que no volvían desde marzo de 2020. El pequeño no se ha separado de su tambor de juguete de plástico, colgado al cuello. Cuando ha vuelto Guillermo García, su padre, se ha colocado a su lado y, concentrado, ha seguido el ensayo de pie, muy quieto, como un cofrade más e incluso cuando han hecho alguna pausa, ha puesto las manos a la espalda hasta que han continuado.

Los cofrades zaragozanos cruzan los dedos: parece que este 2022, al menos, los preparativos están en marcha

"MI tambor ha estado guardado en la funda, pero lo sacaba para enseñar al pequeño", ha comentado su padre, en el descanso, junto a su hermano Juan, también cofrade. "Se nota que nos faltan horas, pero esto es como montar en bici", ha asegurado este último, sobre el balance de este primer fin de semana en el que todos han ido con muchas ganas. A él le han acompañado sus hijos, Daniel, de cuatro años, y Sofía, de dos, y su sobrina Alicia, de seis años, pero de público. Ha sido un fin de semana de reencuentro con otros cofrades, aunque a algunos los han seguido viendo en las actividades de la parroquia que se han podido hacer en este tiempo, tanto religiosas como de acción social. Eso sí, no se han podido ver del todo las caras, porque la mascarilla es obligatoria, excepto para los instrumentos de viento.

Parque del Canal en Zaragoza: primeros ensayos de las cofradías para preparar la Semana Santa
Guillermo y Juan García con sus hijos y sobrinos Daniel, Alicia, Gonzalo y Sofía. 
Toni Galán

Tocar juntos es una actividad que comparten otras familias como la de Nacho Melero y Carmen Hernández, que han acudido con su hija Cristina. Los ensayos se convierten en una oportunidad para saludar a parte de sus compañeros de cofradía y hacer actividades en familia. "Me metí en la cofradía por mi hijas aunque el tambor siempre me ha gustado", ha confesado el padre. De los seis años en la cofradía solo ha podido tocar cuatro. Carmen lamenta que este tiempo ha supuesto también la "desconexión del grupo" y de una actividad que hacen todos juntos. Cristina confiesa que se ha notado que estaban un poco "desentrenados", pero todos han coincidido en que "se echaba de menos tocar".

Parque del Canal en Zaragoza: primeros ensayos de las cofradías para preparar la Semana Santa
Cristina Melero, Carmen Hernández y Nacho Melero, en el ensayo en el Parque del Canal.
Toni Galán

Las ganas se han sentido en el ímpetu con el que han  tocado los instrumentos. "He recuperado parte de mi vida", ha confesado Rubén Serrano, de 32 años, que lleva unos siete años en la cofradía.  "Han sido dos años durísimos", ha reconocido sobre el tiempo sin ensayos. Los peores momentos los recordaba "cuando se acercaba la fecha del pregón de Semana Santa". Este año todos esperan poder salir en procesión y que sus ensayos no se queden solo en eso. Otros jóvenes llevan desde niños en la cofradía. "Desde que nací", ha contado Guillermo Carreras, tras tocar con ahínco uno de los bombos de la sección. A sus 28 años, lleva practicando desde los cinco. También tenía muchas ganas de volver a ensayar. Este domingo se han juntado unas 40 personas. Colocadas en círculo han seguido atentas las instrucciones de los delegados de los instrumentos que se sitúan en el centro.

Con la esperanza puesta en abril

Como en Casablanca, otros espacios han recuperado el sonido de la Pasión. "Ha sido muy emotivo porque todo el mundo tiene muchas ganas de empezar otra vez", ha reconocido Pedro Cía, Hermano Mayor de la cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y el Santo Sepulcro, que se ha reunido en el parking del colegio Marianistas, porque por las normas covid no es posible hacerlo en el recreo como hasta ahora. Volver a tocar juntos les ha hecho confiar en que este año sí que habrá procesiones, aunque dentro de la prudencia. "En esta pandemia vemos que es muy variable todo. Tenemos bastante esperanza también porque se haya celebrado la Cabalgata de Reyes. Las procesiones también son en espacios abiertos, en la calle", comenta. Desea que en abril la situación sanitaria mejore. A ella se adaptarán con las normas que sean necesarias, ha asegurado. Todavía no saben si tendrán que llevar mascarilla debajo de los capirotes.

En la hermandad de la Dolorosa confían en el protocolo covid para que en abril haya procesiones. Consideran un buen precedente también que se autorizara la Cabalgata. "Tres años sin Semana Santa puede ser mortal", ha apuntado Fernando Saldaia, decano de la cofradía. Su zona de prácticas se encuentra en el polígono El Pilar, junto a la Avenida de Cataluña. Este fin de semana han sido citados solo los nuevos integrantes, una media docena, y será el que viene, el sábado 29, día de San Valero, cuando lo haga el resto. La fecha se mantiene año tras año, aunque este han suprimido el roscón y moscatel que compartían por prevención debido a la pandemia.  

El 10 de abril es Domingo de Ramos, por lo que el día anterior debería de ser el pregón. En 2020 fue telemático y en 2021, a puerta cerrada. Una semana antes tendría que celebrarse el concurso de tambores, pero todo dependerá de la evolución de la crisis sanitaria, todavía en cifras muy elevadas de contagios por la variante ómicron.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión