Aragón
Suscríbete por 1€

coronavirus

Sira Repollés: "Hay motivos ideológicos en las decisiones de los jueces; es un juego perverso"

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, no oculta su "rabia" por los autos judiciales sobre las medidas para combatir la covid y confía en levantar restricciones en febrero.

La consejera Sira Repollés, en su despacho
La consejera Sira Repollés, en su despacho
Francisco Jiménez

¿Por qué ha recortado el presupuesto con la mayor ola de covid y las listas de espera disparadas?

Tuvimos en cuenta que fuera más elevado que un presupuesto en condiciones normales, porque el del año pasado era excepcional. Y no se preveía esta onda de contagiosidad. Siempre te parece poco, pero no hemos escatimado recursos ni lo haremos para sacar adelante todas las consecuencias que nos ha dejado el covid.

¿De dónde saldrá el dinero?

Habrá que buscar fórmulas de gestión y financiación y fondos europeos.

Insisten en que no escatiman esfuerzos, pero Aragón ha caído de la sexta a la undécima autonomía en gasto por habitante.

Es el segundo mayor presupuesto después del de 2021 y no se van a escatimar recursos. Abordaremos el servicio con el dinero que haga falta.

Ha dicho que hemos llegado al pico de contagios. ¿Teme que se complique con la vuelta al cole?

Es más fácil que un colegial se contagie en casa o en su vida social que en clase. No sería esperable un incremento importante.

¿Hasta cuándo será necesario mantener las restricciones?

Hasta que se consolide el descenso de casos y la situación de los hospitales esté contenida. De momento, lo prudente es mantenerlas hasta fin de mes.

¿Se levantarán en febrero?

Si bajan los casos, es posible que en febrero nos lo replanteemos.

Sea sincera. ¿Qué piensa cada que vez que la Justicia les tumba las medidas?

Pues... (hace una pequeña pausa) Bueno, voy a ser sincera. Me da rabia. Después de 22 meses, me parece que estamos jugando a ver quién puede más. Siempre he sido respetuosa con las decisiones de la Justicia, pero no pienso que hayan tenido un comportamiento de apoyo a decisiones epidemiológicas para preservar la salud. Podemos tener errores jurídicos, pero yo no me permito opinar sobre cuestiones jurídicas, porque no soy competente. Y es posible que los jueces hayan abusado de la opinión respecto a la situación epidemiológica.

¿A qué lo achaca?

No puedo dejar de pensar que hay motivos ideológicos en sus decisiones. El hecho de que las restricciones vengan de Sanidad ha podido provocar un exceso de celo en sus ganas de gestionar estas circunstancias. Motivos ideológicos y de… (piensa) vamos a dejarlo de necesidad de imponer su criterio.

¿Hay una mala relación del Gobierno con la judicatura?

Es evidente. Todas nuestras órdenes se han recurrido y en ningún caso el resultado ha sido positivo. La relación es de a ver quién puede más y estamos en una situación de inferioridad.

¿Sabe que lo que ha dicho es políticamente incorrecto?

Perfectamente, pero me ha dicho que fuera sincera y no dejo de pensar que sea así. Es más, lo pienso yo y probablemente la inmensa mayoría de la población. Hay un juego perverso de a ver quién puede más y nosotros nunca deberíamos hacer un pulso con la Justicia. Solo queremos utilizar las herramientas en nuestro poder para contener la pandemia.

Entonces, ¿cree que unos jueces de derechas deciden en contra de un Gobierno de izquierdas?

Bueno, si lo quiere decir así… Es evidente.

Casi se han doblado los casos en las residencias y disparado entre sanitarios y docentes. ¿Hasta cuándo aguantará el sistema?

Ha soportado todas las embestidas y demostrado tener elasticidad para adaptarse a las circunstancias y robustez basada en el personal sanitario.

¿Asume alguna responsabilidad o lo achaca todo a la contagiosidad de la cepa ómicron?

Nadie tiene la culpa, son las dinámicas sociales europeas y mundiales. Ha sido la tormenta perfecta. Contagios en el ámbito social, en edades con mayor movilidad social, en fechas comprometidas y con una cepa mucho más contagiosa.

Pero el PP les acusa de actuar con improvisación, porque los primeros contagios de ómicron se dieron a finales de noviembre.

En ningún momento hemos condicionado la estrategia de vigilancia y control al tipo de cepa predominante. Las situaciones vividas han sido de extrema urgencia y las decisiones han sido urgentes, que es lo deseable. En ningún momento ha habido improvisación.

¿Cuándo cree que se podrá superar la séptima ola?

Los indicadores nos hacen creer que, igual que ha habido un ascenso muy rápido, podríamos tener un descenso muy rápido. Ojalá no me equivoque.

¿Y habrá octava?

No me atrevería a decir que no vamos a tener más olas, pero sí a que, si las tenemos, estaremos más preparados.

¿Es partidaria de la vacunación obligatoria?

No. Tenemos una cultura de vacunas muy buena y siempre hemos respondido muy bien. No cabe en nuestra legislación y, tal y como somos los españoles, no sería planteable.

Más del 80% de los ingresados no están vacunados. ¿Qué más se puede hacer además de insistir en que se vacunen?

Habrá un pequeño porcentaje que no se vacunará hagamos lo que hagamos. Solo podemos influir en esos poquitos casos de personas que no lo han hecho fruto de la dejadez o la pereza.

¿Por qué se ha pinchado con la tercera dosis?

Por el cansancio de la población y por la idea de que con dos dosis ya están vacunados. Pero es altamente recomendable porque decae la inmunidad, especialmente en personas mayores, de muy alto riesgo y en personal sanitario y sociosanitario.

Se acaba de aprobar la cuarta dosis para inmunodeprimidos. ¿Nos vamos a tener que vacunar cada cinco meses?

No sería lo deseable ni creo que fuera viable. Llegaremos a un patrón en el que nos vacunaremos cada cierto tiempo, como con la gripe, que se hace cada año.

La Atención Primaria requiere más que un refuerzo con inspectores para tramitar bajas. ¿Cómo piensa abordar el problema?

El problema básico es el déficit de profesionales y formarlos cuesta once años. Ya se está hablando con las universidades, pero esto es una medida a largo plazo. Y ahora, ante este déficit de personal, hay que redistribuir competencias para equilibrar.

¿En qué se va a traducir?

Ya lo estamos aplicando con estrategias, protocolos de modificación de los cuidados, introduciendo la telemedicina y nuevas tecnologías para facilitar la relación con el paciente. Y para esta ola hemos contratado a 2.200 profesionales.

La Xunta ha abierto 32 puntos para hacer test de antígenos gratuitos. ¿Se podría copiar?

Nos estamos planteando hacer un gesto y proporcionarlos de forma gratuita a población vulnerable.

¿Ya?

Tenemos que ver cómo se puede ejecutar, si se liga a la tarjeta sanitaria o a poblaciones concretas, como las residencias. Estamos en disposición y creemos que es necesario tener un gesto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión