Aragón
Suscríbete

coronavirus

Las familias numerosas y el gasto en test de antígenos: "Se te van 100 euros sin enterarte"

La Navidad y la vuelta al cole disparan la demanda de estos productos. El Gobierno promete ahora regular los precios tras la subida que experimentan desde hace varias semanas.

Andrés (8 años), Galilea (10) y Nazareth (14), los hijos de la zaragozana Araceli Constante.
Andrés (8 años), Galilea (10) y Nazareth (14), los hijos de la zaragozana Araceli Constante.
Heraldo

Los test de antígenos se han convertido en un gasto extra que ha traído la pandemia. Este producto que permite hacer un diagnóstico casero de la covid se ha sumado a la lista de ‘complementos’ que la crisis sanitaria ha introducido en muchos hogares, junto con las mascarillas y el gel hidroalcohólico. Las fiestas de Navidad y la vuelta al cole han hecho que su uso se haya disparado, y las familias numerosas lo saben bien.

Aunque estos test no dan una fiabilidad total -especialmente si el paciente no tiene síntomas-, muchas familias los han usado para reunirse con sus familiares o amigos esta Navidad de forma un poco más segura. Además, una vez que han aparecido síntomas en algún miembro, muchos han tirado de test de antígenos para buscar un diagnóstico rápido.

“En nuestro caso, mi hijo se puso con síntomas. En el centro de salud tardaban días en hacerle la prueba, así que compramos test. Dio positivo, y como el resto teníamos que saber si nos había contagiado, tuvimos que hacer más test”, relata Alejandro Lope, presidente de la asociación de familias numerosas de Aragón ‘3 y Más’.

En una familia de seis miembros (los padres y cuatro hijos), los positivos fueron cayendo en cascada, por lo que las pruebas se repetían… Finalmente, ya con todos curados, tres de los hijos se hicieron nuevos test para asegurarse de que se habían librado del virus antes de salir a sus lugares de estudio. “Al final se te van 100 euros o más sin enterarte. Estamos hablando de mucho dinero, y de un dinero que no tenías calculado como gasto de antemano”, señala Lope.

A su juicio, las familias se han lanzado a por estos test debido a que “los centros de salud están desbordados”, y tardan en realizar las pruebas diagnósticas cuando hay una duda. “Si tu hijo da positivo y tú no sabes si estás contagiado o no, qué haces, ¿vas a trabajar?”, se pregunta.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este lunes que se va a regular el precio de este producto, que se había disparado en las últimas semanas. A juicio del presidente de la asociación de familias numerosas de Aragón, es una medida “necesaria”, pero que “llega tarde”. “En verano estuvimos en Portugal, y entrabas a cualquier sitio y los comprabas por dos euros”, recuerda. Los buenos precios pueden incentivar su uso, y dar una mayor garantía a los ciudadanos. “Para muchas familias los 8, 9 o 10 euros que pueden costar los test hacen que se piensen si gastan uno o no. Si se lo hacen y sale positivo, no lo van a mandar al colegio, pero si no se lo hacen, ese niño va al cole”, reflexiona.

En Galicia, por ejemplo, la Xunta ha puesto a disposición de cada niño un test de antígenos de saliva en las farmacias. Los padres solo tienen que ir con la tarjeta sanitaria del pequeño y lo consigue gratuitamente. “Son ideas que no pasa nada por copiarlas, están bien vengan de donde vengan”, apunta Lope.

El gasto en test de antígenos se suma a los que la pandemia ha generado en las familias. Araceli Constante, madre de tres hijos, cuenta que cada mes se gasta “unos 250 euros en mascarillas y gel hidroalcohólico”. Y eso que prefiere no usar los test de antígenos “porque pueden dar fallos”, por lo que prefiere aguardar siempre a las pruebas oficiales del centro de salud. 

Sin embargo, solo en mascarillas el gasto mensual por culpa de la crisis sanitaria se dispara. Ante el repunte de contagios, y teniendo en cuenta que dos de sus hijos son de riesgo, usan mascarillas FFP2. “Usamos una al día cada uno, pero hay que tener en cuenta que muchas se acaban rompiendo, se mojan, se ensucian, llevan una de repuesto al cole por si acaso… Al final son muchas mascarillas al mes, y no son baratas”, señala la madre de Andrés (8 años), Galilea (10) y Nazareth (14).

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión