Aragón
Suscríbete

industria

Itesal incrementa un 22,5% su producción y cierra con una facturación récord en 2021

El fabricante de aluminio de Pina de Ebro eleva a 45 millones de euros su cifra de negocio con un crecimiento destacado en arquitectura.

La planta de Itesal en Pina de Ebro, en plena producción.
La planta de Itesal en Pina de Ebro, en plena producción.
Guillermo Mestre

Itesal, fabricante de perfiles de aluminio para arquitectura y sectores industriales con sede en Pina del Ebro, cerró el ejercicio 2021 con muy buenos números, entre otras cosas por haber respondido con antelación a los problemas globales de suministro de piezas y materias primas con aumentos de ‘stock’, un esfuerzo en almacenamiento de material iniciado nada más comenzar la pandemia. La compañía ha conseguido elevar su producción anual hasta las 12.000 toneladas, cifra muy superior a las 9.300 de 2020 y a las 9.600 del año 2019, mientras prevé alcanzar una facturación récord de unos 45 millones de euros.

Armando Mateos, director general de Itesal, se mostró ayer satisfecho con la evolución de un ejercicio complicado por los problemas en los plazos para la recepción de suministros y por unos precios de la electricidad, el gas y las materias primas que han «maltratado» al sector, pero en el que se ha registrado una actividad muy importante, con puntas de trabajo que han exigido reforzar en algunos momentos la plantilla de la factoría de Pina de Ebro, formada por 187 empleados.

«La mejor medición para nosotros es la de la producción por toneladas, que hemos aumentado este año un 22,5%», subrayó Mateos antes de explicar que el volumen de negocio de 2021 se disparó hasta los 45 millones por el notable incremento de precios el año pasado, ya que con los que había antes de la covid –precisó– el montante económico hubiese sido de 35 millones. En rentabilidad, en cambio, no se registró tal incremento, añadió.

En todo caso, el director general de Itesal atribuyó a la buena marcha de su área de arquitectura y al creciente incremento de su exportación –que representó un 27% del total de la facturación, dos puntos más que en 2020 y tres menos de los previstos para este año– los positivos números registrados en 2021. «Hemos crecido con los clientes habituales, entre ellos algunas multinacionales, y hemos hecho algunos nuevos, a veces por la carencia de aluminio de empresas de la competencia, un problema que nosotros no teníamos por nuestro ‘stock’», indicó.

Clave en el negocio de Itesal es el trabajo que se realiza en las 30 delegaciones de la compañía en otras tantas provincias españolas, 14 de ellas propias y 16 de distribuidores exclusivos. Los trabajadores de todos esos centros elevan la generación total de empleo del grupo a 450 personas.

Armando Mateos habló de la evolución de la compañía en 2021 en un acto con trabajadores celebrado en la Sala Multiusos de Pina de Ebro antes de Navidad en el que hizo hincapié en la buena marcha de su negocio en arquitectura. El año pasado la cifra de producción alcanzada en ese segmento fue de 5.500 toneladas, un 15% más que en 2020, un dato que «refuerza la tendencia de crecimiento sostenido de esa área de negocio», recalcó. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión