Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón intensifica la vigilancia de un foco de gripe aviar en Lérida

El virus se halló en cuatro cisnes y una cigüeña que aparecieron muertos en un río de la localidad limítrofe de Soses.

Granja de pollos.
Granja de pollos.
Heraldo.es

El Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón ha intensificado la vigilancia en las explotaciones avícolas tras detectarse un foco de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad H5 en aves silvestres en Cataluña.

Fue el pasado 21 de diciembre cuando el cuerpo de Agentes Rurales catalanes comunicó al Servicio de Protección en Salud del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural del Ejecutivo catalán la localización de cinco aves silvestres, cuatro cisnes y una cigüeña (Ciconia en el río Segre, en el municipio de Soses, en la comarca del Segrià (Lérida).

Los pertinentes análisis que deben realizarse en estos casos y su comunicación al laboratorio de referencia de Algete en Madrid terminaron por confirmar los resultados positivos a influenza aviar del subtipo H5.

Y aunque desde el Ministerio de Agricultura se comunicó que no era necesario realizar ninguna actuación obligatoria y no se ha detectado ningún caso en la Comunidad, el Gobierno aragonés ha puesto en marcha las recomendaciones y los protocolos de prevención que son habituales en estos casos, ya que en la zona de seguimiento (en un radio de diez kilómetros) se incluye una pequeña parte de Zaragoza (en la zona de Mequinenza).

El director general de Calidad y Seguridad Alimentaria, Enrique Novales, explicó ayer que se ha intensificado la vigilancia pasiva en aves silvestres, que se realiza habitualmente en la Laguna de Gallocanta y en La Sotonera, dado que son las áreas en las que existe una mayor afluencia de aves de tránsito. Pero además se han intensificado las encuestas epidemiológicas en las granjas. "Son las medidas habituales cuando aparece un foco", destacó Novales.

Medida preventiva

Desde el Gobierno de Aragón, y como medida preventiva, se ha obligado a las granjas en las que la gallinas se encuentran al aire libre que mantengan el ganado encerrado durante al menos diez días.

Hay además otras instrucciones que han sido remitidas a las Oficinas Comarcales Agrarias (Ocas) para que estas las transmitan al sector. Así, entre las medidas impuestas se prohíbe la utilización de pájaros de los órdenes anseriformes y Charadriiformes como señuelo, la cría de patos y gansos conjuntamente con otras especies de aves de corral así como la cría de aves de corral al aire libre. "Cuando esto no sea posible, la autoridad competente podrá autorizar el mantenimiento de aves de corral al aire libre, mediante la colocación, si ello fuera posible, de telas pajareras o cualquier otro dispositivo que impida la entrada de aves silvestres, y siempre que se alimente y abreve a las aves en el interior de las instalaciones o en un refugio que impida la llegada de aves silvestres y evite el contacto de éstas con los alimentos o el agua destinados a las aves de corral", señala el escrito.

No se puede tampoco dar agua a las aves de corral procedente de depósitos de agua a los que puedan acceder aves silvestres, salvo en caso de que se trate esa agua a fin de garantizar la inactivación de posibles virus de influenza aviar y queda prohibida la presencia de aves de corral u otro tipo de aves cautivas en los centros de concentración de animales incluyendo los certámenes ganaderos, muestras, exhibiciones y celebraciones culturales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión