Aragón
Suscríbete por 1€

Heraldo del Campo

agua

Agua para riego y ganado ante el cambio climático

En sus alegaciones a la Propuesta del Plan Hidrológico del Ebro, UAGA reclama apoyo a los suministros ganaderos y la creación de regadíos sociales.

Una explotación agrícola de regadío en la Comunidad aragonesa.
Una explotación agrícola de regadío en la Comunidad aragonesa.
R.A.A.

Advierte UAGA que el cambio climático está generando una serie de problemas en el sector agrario de muchas comarcas que hasta la fecha no tenían. "El aumento de temperaturas y la inestabilidad en las precipitaciones son realidades que tenemos delante y que van a repercutir en las actuales zonas de regadío, pero sobre todo tendrán más incidencia en las de secano. Por ese motivo, al haber menos previsión de precipitaciones, el regadío será fundamental", señala la organización agraria que trufa con este argumento los principales ejes que fundamentan las alegaciones que ha presentado al Proyecto de Plan Hidrológico de la Demarcación del Ebro (revisión de tercer ciclo), en las que insiste en la necesidad de apoyo a los suministros ganaderos.

Así, la organización agraria pide reserva de concesiones para que el Gobierno de Aragón haga regadíos sociales. La finalidad, detallan sus representantes, es que los ahorros de agua que provengan de cualquier circunstancia queden a disposición del Ejecutivo regional para que disponga de dotaciones suficientes con las que promover la creación de nuevos regadíos de carácter social.

Dominio público

En sus alegaciones, UAGA muestra su desacuerdo ante el "afán" de extender el dominio público hidráulico, "imponiendo limitaciones a los cultivos y plantaciones, así como fuertes condicionantes en la aplicación de nitratos". Y frente a esta propuesta insiste en la defensa de los derechos de los agricultores ribereños.

Le preocupa también a la organización agraria que la mayor utilidad pública y sostenibilidad ambiental de los recursos hídricos propuesta en el plan reste suministro de agua a los usos ganaderos en caso de escasez del preciado líquido, por lo que exigen "una clara prioridad" de aguas para el ganado.

Y considera que "las rígidas prohibiciones propuestas" (que afectan a las zonas de Cariñena/Alfamén, Alto Huerva/Perejiles y Belchite), exige un "debate sosegado" en el que se analice correctamente la situación en todas las masas de agua subterránea. Mientras esto se produce, la organización agraria pide que se mantengan los actuales aprovechamientos y "se permitan nuevas concesiones para la agricultura y ganadería familiar".

Cuenca del Aguas Vivas

Entre sus alegaciones realiza UAGA una defensa la cuenca del Aguas Vivas, ya que, como señala, la propuesta del plan impide "de forma absoluta" cualquier tipo de nuevo aprovechamiento en la cuenca de este río, afluente del Ebro por su margen derecha que recorre las provincias de Teruel y Zaragoza. Y concreta esa defensa en un mayor rigor en la definición de los índices de aprovechamiento (superficies, consumos y aportaciones), que se diferencien las tres zonas hidrogeológicas, se permitan los nuevos aprovechamientos necesarios para la agricultura y la ganadería familiar, y se analicen las aportaciones de recurso desde otras cuencas.

Con toda estas alegaciones, UAGA advierte de lo que denomina como el fenómeno de las ‘cuencas vaciadas’ -en similitud con la España vacía o el Aragón vaciado- y señala que estas coinciden con aquellas cuencas que están "desagrarizadas", ya que, insiste la organización agraria, "el principal motor de asentamiento de población es el sector agrario sostenible, es decir, el vinculado al regadío y a la ganadería".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión