Aragón
Suscríbete

Ramón Pomar: "Habrá que ser inteligente para hacer frente a la crisis de las materias primas"

El director general de Seventy Eight, empresa dedicada a la construcción de interiores, mira el nuevo año con «optimismo» y confía en la capacidad de adaptación de su camaleónico negocio.

Ramón Pomar, en las nuevas instalaciones de Seventy Eight en el Polígono Malpica de la capital aragonesa.
Ramón Pomar, en las nuevas instalaciones de Seventy Eight en el Polígono Malpica de la capital aragonesa.
Aránzazu Navarro

Seventy Eight echaba a andar en 2010, precisamente cuando la economía aragonesa vivía todavía bajo los efectos de una grave crisis económica que se había iniciado en 2008. Decía entonces su director general, Ramón Pomar, que esa circunstancia les vacunaba para lo que pudiera venir. Y vino una pandemia.

¿Estaba Seventy Eight preparada para lo que trajo la covid?

Sí, siempre digo que en el ADN de la empresa está el haber superado aquella difícil crisis con la que comenzamos. Somos una empresa muy flexible. Si fuéramos un animal seríamos un camaleón porque tenemos una capacidad de adaptación tremenda.

¿Tenía ganas de decir adiós al 2021?

Es cierto que 2020 fue un año muy difícil a nivel personal y empresarial. Pasé mucho miedo por la salud de los míos y a nivel empresarial fue un auténtico máster en derecho laboral, mercantil o en psicología. Fue muy complicado todo el tema de los ERTE y mucho más tener que decirle a la plantilla que tenía que irse a su casa durante un tiempo. Toda esa incertidumbre fue horrible, pero ese año se salvó con beneficios, con menos crecimiento del esperado, pero satisfechos. Y el 2021 vamos a tener récord en ventas y resultados y vamos a alcanzar los 20 millones en facturación que era nuestro objetivo.

Sus líneas de negocio están enfocadas a los sectores que más han sufrido con la crisis sanitaria. ¿La apuesta por el lujo fue la tabla de salvación?

Las cinco líneas de negocio en las que estamos presentes –el lujo, las tiendas de moda, la restauración, los hoteles y las oficinas– pararon todas en seco y hubo que suspender contratos, pero todas ellas se están recuperando, unas más que otras, pero, en general, todas. Es cierto que lo que nos salvó fue el sector del lujo, que siempre es menos oscilante cuando hay este tipo de crisis. Pero ha habido recuperación también en el sector hotelero y la restauración.

¿Le preocupa la crisis de materias primas con la que ha terminado el año?

Es una nueva crisis que viene y que tendremos que ser inteligentes para ver cómo la sorteamos. Me preocupa porque es muy distinta, muy atípica. Hasta ahora las crisis tenían en común que había poco trabajo y, por lo tanto, había recursos disponibles para contratar materiales, incluso bajaban los precios. En esta nueva crisis va a haber trabajo, pero va a escasear la materia prima, la mano de obra y los precios están fluctuando mucho. Todavía no tenemos el secreto de qué va a pasar y cómo lo vamos a sortear, pero estoy convencido de que va ser una crisis muy distinta.

¿Y cómo se prepara Seventy Eight?

Con la tipología de proyectos que trabajamos todo va muy deprisa, podemos ganar un proyecto hoy y comenzar a hacerlo en quince días, lo que nos permite que la fluctuación de precios no afecte tanto. Pero en cualquier caso, ante la escasez de materias primas, el secreto es planificar, llevar una ejecución escrupulosa de los plazos y hacerlo todo con buena gestión.

¿Qué ve cuando mira hacia 2022? ¿Cuáles son las perspectivas?

Veo optimismo, veo que puede llegar por fin el final de la pandemia, que en definitiva es lo que más nos está afectando, tanto a nivel económico como social. Y en cuanto al negocio veo un futuro positivo, con crecimiento.

Usted puso en marcha su empresa en un momento de crisis. ¿Qué recomendaría a los quieren emprender en estos momentos?

Yo siempre he dicho que para emprender hay que tener ilusión. No hace falta una gran cantidad de dinero, ni tener nadie que te apoye. Solo hace falta ilusión, esfuerzo, pasión y humildad para aprender todos los días.

Como empresario, ¿qué le pide al nuevo año?

Yo solo pido salud.

¿Quién es?

Ramón Pomar y José Manuel Terrer tenían 33 años cuando en 2010 decidieron dejar el trabajo en la empresa familiar del primero para crear su negocio, centrado en el sector de la construcción. La llamaron Seventy Eight (saquen ustedes cuentas) y desde entonces no han dejado de impulsar sus cifras. Este año ha sido incluida en el listado Cepyme 500 de las pymes españolas que más crecen.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión