Huesca
Suscríbete

Vicente Pinilla: "Las personas deben poder elegir libremente entre vivir en el pueblo o en la ciudad"

El catedrático de Historia Económica, investigador del fenómeno de la despoblación, cree que la solución no pasa por reducir impuestos sino por incrementar servicios en el medio rural.

El catedrático y experto en despoblación Vicente Pinilla, en la sabina de Villamayor.
El catedrático y experto en despoblación Vicente Pinilla, en la sabina de Villamayor.
Guillermo Mestre

Por aclarar conceptos, ¿España vacía o España vaciada?

Ninguna, España despoblada. La España vacía implica que no hay nada ni nadie. La otra, que deliberadamente se han puesto en marcha políticas para vaciarla. Si piensas que las malas políticas han causado la despoblación, asumes que las buenas, si somos capaces de encontrarlas, revertirán el proceso, y este es un asunto mucho más complejo.

Este gobierno le ha puesto a un ministerio el apellido de Reto Demográfico. ¿Es síntoma de que se hacen políticas activas o es escaparate?

Es síntoma de que está en la agenda política.

¿Debemos esperar efectos inmediatos o habrá que tener paciencia?

Se les da a las políticas un enorme poder. No se entiende que hay tendencias de muy largo plazo, decenios y decenios, que explican la despoblación. Desde el inicio de la industrialización, las actividades económicas modernas y dinámicas tienden a polarizarse en las ciudades, y existe un efecto de atracción de mano de obra. Cuando se construye el Estado del bienestar en España la gente del medio rural percibe que tiene una brecha de acceso a los servicios. Hay políticas que pueden tener impacto, como con cuantos niños está abierta una escuela. Si fuéramos capaces de solucionar el acceso a la vivienda, tendría efectos, pero dependería de otras cosas, como las oportunidades laborales, los servicios y si a la gente le apetece o no vivir allí, algo fundamental.

Aragón prepara una ley de dinamización del medio rural.

El objetivo no está en alcanzar un determinado número de habitantes. Es doble. Primero, que la gente pueda vivir donde prefiera, el campo o la ciudad, con libertad de elección. Si alguien con niños quiere ir a un pueblo y no hay escuela, no la tiene. El segundo, el bienestar. Y las políticas debería ser integradas. Hay 130 medidas contra la despoblación, pero si la PAC no ayuda a los agricultores genuinos o no dedica suficientes fondos al desarrollo rural, es una contradicción.

¿Usted cree que la actual reforma de la PAC no ayuda a la despoblación?

Totalmente, por las dos cuestiones que he señalado. No tiene sentido que el barrio de Salamanca en Madrid sea uno de los principales perceptores.

¿Qué opina de medidas como las bonificaciones del 20% de los costes laborales para las empresas de Teruel, Cuenca y Soria?

La solución no es reducir impuestos sino incrementar servicios. Las empresas o la gente no van a un lugar porque les rebajen la fiscalidad, sí en función del acceso a servicios. Y puede haber más zonas en situaciones parecidas, como ya dicen algunas comarcas de Huesca.

¿Y cómo convencemos a los habitantes de los pueblos para quedarse?

No quiero convencer a la gente de que se quede, quiero que puedan elegir.

Si pensamos en un pueblo de 15 habitantes con una media de 65 años, ¿qué futuro tiene?

No lo sé, el tejido está ya demasiado envejecido. Lo que me preocupa es que a esas 15 personas les facilitemos la vida ya que han decidido permanecer allí, con servicios sociales, sanitarios, acceso a un comercio, o que no se les excluya del sistema financiero porque no tienen ni cajero ni banco.

¿Hay motivos para ser optimista?

El tema ya está en la agenda política, y nunca se ha vivido mejor que ahora en los pueblos, ni en las ciudades. Otra cosa es la diferencia de posibilidades.

¿Otra cosa positiva es el cambio de imagen del habitante de un pueblo?

El orgullo rural, la idea de que han elegido una vida que les gusta. No hay un mejor y peor. Esa percepción cultural que había antes de que quedarse en el pueblo o volver era un fracaso, ya no existe. Tenemos que facilitar que la gente pueda cumplir sus deseos.

¿Quién es Vicente Pinilla?

Vicente Pinilla Navarro (Zaragoza, 1959) es catedrático de Historia Económica de la Universidad de Zaragoza y dirige la cátedra sobre Despoblación y Creatividad de la Diputación de Zaragoza. Su perspectiva no siempre coincide con las tesis más extendidas sobre el éxodo rural, un tema que ha pasado de ser ignorado a estar en boca de todos y en todas las agendas políticas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión