Aragón
Suscríbete

aRAGÓN

Ovino, miel, fruta... y hasta muérdago, bajo la lupa investigadora del CITA

Con el nuevo año que a punto está de comenzar, el Centro de Innovación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón iniciará once nuevos proyectos, financiados con 1,4 millones y con una duración de tres años, correspondientes a la convocatoria del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) 2021.

Parcela de demostración del proyecto Hortalizate en Muniesa.
Parcela de demostración del proyecto Hortalizate en Muniesa.
DGA

Con el nuevo año que a punto está de comenzar, el Centro de Innovación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón (CITA) iniciará once nuevos proyectos correspondientes a la convocatoria del Fondo de Inversiones de Teruel (Fite) 2021. Financiados con 1,4 millones y con una duración de tres años, estas investigaciones se centran en productos y sectores estratégicos para la provincia turolense. Una de esas producciones es la trufa, de ahí que entre estas iniciativas destaque aquella que tiene como objetivo desarrollar nuevas metodologías de control del escarabajo leiodes en plantaciones truferas de Teruel, así como profundizar en la mejora de los atrayentes que, a día de hoy, son el único modo disponible para reducir daños.

Se pondrá en marcha también un proyecto, que lleva el nombre de Druida, que propone el estudio del muérdago y la aridez como amenaza conjunta de las masas forestales en un contexto de cambio climático, en el que además se evaluarán métodos para la gestión y control de este parásito, letal para los árboles que coloniza. Para ello, explicaron este lunes desde el Gobierno de Aragón, se estudiará el funcionamiento fisiológico del árbol afectado por muérdago, se evaluará el uso de sensores Lidar y multiespectrales mediante vuelo con dron en su gestión y se identificarán los compuestos bioactivos del muérdago y su posible utilización en materiales biobasados.

El listado de proyectos incluye la introducción de sistemas de manejo alternativos (ecológico, nuevas plantaciones en regadío o secano, etc.) para mejorar el manejo y rendimiento del cultivo del almendro en Teruel, pero también la recuperación y puesta en valor de frutales locales. De hecho el proyecto Fruter tiene además como objetivo el desarrollo de la cereza tardía en la provincia bajoaragonesa. Para ello se analizará el cultivo de esta fruto rojo en zonas de montaña, en concreto en las comarcas de Sierra de Albarracín, Gúdar-Javalambre, Jiloca y Andorra-Sierra de Arcos.

Melocotón de Calanda

Fue en 2008 cuando el CITA comenzó a trabajar en la mejora genética del melocotón de Calanda con denominación de origen, con el objetivo de conseguir variedades de melocotón amarillo tardío de carne dura con características agronómicas y de calidad mejoradas que pudiesen comercializarse bajo esta marca. El proyecto planteado para los próximos tres años pretende dar continuidad a los trabajos previos y consolidar este programa de mejora poniendo a disposición del agricultor nuevas variedades de carne amarilla dura y maduración tardía con alta calidad de fruto.

También hay iniciativas que investigarán la viabilidad de sistemas mixtos de pastoreo de ovino en extensivos con plantaciones de almendros en secano en las comarcas del Bajo Aragón y Matarraña o aquellos que buscan la caracterización y tipificación de la miel de esta provincia para mejorar la competitividad del sector apícola y potenciar el posicionamiento de sus producciones en el mercado.

El ovino es también el protagonista de otro de los proyectos impulsados por el CITA, con el que se estudiará la mejora genética ovina y tecnologías asociadas a la ganadería de precisión para conseguir mejor eficiencia productiva y mayor sostenibilidad económica, medioambiental y social de las explotaciones de razas ovinas autóctonas de Teruel. Para ello, participarán activamente en el proyecto las asociaciones de rasa aragonesa, ojinegra, cartera y maellana.

Regadíos y legumbres son el centro de atención de Regatea-Pro y Siembra Teruel, mientras que Silvalia es el nombre de una investigación que se centrará en responde a la necesidad de informar y demostrar a los ciudadanos los efectos de la selvicultura de mejora en un contexto de cambio global. Para ello se propone la creación y dinamización de un observatorio selvícola "transparente y de libre acceso" para toda la sociedad, detallan desde el Ejecutivo regional, en el que se integra el centro investigador.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión