Aragón
Suscríbete por 1€

Crecida del Ebro en Zaragoza

Los cerealistas alertan de "graves pérdidas" en los cultivos que acababan de sembrar

Algunas parcelas no cumplen en estos momentos los requisitos técnicos de Agroseguro para ser indemnizables.

Cultivos anegados por la riada en la localidad zaragozana de Pradilla, en la Ribera alta del Ebro.
Cultivos anegados por la riada en la localidad zaragozana de Pradilla, en la Ribera alta del Ebro.
Guillermo Mestre

Algunos cerealistas acababan de terminar su siembra. Otros apenas habían comenzado y hay algunos que ni siquiera habían formalizado todavía el seguro agrario -muy arraigado en estos cultivos- porque aún quedaba una semana para poder contratarlo. Por eso la riada extraordinaria que en estos momentos cruza la ribera del Ebro preocupa al sector, no solo por los daños que causará tal avalancha de agua sino porque con el grano recién depositado en la tierra muchos de los cultivos no cumplen en estos momentos el requisito técnico -estado fenológico de tres hojas- que exige Agroseguro para considerar que la producción comienza a ser indemnizable. Y esa circunstancia podría traducirse en "graves pérdidas".

Así lo advirtieron este lunes los representantes de las organizaciones agrarias y las cooperativas durante la reunión en la que la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, y el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, les trasladaron la información sobre la situación actual de la avenida y les pidieron colaboración en el cumplimiento de la orden emitida el viernes por el Gobierno de Aragón para el desalojo de las granjas en zonas inundables.

"Además de haber tenido que realizar la siembra con unos costes de producción mucho más elevados, ahora algunos cultivos no cumplen las exigencias de Agroseguro", señaló Javier Fatás, representantes de UAGA-COAG, que se mostró, sin embargo, confiado en que tanto la Administración como el ‘pool’ asegurador encuentren alguna medida que permita la excepcionalidad de esta norma ante la grave situación actual.

Similar preocupación transmitieron también Jorge Valero, presidente de Araga, Ángel Samper, secretario general de Asaja Aragón y Enrique Arcéiz, secretario de organización de UPA Aragón, que insistieron en que la gran diferencia de esta riada con la de 2015 es "la fecha en la que ha llegado". Entonces era primavera y el cultivo estaba avanzado. Ahora esta recién sembrado "y volver a echar el grano una vez que se retire el agua será prácticamente imposible", señaló Valero.

No se habló durante el encuentro de daños concretos. "Todavía es pronto, hay que esperar a que la avenida remita y se proceda a la evaluación", señaló Olona y confirmaron los representantes agrarios. Pero, hasta disponer de esos datos, el consejero avanzó que de las 20.000 hectáreas que se encuentran en la zona inundable, 15.000 son de cultivo y la previsión "es que se vean afectadas unas 12.000".

Si esa previsión se cumple, la superficie dañada sería inferior a la afectada en la histórica avenida de 2015 porque aunque el volumen de agua es similar a aquella, "el comportamiento de la crecida está demostrando que las actuaciones de la CHE y del Gobierno de Aragón están resultando eficaces", aseguró el consejero. Y destacó la importancia que en esta ocasión han tenido los embalses de Yesa e Itoiz para la absorción de la avenida y su laminación.

"El caudal máximo en Tudela superaba este lunes los 2.700 metros cúbicos por segundo y gracias a que Yesa e Itoiz han absorbido 1.300 metros cúbicos por segundo, se ha evitado que llegara a Aragón una avenida de 4.000 metros cúbicos por segundo", explicó.

"Más actuación en el río"

En la importancia de las obras de regulación insistieron también Samper y Arcéiz que destacaron que la crecida ha puesto de manifiesto que la existencia de estos embalses no solo es esencial para el riego sino también para contribuir a la seguridad de la población ante las avenidas. Pidieron, eso sí, "una mayor actuación sobre el río", señaló Arcéiz, así como "un mando único y coordinado para la toma de decisiones que afectan de manera especial a los agricultores", añadió Samper.

Desde Agroseguro insistieron en que los siniestros causados por inundación están recogidos "en todas las líneas de seguro agrario". Y avanzaron que aunque ya se han recibido los primeros partes de siniestro, "la mayoría no podrán ser comunicados hasta que los afectados puedan acceder a sus explotaciones y constatar que han sufrido daños debido al nivel de agua alcanzado y a su tiempo de permanencia en las parcelas afectadas".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión