Aragón
Suscríbete por 1€

El Rey llama a Lambán para interesarse por la crecida a su paso por Aragón

El presidente aragonés, que ha recibido la llamada cuando participaba en la reunión de coordinación en Pina de Ebro, espera que "salvo error" la riada sea inferior que la de 2015. 

Reunión del Cecopi en Pina de Ebro con presencia de Lambán.
Reunión del Cecopi en Pina de Ebro con presencia de Lambán.
Oliver Duch

El Rey se ha interesado por la situación de la población aragonesa ante la crecida del Ebro. Así, cuando Javier Lambán participaba en Pina de Ebro en la reunión del Centro de Coordinación  Operativa Integrado (Cecopi), ha recibido la llamada de Felipe VI para conocer de primera mano cómo se está viviendo en la ribera del Ebro

"Su Majestad me ha dicho que transmitiera a todos su solidaridad y nos desea lo mejor. Está pendiente e informado de lo que ocurre", ha explicado el presidente a los medios de comunicación tras la reunión, a la que han asistido de forma presencial los regidores de Pina, Fuentes, Quinto, La Zaida y Escatrón, entre otros, a los que suman aquellos que se han conectado de forma telemática. 

La inminente llegada de la punta de la crecida a Zaragoza ha sido uno de los temas principales del encuentro, en el que también han estado presentes los alcaldes de la ribera baja, donde se centrarán los esfuerzos tras el paso por la capital aragonesa. Se espera que "salvo error" sea inferior que la de 2015, ha señalado el presidente de Aragón

"Es un alivio que el río Gállego esté llegando con apenas 4 o 5 metros cúbicos por segundo en Zaragoza", ha reconocido el presidente. En 2018, el Gállego llevaba muchos más metros cúbicos por segundo, lo que complicó el contexto. Por este motivo, hay cierta "tranquilidad" en estos pueblos. En un principio, y si las condiciones siguen igual, se descarta que el agua llegue a los cascos urbanos. 

A pesar de que la previsión no es tan complicada como en otras ocasiones, los alcaldes han mostrado su preocupación ante la crecida. "En este caso, con menos agua están teniendo algunos problemas en las motas", ha transmitido.

No obstante, ha sido necesario a primera hora de la mañana cortar la carretera  que une Pina y Fuentes de Ebro, la A-1107, que une la N-232 y la N-2. Esta vía ya se vió afectada en la crecida de 2018. En estos momentos para circular entre Pina y Quinto, por ejemplo, es necesario llegar casi a Gelsa. Precisamente, desde la Comarca de la RIbera Baja señalan que las carreteras son de los aspectos más afectados en situaciones como esta.

Este martes por la tarde se desplazará el Centro Operativo de Luceni a las instalaciones de la cooperativa de Pina de Ebro porque se estima que a partir de mañana en el epicentro del problema. También a media tarde está convocada una nueva reunión del Cecopi. Será entonces cuando se decidan aspectos como la apertura de compuertas para que el agua circule a más velocidad o el "desalojo preventivo" de los internos de la residencia de Pina de Ebro, que se reubicarán en otros centros o en casas de familiares. El personal de servicios sociales organizó este lunes los preparativos, a los que hay que sumar las medidas a consecuencia de la pandemia.

Javier Lambán ha ensalzado la coordinación entre las diferentes instituciones, pero ha recordado que la "incertidumbre que siempre provoca el comportamiento del río".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión