Aragón
Suscríbete por 1€

manifestaciones

IDL sigue con las concentraciones en Figueruelas contra el despido colectivo

Los trabajadores de esta contrata han vuelto a manifestarse hoy para rechazar la extinción de sus contratos que la empresa les comunicó ayer y que está todavía pendiente de negociarse

Protesta ante las puertas de la planta de Figueruelas.
Protesta ante las puertas de la planta de Figueruelas.
S. E.

Van a seguir con las movilizaciones. A las puertas de la fábrica de Figueruelas porque es PSA quien rescindió unilateralmente el contrato de IDL el pasado sábado 9 de octubre y ha  internalizado el trabajo que hacían 186 trabajadores y también por el centro de la ciudad, el jueves 21, junto al comité de Avanza, en la manifestación que saldrá a las 19 de la plaza Aragón, y los días 25 y 27 con concentraciones de protesta a las 10.30 de la mañana en la plaza de España. 

Fue ayer jueves cuando la empresa trasladó al comité de empresa la petición de que constituyan la mesa negociadora para empezar a hablar del despido colectivo. Un expediente extintivo por causas objetivas, alega la empresa al quedarse sin carga de trabajo, para el que la representación de los trabajadores va a pedir la indemnización máxima al entender que los despidos son improcedentes ya que el contrato de la auxiliar con PSA no vencía hasta el 31 de julio de 2023 y ha habido un claro incumplimiento de dicho acuerdo entre empresas resultando la plantilla la principal perjudicada. 

Han llegado con sus coches y han vuelto a plantarse delante de la factoría de PSA en Figueruelas para recordar que 'No son mercancía de usar y tirar' como reza su pancarta.

Se da además la circunstancia de que bastantes de los afectados llevaban tiempo, hasta 20 años, haciendo el mismo trabajo en el interior de la nave 21 de Figueruelas donde realizan la secuenciación de materiales para proveer las líneas de producción de la fábrica. Desde el pasado lunes son los empleados de PSA los que les han sustituido en esta labor aprovechando que tienen bastante excedente de personal desde que tuvieran que suspender temporalmente el turno de noche desde el pasado 4 de octubre para tratar de afrontar la menor actividad que tienen por la falta de semiconductores, unos componentes imprescindibles en el ensamblaje de los distintos modelos de coches.   

Enfado, indignación y rabia es lo que sienten los  trabajadores de IDL a los que desde este pasado lunes se les niega el acceso a la fábrica en la que trabajaban. Fue el pasado 27 de septiembre, recuerdan cuando IDL les remitió un comunicado "de tranquilidad" en el que recogía  que el contrato con PSA seguía vigente hasta 2023 "sin que hasta la fecha el cliente haya manifestado en ningún momento que vaya a internalizar esta actividad". 

El escrito  de IDL respondía a acallar rumores por la no renovación en julio de la contrata de Vacíos, sección dedicada al vaciado de contenedores, que PSA tenía con IDL, pero que si terminó entonces y que se saldó con la salida de los eventuales, aquellos a los que se terminaba el contrato y la reubicación de la otra mitad (eran 57 trabajadores) en la nave 21 para secuenciación y logística, donde estaba  la plantilla que hace una semana ha visto también  rescindido su contrato. "En los últimos meses se han producido situaciones complicadas para la empresa como la finalización del contrato de Vacíos y la suspensión del turno de noche. Para solucionarlo, se han adoptado decisiones orientadas a facilitar las reubicaciones de la plantilla fija de la empresa en otras secciones o turnos reduciendo el impacto lo máximo posible", decía entonces IDL. Ni un mes depués, sus palabras, según el comité, han quedado totalmente desautorizadas por los hechos, ya que los trabajadores se han quedado en la calle. Y ya no se habla de recolocaciones sino de despidos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión