Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Una exposición de la Universidad de Zaragoza se centra en el Goya que está en libros

L antigua sala Jorge Coci del Paraninfo y la de Exposiciones de la Biblioteca María Moliner de la Facultad de Filosofía y Letras ofrecen hasta el 14 de enero  un recorrido por algunos de los textos que han contribuido a formar las distintas interpretaciones de la vida y la obra del pintor.

Uno de los libros expuestos.
Uno de los libros expuestos.
Univerasidad de Zaragoza.

En el marco conmemorativo del 275 aniversario del nacimiento de Francisco de Goya, la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza ha querido rendir su particular homenaje al más universal de los artistas aragoneses dedicándole una exposición bibliográfica.

La Biblioteca universitaria mantiene un especial vínculo con la figura de Goya. En sus fondos se conservan las series de grabados de los 'Caprichos', 'Desastres' y 'Proverbios' en sus primeras ediciones, obras que forman parte del patrimonio artístico más estimado de la Universidad. Pero además la biblioteca reúne una importante colección de obras especializadas sobre el artista, que se encuentran depositadas en su mayor parte en la Biblioteca de Humanidades María Moliner, de la Facultad de Filosofía y Letras, y en la Biblioteca General Universitaria.

Organizada bajo el título 'Goya, historia y crítica en la Biblioteca Universitaria', esta exposición se ha inspirado en la obra del hispanista Nigel Glendinning Goya y sus críticos (1977), trabajo de referencia obligada que supuso un cambio transcendental en la historiografía del pintor aragonés. Desde esta perspectiva, la muestra ofrece un recorrido por algunos de los textos que han contribuido a formar las distintas interpretaciones de la vida y la obra de Goya desde fechas próximas a su desaparición hasta nuestros días.

La exposición se ha organizado en dos ámbitos: la sala Jorge Coci del paraninfo y la de  exposiciones de la Biblioteca María Moliner de la Facultad de Filosofía y Letras.

El Paraninfo reúne los testimonios iniciales y primeros estudios críticos sobre Goya hasta 1928, año en que se conmemora el primer centenario de la muerte del pintor y que constituye un hito historiográfico por la abundancia de publicaciones que originó la celebración..

Amigos ilustrados

Inician el recorrido las primeras menciones de Goya que aparecen en algunos relatos de viajeros de finales del XVIII y principios del XIX, en los que se deja constancia de su originalidad artística. También están presentes los testimonios de algunos amigos ilustrados, como Cea Bermúdez y Moratín.

En los años 30 del siglo XIX aparece la primera biografía del pintor, obra de Valentín Carderera, cuyas fantasías y fabulaciones contribuirán a fomentar una imagen romántica, apasionada y poco ortodoxa de Goya que ha llegado hasta la actualidad. Herederos de esta tradición serán los trabajos de los primeros críticos franceses, en especial Laurent Matheron y Charles Yriarte, de importancia capital para el conocimiento del artista durante todo el siglo XIX. Destacamos en fechas posteriores el estudio biográfico de Francisco Zapater y el libro del Conde de la Viñaza, la primera obra importante dedicada al pintor que se publicó en España y que elevará a Goya a la categoría de gloria nacional.

Desde los inicios del siglo XX los críticos vieron en Goya un precursor del impresionismo, del expresionismo y del surrealismo, analizando su obra en estos términos. Sobresalen en este apartado los trabajos de Valerian con Loga, Aureliano de Beruete y August Mayer, tanto por sus aportaciones documentales y detallados análisis críticos, como por su avance en la catalogación de la obra goyesca.

El último apartado se ha dedicado a algunos de los más señalados estudios, conferencias, y obras de divulgación que se publicaron con motivo del primer centenario en 1928, de los que la biblioteca conserva una apreciable representación.

La exposición es también un testimonio de la evolución experimentada en la reproducción de obras de arte, en una época en la que era difícil acceder a los originales. Una de las iniciativas más notables se encuentra en los Frescos de Goya en la Iglesia de San Antonio de la Florida, reproducidos en grabados originales de José María Galván. Los progresos en la fotografía de arte, con la figura de Jean Laurent a la vanguardia, permitieron difundir las obras de Goya no solo en los catálogos razonados sino también en algunas revistas ilustradas de gran calidad, como es el caso de la Ilustración Española y Americana.

Facsímiles

En el campo de las ediciones facsímiles, las magníficas series de grabados realizadas en Múnich por la editorial Hugo Schmidt, entre los años 1921 y 1923, revisten un protagonismo especial en la muestra por su avanzada técnica.

En la sala de la Biblioteca de Filosofía y Letras alberga una selección de relevantes estudios críticos y ediciones de arte, publicados desde los años 30 del siglo pasado hasta fechas recientes. Organizada cronológicamente por décadas, se han dedicado apartados especiales a los catálogos de importantes exposiciones, a la producción científica de la Universidad de Zaragoza y finalmente a las obras artísticas inspiradas en la creación goyesca.

Revisten especial importancia, desde el punto de vista historiográfico, el estudio preliminar de Enrique Lafuente Ferrari que acompaña al catálogo de la exposición sobre Goya celebrada en 1932 y las ediciones en español de la mencionada obra Goya y sus críticos de Glendinning.

Entre las ediciones facsímiles destacan el llamado Cuaderno italiano de Goya, editado por la Fundación de Amigos del Museo del Prado en colaboración con el Gobierno de Aragón, y en especial la lujosa edición facsímil de los Caprichos realizada por Planeta en 1996 tomando como original, por su excepcional calidad, el ejemplar de la primera edición de 1799 que conserva la propia Biblioteca Universitaria, procedente del legado de Gregorio García Arista.

Como consecuencia del formato expositivo, se ha excluido la obra gráfica original que conserva la Biblioteca, limitando la selección a los estudios críticos. Consideramos que esta ausencia no mermará el interés de una muestra cuyo principal valor reside en la representativa selección de ediciones, expuestas con vocación didáctica, y cuyo propósito es ofrecer una visión de conjunto sobre las diferentes interpretaciones que ha generado la figura de Goya a lo largo de doscientos setenta y cinco años de historia, de acuerdo con los cambios estéticos y los patrones culturales de cada momento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión