Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

aragón

La subida de la luz ya encarece el pan: "Pago 1.600 euros más, es inevitable"

El mayor coste de la energía y de las materias primas obliga a algunos panaderos a incrementar entre 5 y 10 céntimos el precio de la barra.

La propietaria del Horno Escosura, Eva Sola
Una trabajadora del Horno Escosura, en Zaragoza.
Guillermo Mestre

Sube el pan. Así lo empiezan a notar los clientes de muchos obradores, una percepción que confirman los propietarios de las panaderías. No en vano, ellos son los primeros afectados de un alza en los precios derivada de forma directa del encarecimiento de la factura de la luz -sobre todo- y de las materias primas. Porque no solo el gremio afronta facturas más abultadas: también sus proveedores exigen una cantidad mayor por sus productos, lo que hace escalar, aún más, el coste de la elaboración del pan.

La propietaria del Horno Escosura, Eva Sola, pone cifras a este escenario: "Hoy mismo me ha llegado la factura de septiembre. En total, el mes pasado pagué 3.800 euros por la energía. Un año antes, esa factura era de 2.200 euros. Es una subida fortísima, los tramos más baratos en este momento son más caros que los caros de hace un año". Y la luz, o más bien su coste, se ha acabado reflejando en el precio de cada barra: "Pago 1.600 euros más, es inevitable que cobre más, entre 5 y 10 céntimos en función del tipo de barra, por cada unidad".

Sin embargo, la panadera, que forma parte de la junta directiva de la asociación gremial en Zaragoza, no recupera con los nuevos precios "ni una quinta parte" de lo que ahora abona de más a su comercializadora. "No hay forma de evitar este golpe, la única solución sería incrementar aún más el precio de la barra, pero no puedo cobrar entre 15 y 30 céntimos más, para los clientes este es un producto básico y cada céntimo de más lo notan", lamenta.

Pero la energía no es el único coste fijo que se ha disparado. "Los proveedores tienen muchos productos frescos y congelados en grandes neveras que implican un gran consumo. Eso también se nota. Y la harina ha subido 6 céntimos (por kilo), lo que supone una subida histórica... y eso que la de este año no ha sido una mala cosecha de trigo", cuenta Eva, quien todavía está amortizando los hornos en los que invirtió tras la crisis de 2008: "Si entonces no los hubiese comprado junto a un equipo de energía reactiva, ahora tendría que cerrar".

"La verdad -valora la profesional- es que en una crisis como esta no tenemos ni el recurso de hacer horas extra a tope, que como autónomos podríamos, porque si por ejemplo hago un horno de pizzas, este me daría unos ingresos de 100 euros, mientras el coste de la luz sería incluso superior. No puedo producir más ni inventar nuevos productos, así una pierde las ganas y la ilusión de innovar con nuevos productos".

También Jorge Sanz, presidente de la asociación provincial de panaderos de Teruel, nota ese evidente aumento en los costes de producción, si bien en su caso todavía no se reflejan en los tickets que expide en sus seis tiendas. En cualquier caso, recuerda que el impacto de la factura oscila en función del tipo de contrato que se tenga con la comercializadora: "Esa es la clave. Si el dueño de la tienda o el obrador había negociado contrato con un techo, se va a llegar hasta ese techo y nada más. Te lo facturan, pero luego te lo devuelven. Pero quienes no tengan ese tipo de contrato, sí que lo están notando en gran medida".

El portavoz de los panaderos turolenses considera que, en cualquier caso, "todos los costes fijos están encareciéndose, desde las materias primas, hasta el combustible, pasando por todos los suminstros".

El café, ¿el próximo en subir?

Otro sector cercano al consumidor en el que la electricidad es un bien básico es el de la hostelería. Los establecimientos encienden sus luces a primera hora de la mañana y las apagan ya de noche. Y entretanto se han servido bocadillos calientes, cafés, tortillas... productos para cuya elaboración es precisa maquinaria industrial, que en caso de funcionar con gas tampoco se libran del tarifazo.

"Por ahora no se han movido los precios, aunque a medio plazo, hacia el año que viene, es bastante posible que lo veamos", valora José Luis Sanz, miembro de la asociación de Cafés y Bares. "La luz influye, pero en realidad estamos ante un sumatorio de alzas en todos nuestros gastos. Se ha incrementado en 1,5 euros el precio del kilo del café, el aceite de girasol, la cerveza... y la electricidad, claro. No es descabellado que a principios del próximo año los establecimientos hosteleros comiencen a reflejar esta situación a nivel de barra", asevera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión