tribunales 

González Laya declara en Zaragoza que la llegada de Gali fue "conforme a la ley"

La exministra de Asuntos Exteriores se ha acogido a la Ley de Secretos Oficiales para no responder algunas de las preguntas que le han formulado en la Ciudad de la Justicia en relación con la llegada del líder saharaui Brahim Gali a la Base Aérea de Zaragoza el pasado 18 de abril.

González Laya comparece en Zaragoza por el caso Gali.
González Laya comparece en Zaragoza por el caso Gali.
Guillermo Mestre

La exministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha declarado en Zaragoza que la llegada de Brahim Gali a España fue "conforme a la ley". Así lo ha asegurado a los medios de comunicación tras declarar ante el juez Rafael Lasala, titular del Juzgado de Instrucción 7 de la capital aragonesa, como investigada sobre el caso Gali, el líder del Frente Polisario que llegó el pasado 18 abril a la Base Aérea de Zaragoza para que le atendieran de la covid severa que padecía en el hospital de Logroño.

Al salir de declarar, González Laya ha dicho que en su declaración ante el juez ha afirmado que la llegada de Brahim Gali a España se hizo "conforme a la ley", y que se ha acogido a la Ley de Secretos Oficiales para no responder algunas de las preguntas que le han formulado. 

En una declaración muy sucinta para los medios de comunicación tras una hora de manifestación ante el juez Rafael Lasala como investigada, la ex ministra González Laya ha señalado que ha venido a declarar con "trasparencia", "mucha tranquilidad" y con el fin de "aportar todas las explicaciones que puedan ayudar al juez para que llegue pronto a la conclusión, que ha guiado siempre mi actuación en este caso". 

La exministra fue muy contundente: "Se ha actuado en este caso conforme a la ley. Esto es lo que he querido transmitir y espero que el juez lo retenga y lo haga pronto. Este es un poco el espíritu con el que he querido comparecer hoy ante él", ha añadido. "Su entrada se hizo conforme la ley y y espero que el juez llegue a la misma conclusión", ha incidido la exministra, que no ha querido contestar a las preguntas de los medios sobre la llegada del líder saharaui a la Base Aérea de Zaragoza, camino del hospital de Logroño. 

Por su parte, los dos letrados de la acusación particular (Juan Carlos Navarro) y de la acción popular (Antonio Urdiales) criticaron la actuación de la exministra al no haber querido responder las preguntas que ellos presentaron, González Laya se limitó a contestar a las cuestiones formuladas por la Fiscalía y el juez Rafael Lasala. Asimismo, han incidido a la salida en que la actuación de la exministra queda bajo el amparo de la ley de secretos oficiales y de la decisión de una reunión de un Consejo de Ministros en 2010 que le permite no facilitar toda la información que le requieran. 

   

"Buenos días", ha saludado la exministra a su entrada en la sala 10, acompañada por la abogada del Estado, María del Mar González Bella, dos jóvenes asistentes y un responsable de la Abogacía del Estado en Aragón. Ha esperado en la habitación adjudicada en la Ciudad de la Justicia y ha bajado en un ascensor hasta la entrada en la Sala 10. La exministra ha evitado hacer declaraciones a los medios de comunicación que la esperaban a la entrada de los juzgados, pero sí lo ha hecho a la salida.

Antes que González Laya prestó declaración como testigo el secretario técnico de Asuntos Exteriores, José María Muriel Palomino, encargado de preparar la llegada de los diplomáticos a los aeropuertos o bases aéreas en España. Entró a las 12.30 a prestar declaración y su declaración apenas duró quince minutos, porque a las 12.47 ya había salido.

En su escueto testimonio, detalló que no conocía la operación de la llegada de Brahim Gali a España, que se produjo la tarde del domingo 18 de abril, y tampoco conocía la conexión entre España y Argelia para la comunicación de los diplomáticos. Su presencia apenas tuvo repercusión para los abogados de la acusación, Antonio Urdiales y Juan Carlos Navarro.

Muriel no quiso hacer declaraciones a la salida de la sala 10, donde testificó. Aunque el abogado Antonio Urdiales, de la acción popular, destacó la importancia de conocer el formato de cómo se preparaba la llegada de los diplomáticos extranjeros a España, y aunque Muriel era responsable de ello, no estaba operativo el pasado domingo 18 de abril para la llegada de Brahim Gali a la Base Aérea de Zaragoza.

La declaración de la exministra de Asuntos Exteriores ha supuesto un gran despliegue de medios de comunicación de todo el país a la Ciudad de la Justicia.  

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión