Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Cuatro afectados por turalemia tras manipular cangrejos en el río Jalón

Se encuentran en tratamiento y mejorando de una enfermedad que les generó fiebre, afectación general y respiratoria en algún caso y lesiones ulcerosas con supuración en las manos y adenopatías axilares.

Cangrejo de río
Cangrejo de río
DAVID GERKE/WIKIPEDIA

Cuatro amigos que habían pescado o manipulado cangrejos atrapados en el río Jalón, en el entorno de Cetina (Zaragoza), han sufrido un brote de infección bacteriana, sospechosa de tularemia ulcero-ganglionar.

La tularemia es una infección zoonótica provocada por un cocobacilo intracelular gram negativo, Francisella tularensis, un agente muy virulento, altamente transmisible y ampliamente distribuido, informa el Boletín Epidemiológico Semanal de Aragón.

Los cuatro infectados presentaron fiebre, afectación general y respiratoria en algún caso y lesiones ulcerosas con supuración en las manos y adenopatías axilares que empezó a los 3-5 días de la exposición a los cangrejos, aunque ninguno ha necesitado hospitalización y evolucionan bien y con tratamiento antibiótico.

Los servicios sanitarios tomaron muestras de los exudados y serología para su análisis en el Centro Nacional de Microbiología.

Las manifestaciones clínicas y la gravedad de esta infección, de la que en Europa no se ha documentado transmisión de persona a persona, varían dependiendo de la vía de transmisión y, aún con tratamiento, puede llegar a una tasa de letalidad del 2 %.

Hay una gran diversidad de reservorios, vectores y condiciones medioambientales implicados en la transmisión de tularemia y en Europa presenta su mayor incidencia en algunos países escandinavos.

En España no se habían notificado casos humanos hasta 1997, si bien, a posteriori se demostró transmisión anterior a esa fecha.

Los mayores brotes se dieron en Castilla-León en 1997 y 2007, con más de 500 casos en cada uno; el primero por contacto con liebres y el segundo tras una plaga de topillos infectados.

En 1998 se identificó un brote en Cuenca por manipulación de cangrejos de río, con 19 casos.

En Aragón, de confirmarse la etiología del brote de los cuatro amigos, notificado a Salud Pública la semana pasada, sería el primero detectado por F. tularensis, aunque en 2014 y 2016 se comunicaron dos casos en Zaragoza, uno con antecedente de exposición a picadura de garrapata y otro tras contacto con animales.

No hay vacuna disponible frente a estas infecciones, por lo que se recomienda evitar beber agua superficial no tratada, protegerse de picaduras de artrópodos, evitar contacto con animales muertos y utilizar guantes al manipular animales salvajes, especialmente en el desollado de liebres y conejos y la captura o lavado de cangrejos de río, cocinar bien la carne de caza y manipular las muestras biológicas potencialmente contaminadas de F. tularensis en laboratorios con nivel 3 de bioseguridad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión