Aragón
Suscríbete

Los balnearios de Huesca y Teruel tendrán bonos con un descuento del 40% a fin de mes

DGA y las diputaciones provinciales pondrán 200.000 euros, mientras los de Zaragoza cuentan con una ayuda directa de 400.000 euros.

Vista aérea del Balneario de Ariño, en Teruel.
Vista aérea del Balneario de Ariño, en Teruel.
Balneario de Ariño

Los cuatro balnearios de Huesca y Teruel dispondrán finalmente de bonos con un descuento del 40% para atraer clientes gracias al respaldo económico del Gobierno de Aragón y de sus respectivas diputaciones provinciales. Los establecimientos se encargarán directamente de gestionar las bonificaciones, que se activarán entre la última semana de agosto en el caso de Panticosa y Vilas del Turbón y principios de septiembre en Ariño y Manzanera.

Cada centro termal contará con 50.000 euros aportados al 50% por la administración autonómica y provincial para hacer los descuentos a los clientes hasta que se agote la partida. Su vigencia se alargará tres meses, hasta el 30 de noviembre, ya que se requerirá después de un plazo para poder justificar esta subvención por parte de las intervenciones de las diputaciones antes de que acabe el ejercicio. En total, el dinero disponible alcanza los 200.000 euros, pero está por ver si se agotará al estar condicionada a la demanda.

El acuerdo alcanzado con la Asociación de Balnearios de Aragón ofrece un abanico de opciones para los interesados, dado que el bono servirá para estancias de entre dos y cinco días en régimen de pensión completa. Los paquetes diseñados incluirán tratamientos de agua.

Las estimaciones apuntan a que se podrían subvencionar más de 3.500 estancias si se consumen las partidas dispuestas. En todo caso, supone todo un balón de oxígeno para un sector especialmente castigado por la pandemia, dado que no ha contado con el programa de termalismo del Imserso, clave para la viabilidad de los establecimientos de toda España.

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, destacó a mediados de julio, cuando se aprobó la partida en el pleno de la institución, que estos bonos multiplicarán la actividad económica. "Si pagamos un 40%, se multiplican por 2,5 porque el resto lo asumen quienes se desplazan allí", dijo.

Esta opción fue finalmente descartada por la Diputación de Zaragoza, que optó en julio por aprobar una ayuda directa a los establecimientos de la provincia cuya cuantía va en función del número de empleados. Para ello, se cuenta con un montante de 400.000 euros, de los cuales 250.000 pondrá la DGA, que ha ampliado su aportación. Los complejos que abran todo el año percibirán 50.000 euros si tienen hasta un máximo de 25 trabajadores y 100.000 a partir de 25.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión