Aragón
Suscríbete por 1€

Aragón triplica la importación de residuos en 13 años y ya representa el 60% del total

La DGA explica que la mayoría del material se recicla para fabricar papel, metal, vidrio y tableros de madera. La eliminación de basura industrial se multiplica por cuatro desde 2009.   

Evolución de los residuos no peligrosos gestionados en Aragón.
Evolución de los residuos no peligrosos gestionados en Aragón.
HA

Aragón ha triplicado la importación de residuos no peligrosos en los últimos 13 años hasta el punto de que ya representan casi el 60% del volumen total gestionado. Fuentes oficiales de la DGA explican que la mayor parte llega de otras autonomías y países para su reciclaje, ya que es la imprescindible materia prima para la producción de papel por la puntera industria aragonesa del sector y de metal, vidrio y tableros de madera por compañías igualmente señeras de Zaragoza y Teruel.

Para hacerse una idea del potencial de estas grandes empresas, la Comunidad solo recibía 1,4 millones de toneladas en 2006, pero su aportación ha crecido de forma sostenida hasta sumar 4,3 millones en el último año del que hay datos oficiales en la DGA, 2019, para poder afrontar su producción. "Sin su necesidad de valorización para su cadena no se explicarían estos datos, porque se trata de grandes plantas de reciclaje con capacidades muy grandes y que son líderes europeas en su sector", señalan.

El grueso de esos 4,3 millones de toneladas de residuos va a la industria del papel. En concreto, más de la mitad de esta cantidad alimenta las plantas de reciclaje de Saica en el Burgo de Ebro, de Europac en Alcolea de Cinca y de otras tres más pequeñas con una producción muy inferior. "Con los papelotes que acaban en el contenedor azul en Aragón solo se podría garantizar sus necesidades para producir cinco o seis días al año, por lo que deben pagar para traer residuos de España y de países europeos", explican desde la Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental.

Le sigue la importación de chatarra férrica, como son los automóviles, las estructuras metálicas de la construcción o los electrodomésticos. La planta siderúrgica de Megasa, la antigua Arcelor-Mittal ubicada en el polígono de reciclado de Zaragoza, se alimenta exclusivamente de residuos y tiene que comprarlos incluso fuera de Europa para poder alimentar sus hornos. Ycada año consume varios cientos de miles de toneladas que Aragón no le puede garantizar.

Por volumen también son reseñables otras dos industrias destacadas en la valorización de residuos industriales no peligrosos: Sant Gobain-Vicasa y Utisa. La primera, enclavada a la salida de Zaragoza por la autovía de Teruel, sostiene un gran porcentaje de su producción de vidrio con el reciclaje de calcín, lo que le permite ahorrar mucha energía y materia prima. En su caso, el suministro le llega de España.

Por su parte, Utisa es un referente nacional en la producción de tableros de madera y poco a poco ha ido sustituyendo la fabricación a base de troncos de pino de los bosques de Albarracín por residuos de madera nacional y de los puntos limpios de Francia.

Al mismo tiempo, la generación de residuos en Aragón ha tenido un claro descenso en el mismo periodo, que en la DGA achacan fundamentalmente a la paulatina caída de la producción de la central térmica de Andorra hasta su apagón final hace poco más de un año. Sus cenizas representaban una sustancial aportación, un 19,2% del total de Aragón en 2019.

Efecto llamada

En paralelo, el volumen de residuos industriales que no se valoriza y se envía al vertedero para su eliminación ha crecido de forma exponencial en tan solo una década. Con la misma estadística oficial de la Dirección General de Cambio Climático se aprecia que en 2009 acababan en la planta de Rinza, junto a la carretera de Castellón, 183.954 toneladas, y que en 2019 ya eran 765.957 toneladas. Es decir, se ha cuadruplicado con creces.

Fuentes del sector del reciclaje indican a este diario que en semejante incremento ha influido el "efecto llamada", dado que Aragón cobra menos a las empresas por eliminar sus residuos que las comunidades limítrofes. Las citadas fuentes de la DGA admitieron que se da este fenómeno, pero estimaron que la aportación rondaría las 100.000 toneladas y el resto se explica por la recuperación de la producción industrial. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión